Diario 5330 23.07.2018 | 10:23
Hosteltur: Noticias de turismo

Thomas Cook y la familia Fierro invertirán 5.000 millones en Cádiz

12 noviembre, 2001
Thomas Cook ha preparado ya su desembarco en el mercado turístico español. El segundo mayor grupo de este sector en Europa se ha asociado con la familia Fierro March para construir un hotel en Cádiz y planea también invertir en otro establecimiento que se construirá en Motril (Granada).
Thomas Cook ha preparado ya su desembarco en el mercado turístico español. El segundo mayor grupo de este sector en Europa se ha asociado con la familia Fierro March para construir un hotel en Cádiz y planea también invertir en otro establecimiento que se construirá en Motril (Granada). Ambos hoteles, que se comercializarán con la marca Club Aldiana, forman parte de un proyecto inversor del mayorista alemán que prevé la entrada en el capital de grupos hoteleros españoles a través de la empresa Inversora de Hoteles Vacacionales (Inhova), en la que participa junto a las cajas de ahorro Sa Nostra (Baleares), Ibercaja (Aragón) y Caixa Galicia. Tres de los principales directivos de Thomas Cook aseguraron el sábado pasado que su empresa crecerá en capacidad hotelera en España en los próximos tres años. Para ello, el mayorista invertirá hasta 10.000 millones de pesetas (60,10 millones de euros) en la construcción de dos hoteles de 600 habitaciones en Motril (Granada) y La Alcaidesa (Cádiz). Este último hotel lo construirá junto a la familia Fierro March, quien aportará el 75% de la inversión, unos 3.750 millones de pesetas (22,54 millones de euros). Según el vicepresidente ejecutivo de contratación y el director general de contratación, Lothar Buss y Peter Wennel, respectivamente, el crecimiento hotelero en España también se realizará a través de Inversora de Hoteles Vacacionales (Inhova), la sociedad que tienen con las cajas de ahorro de Baleares (Sa Nostra), Aragón (Ibercaja) y Galicia (Caixa Galicia) en la que controlan un 40% del capital. "Estaríamos dispuestos a entrar en inversión en hoteles a cambio de una reducción de garantías financieras en la contratación de plazas hoteleras", aseguró Peter Wennel. A juicio de este directivo, los grupos hoteleros en los que podrían invertir se encuentran preferentemente en las zonas del litoral mediterráneo de la Península, especialmente en Alicante y algunas zonas de la Costa del Sol. Se trata en ambos casos de áreas en las que el turismo británico es mayoritario, un mercado en el que Thomas Cook (antes Condor & Neckermann) entró el año pasado con la adquisición del mayorista británico Thomas Cook a su anterior propietario, el grupo turístico alemán TUI, después de que el comisario europeo de Competencia, Mario Monti, obligase a TUI a vender Thomas Cook para autorizarle la compra de Thomson. Thomas Cook ha puesto en marcha un plan de futuro con el que espera reducir sus costes del próximo ejercicio en 530 millones de euros (88.184,58 millones de pesetas). Entre otras medidas "el grupo turístico ajustará las capacidades ofrecidas en los respectivos mercados a la demanda correspondiente y, mediante una mejor ocupación de estas capacidades reducirá los costes", asegura el presidente del touroperador, Stefan Pichler. En esa línea el director general de contratación para España, Hans Müller aseguró que "intentaremos reducir la cuantía de la garantía financiera que nos exigen los hoteleros" para reservar cupos de habitaciones. Según Müller, la demanda de alojamiento en hoteles españoles "está cayendo en el Reino Unido", por lo que no "es normal que se nos exija la garantía a la hora de la contratación". De hecho Müller indicó que la tendencia actual entre los touroperadores británicos es la de eliminar esas cantidades a cuenta por la reserva de habitaciones. Según el vicepresidente ejecutivo de contratación de Thomas Cook, Lothar Buss, el grupo invierte al año 140 millones de marcos alemanes (11.900 millones de pesetas, 71,52 millones de euros), de los que entre un 80% y un 90% (de 9.520 millones de pesetas a 10.710 millones de pesetas) corresponden a las garantías ofrecidas a los hoteleros españoles. En opinión de los directivos del grupo alemán, que hasta octubre de 2000 sumó una cifra de negocio de 17.000 millones de marcos (1,445 billones de pesetas, 8.660 millones de euros) sólo el 10% de las plazas de hoteles españoles cuentan con contrato de garantía. Según Stefan Pichler las reservas de la temporada de invierno están un 12% por debajo en el conjunto del grupo, mientras que en las de hoteles de Baleares la caída del turismo alemán ha tocado fondo y comenzará a repuntar próximamente, según indicó el vicepresidente ejecutivo de contratación, Lothar Buss. (Gabriel González, diario Cinco Días, 12/11/01)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.