Diario 5409 23.10.2018 | 18:05
Hosteltur: Noticias de turismo

España: La cadena Orient Express oficializa la compra del complejo hotelero mallorquín "La Residencia"

21 febrero, 2002
La cadena hotelera Orient Express anunció ayer la compra del complejo hotelero "La Residencia", ubicado en el término municipal de Deià, en la isla balear de Mallorca, que era propiedad de Virgin Hotels, del magnate británico Richard Branson, propietario igualmente de la finca de Son Bunyola, en el municipio de Banyalbufar y que también está en venta.
La cadena hotelera Orient Express anunció ayer la compra del complejo hotelero "La Residencia", ubicado en el término municipal de Deià, en la isla balear de Mallorca, que era propiedad de Virgin Hotels, del magnate británico Richard Branson, propietario igualmente de la finca de Son Bunyola, en el municipio de Banyalbufar y que también está en venta. De momento no se ha detallado el importe que se ha desembolsado por el hotel, si bien el coste de "La Residencia", el de otro establecimiento hotelero en Gran Bretaña y el de una cadena de restaurantes de estilo parisino, que también ha adquiridor Orient Express, ha sido de 40 millones de dólares (más de 40 millones de euros). No obstante, la operación sobre la compra de La Residencia puede oscilar entre los 18 y 24 millones de euros (3.000 y 4.000 millones de pesetas) ya que Branson lo puso a la venta con un precio inicial en el mercado de 27 millones de euros (unos 4.500 millones de pesetas) . El complejo de La Residencia, que se abrió en 1984, es uno de los 100 mejores hoteles del mundo. Concretamente, ocupa el puesto número 89 de la «Best of the Best list» (ranking de lo mejor de lo mejor). Desde hace meses estaba a la venta, pero finalmente ha sido la cadena Orient Express la que lo ha adquirido. En Gran Bretaña, el hotel ubicado en Deià gozaba también de una gran reputación. Los lectores de una prestigiosa revista lo habían escogido como el decimotercer mejor hotel del mundo fuera de las Islas Británicas. "La Residencia", construida entre los siglos XVI y XVII, tiene un total de 63 habitaciones que están distribuidas en: 37 habitaciones dobles, 8 individuales, 15 suites juniors, y otras 3 suites con piscina privada. Todas las habitaciones están construidas y decoradas en el «más puro estilo mallorquín», indicaron fuentes de la cadena hotelera que ha adquirido el complejo. El acuerdo alcanzado con Virgin Hotels también incluye el traspaso de dos restaurantes de lujo -El Olivo y Son Fony-. El primero ha sido designado como uno de los mejores restaurantes de España, mientras que Son Fony ofrece una «cocina tradicional mallorquina, basada en la dieta mediterránea, en un ambiente informal». El complejo dispone también de dos piscinas exteriores y unos jardines con espectaculares vistas «durante los 300 días que se puede disfrutar el sol en la zona». También tiene un acceso a una cueva «apta para nadar o bucear», y dos pistas de tenis. En cuanto a las instalaciones interiores hay habilitado un gimnasio, una piscina cubierta, un jacuzzi, una sauna así como un salón de belleza. (G. Pico / Ch. Miller, diario El Mundo-El Día de Baleares, 21/02/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.