Diario 5323 15.07.2018 | 23:38
Hosteltur: Noticias de turismo

Iberia gana un 41 por ciento menos que en el mismo período del año anterior

13 noviembre, 2001
Los resultados del Grupo Iberia durante el tercer trimestre de 2001 todavía no reflejan el verdadero alcance de la crisis de esta industria a raíz de los sucesos del 11 de septiembre, asegura la aerolínea en un comunicado de prensa.
Los resultados del Grupo Iberia durante el tercer trimestre de 2001 todavía no reflejan el verdadero alcance de la crisis de esta industria a raíz de los sucesos del 11 de septiembre, asegura la aerolínea en un comunicado de prensa.Durante este período, y a pesar de los efectos negativos en el tráfico y en las reservas producidos en las últimas semanas de septiembre, el margen de EBITDAR sobre ingresos de explotación fue del 17,6 por ciento, similar al del año anterior y el margen de explotación sobre ingresos también fue positivo en un 4,1 por ciento. Durante el tercer trimestre los resultados netos consolidados ascendieron a 135 millones de euros, un 9,1 inferiores a los alcanzados en el tercer trimestre de 2000, período en el que se registró la plusvalía por la venta de una parte de la participación de Amadeus. En el tercer trimestre de este año se ha contabilizado también un ajuste del Impuesto de Sociedades definitivo del ejercicio 2000 que ha supuesto una mejora patrimonial y ha aumentado los resultados en 97 millones de euros. Los resultados de explotación del trimestre, por su parte, fueron 52,9 millones de euros, un 41,9 por ciento inferiores a los del mismo trimestre del año anterior como consecuencia del proceso de desaceleración económica, la huelga de pilotos del pasado mes de julio y los efectos de los sucesos del 11 de septiembre. Los datos acumulados a los nueve primeros meses del año reflejan unos ingresos de 3.645 millones de euros, un 9,6 por ciento más que el año anterior y unos gastos de 3.608 millones de euros, un 10,6 mayores que los del mismo período del año anterior. El beneficio de explotación ha ascendido a 36,7 millones de euros frente a los 62,3 millones de euros registrados en los primeros nueve meses de 2000, lo que supone un descenso del 41 por ciento. Por su parte, el resultado neto consolidado de este período fue de 141,4 millones de euros, un 11 por ciento inferior a los 159 millones de euros conseguidos en 2000. El trimestre que resta para concluir la actividad del ejercicio reflejará los efectos de la actual crisis, con una previsión en la caída de los ingresos que probablemente produzca un resultado de explotación negativo para el conjunto del año 2001. De hecho, el mes de octubre ha registrado una caída de la demanda de casi un 8 por ciento sobre el mismo mes del año anterior, siendo especialmente relevante en el tráfico de negocios, donde la caída ha sido del 25 por ciento. Este descenso es también significativo en los mercados internacionales de la compañía, con caídas del tráfico total del 6 por ciento en Europa y del 10,4 por ciento en el largo radio. Por su parte, la caída en el tráfico doméstico ha sido del 3,8 por ciento. Como consecuencia de la disminución de la demanda y de los menores ingresos unitarios, los ingresos del pasaje del mes de octubre son un 7,5 por ciento inferiores al mes de octubre del año anterior. Esta tendencia de reducción de ingresos es probable que se extienda a lo largo de la mayor parte del próximo año, lo que hace imprescindibles las medidas anticrisis que está tomando la empresa para evitar los resultados negativos. La compañía Iberia ha puesto en marcha un plan anticrisis destinado a hacer frente a la reducción de la demanda y al incremento de costes provocado por los acontecimientos del pasado 11 de septiembre. Dicho plan contempla los siguientes puntos: La oferta para esta temporada de invierno se ha reducido en un 11 por ciento, con el fin de adecuar el programa de vuelos a las nuevas perspectivas del mercado y evitar un costoso desequilibrio entre oferta y demanda. Dentro de la red intercontinental, este plan supone la supresión de los vuelos directos Barcelona-Nueva York, y su sustitución por los vuelos vía Madrid. No se suprime ninguna otra ruta intercontinental pero sí se reducen frecuencias en los vuelos con Río de Janeiro, Santiago de Chile o Caracas. En la red internacional de corto y medio radio, se suprimen los vuelos a Túnez, y se suprimen los vuelos directos de Madrid a Hamburgo, Stuttgart y Atenas, que se siguen ofreciendo vía Barcelona. Además se reducen frecuencias en los vuelos con Tel Aviv, El Cairo y Estambul, entre otros. Y en el mercado nacional se ha reducido alguna frecuencia en vuelos con las islas, entre otras. Iberia ha cancelado anticipadamente los acuerdos de wet lease que mantenía con las compañías Air Europa y Air Atlanta. La primera afecta a seis aviones Boeing 757 con sus tripulaciones, que realizaban vuelos nacionales, y la segunda a dos Boieng 747 y sus tripulaciones, destinados a vuelos intercontinentales y con Canarias. Retraso en la entrega de aviones nuevos. La compañía ha decidido aplazar las entregas de nuevos aviones previstas para el año 2002, en concreto tres Airbus A340, cinco A321 y once A320. Asimismo, se han retirado de los dos Boeing 767 que la compañía tiene en alquiler y está previsto adelantar la retirada de los seis Airbus 300 en propiedad de la compañía. La compañía va a presentar un expediente de regulación de empleo, no traumático y sobre el que espera llegar a un acuerdo con los sindicatos, que afectará a algo menos del 10 por ciento de la plantilla. Esta medida, que la compañía hubiera deseado evitar, es ineludible si se quiere garantizar la continuidad del resto de empleos. La compañía prevé ahorrar con las medidas contempladas en un plan de ahorro de gastos 9.000 millones de pesetas el año 2002 y 18.000 millones en el 2003. (HOSTELTUR)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.