Sobrevivir a los turoperadores

Los hoteleros deben reducir su dependencia a los turoperadores aprovechando el camino abierto por las nuevas tecnologías". Esta una de las principales recomendaciones que ha hecho el experto en implantación de sistemas, explotaciones hoteleras y estudios de calidad y también profesor, Miguel Hernández, al sector de la hotelería balear para capear las presiones de los grandes grupos turísticos.

Los hoteleros deben reducir su dependencia a los turoperadores aprovechando el camino abierto por las nuevas tecnologías". Esta una de las principales recomendaciones que ha hecho el experto en implantación de sistemas, explotaciones hoteleras y estudios de calidad y también profesor, Miguel Hernández, al sector de la hotelería balear para capear las presiones de los grandes grupos turísticos. A juicio del experto, "los empresarios no pueden esperar a que vengan las mayoristas a comprar su oferta, tiene que salir a vender y buscar otros mercados". "Uno de los grandes retos del futuro", pasa, en opinión de Hernández, "en neutralizar la expansión de los turoperadores low coast, en la medida de que éstos puedan influir de forma negativa en las pequeñas empresas". Ante este panorama, ve necesario "la inmersión total de los establecimientos en las nuevas tecnologías". "Tienen que bucear en la red y aprovechar el amplio abanico comercial que ofrece Internet y los medios de comunicación como elementos de lanzamiento, desarrollo de los productos, tanto dentro de nuestras fronteras como en los mercados internacionales", apostilla el profesor Hernández. De esta forma, agrega el experto, "se evitará la concentración de monopolios y se evitará estrangular las cuentas de resultados de las pequeñas empresas". En este sentido, tiene claro que "con la oferta hotelera y la calidad con la que cuenta Baleares, los comerciales tienen que salir fuera a exponer sus productos, en busca de otro segmento del mercado que no recaiga en los tradicionales mecanismos de los turoperadores". Por otro lado, Miguel Hernández ha alertado de la necesidad de mejorar las infraestructuras, transportes y servicios públicos así como la diversificación de la oferta complementaria de ocio como garantía para el futuro turístico de las Islas. "Estamos ante una las temporadas invernales más difíciles de los últimos años. Aún en épocas críticas se deja notar más el eterno problema de la estacionalidad", explica Hernández, quien lanza un serio llamamiento a las administraciones y empresarios para que apuesten por la creación de parques temáticos y potencien los recursos naturales y culturales. "El turista que nos visita en invierno se aburre, se queja de no encontrar atractivos que combatan su apatía y falta de entretenimiento", concluye. El experto pone de relieve que "Baleares debe de contener su crecimiento y anular los productos de poca calidad y en la medida de lo posible las ofertas". "Hoy la calidad es muy importante, pero por encima de todo están los mercados emisores que entran en la globalización que se está produciendo y que nos obliga a contemplar el turismo desde un ámbito más amplio, no sólo desde España o Baleares, sino hacia Europa y el resto del mundo", afirma Hernández. (C. Díaz, diario El Mundo-El Día de Baleares, 15/01/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.