Diario 5407 22.10.2018 | 00:51
Hosteltur: Noticias de turismo

Las ventas de viajes hacia España de los cinco grandes turoperadores británicos caen un 37,2 por ciento en enero

17 enero, 2002
Las ventas de viajes hacia España de los cinco grandes turoperadores británicos presentaban el pasado 7 de enero una caída del 37,2 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, según asegura el presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de Cataluña, Joan Molas.
Las ventas de viajes hacia España de los cinco grandes turoperadores británicos presentaban el pasado 7 de enero una caída del 37,2 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, según asegura el presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de Cataluña, Joan Molas. Molas, que intervino ayer en la conferencia "La industria hotelera: los efectos colaterales del 11-S", organizada por Ernst & Young y la Confederación Empresarial Hotelera de Mallorca, resaltó que en años normales, entre el 45 y el 50 por ciento de las ventas de estos turoperadores se realizan antes de las Navidades, y sin embargo, el 7 de enero sólo se había vendido un 11 por ciento. En cuanto a Alemania, resaltó que el nivel de ventas había caído un 38 por ciento. Por ello, se mostró "moderadamente pesimista" respecto a los resultados que puede obtener el sector hotelero en 2002. En concreto, Molas habló sobre su zona de influencia y diferencio claramente Barcelona y Cataluña. Respecto a Barcelona destacó que se espera el crecimiento del número de turistas "que no de la rentabilidad" ya que la Ciudad Condal va a acoger diferentes actos este año, por lo que se prevé que pase de los 8,1 millones de pernoctaciones obtenidas en 2001 a 8,4 millones en 2002 y se alcancen los 3,6 millones de visitantes. Asimismo, Molas destacó que un periodo de cinco años la ciudad pasará de tener 7.500 plazas a un total de 9.000. En cuanto al resto de las zonas turísticas de Cataluña, el presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de Cataluña se mostró "moderadamente pesimista". Por su parte, el presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, Jesús Gatell, reconoció la caída de la actividad de hasta el 35 por ciento en los hoteles de la capital, aunque se mostró "optimista" respecto a las perspectivas para 2002. "Creemos que a partir de 2002 la ciudad alcanzará las cotas de ocupación registradas en los últimos años", dijo. Sin embargo, se mostró preocupado por la falta de equilibrio entre la oferta y la demanda, y destacó que Madrid tendrá más de 14.000 nuevas plazas en dos años que "no van a ser asumidas por el mercado lo que puede ser muy negativo para el sector", explicó. Por ello, pidió que las administraciones "hagan sus deberes" y doten los presupuestos de forma adecuada para realizar la promoción. "Necesitamos más dinero para promoción", añadió. Gatell hizo, asimismo, referencia a los últimos datos del IPC dados a conocer por el Gobierno, sobre los que dijo que "el Ejecutivo no puede acusar a este sector de inflacionistas, teniendo en cuenta que la participación de los hoteles en la cesta del IPC supone un 5,3 por mil. De hecho, los hoteles de Madrid disminuyeron un 0,5 por ciento sus precios en la última década", añadió. En cuanto al vicepresidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, Ignaci Esteve, se mostró "pesimista" ante la situación que está atravesando el sector hotelera en la isla, donde el mercado alemán "ha caído en torno al 15 por ciento y el británico un 1 por ciento", resaltó. "Las administraciones tienen que ser conscientes de que los empresarios por sí solos no pueden competir en el exterior", dijo Esteve, quien añadió que "el Gobierno tiene que ser más consciente de lo que significa la industria turística para el país y de que debería darle realmente la importancia que merece". Asimismo, dijo que "en Baleares el sector es muy consciente de la situación que está atravesando, que no sólo es consecuencia de los atentados, sino de la incertidumbre económica que existe en los principales países emisores". En este acto, también participó el director general de Turespaña, Germán Porras, que señaló que el sector hotelero español "dispone de recursos para afrontar la situación actual" y que "un tercio de la capacidad hotelera española está en destinos no españoles". "Este sector ha sabido capear situaciones más difíciles que la que actualmente vive", dijo Porras, quien añadió que "esta situación es coyuntural, no estructural".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.