Diario 5354 21.08.2018 | 08:39
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Aena obtuvo un beneficio neto de 103,3 millones de euros el año pasado

28 febrero, 2002
Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), entidad pública gestora de los 47 aeropuertos españoles de interés general, obtuvo un beneficio neto de 103,3 millones de euros (17.187 millones de pesetas) en 2001, un 4,5 por ciento menos que en el ejercicio anterior debido al impacto de los atentados del 11 de septiembre y a la ralentización general de la economía, según informó el director general de Aena, Pedro Argüelles.
Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), entidad pública gestora de los 47 aeropuertos españoles de interés general, obtuvo un beneficio neto de 103,3 millones de euros (17.187 millones de pesetas) en 2001, un 4,5 por ciento menos que en el ejercicio anterior debido al impacto de los atentados del 11 de septiembre y a la ralentización general de la economía, según informó el director general de Aena, Pedro Argüelles. Los resultados se sitúan, aproximadamente, un 6 por ciento por debajo de las previsiones de la entidad pública, que esperaba a principios del ejercicio 2001 un beneficio neto de 109,5 millones de euros (18.219 millones de pesetas). Según explicó Argüelles, los atentados terroristas del 11 de septiembre tuvieron un impacto en las cuentas de la entidad pública de 11 puntos porcentuales, "por lo que si no se hubieran producido, los resultados de Aena se hubieran situado seis puntos por encima de los alcanzados finalmente". Los ingresos de explotación ascendieron a 1.583,8 millones de euros (263.522 millones de pesetas) en 2001, un 9,5 por ciento superiores a los de 2000, y los gastos fueron de 1.361,7 millones de euros (226.567,8 millones de pesetas), un 9,8 por ciento más elevados que en el ejercicio anterior. De esta forma, el resultado de explotación se situó en los 222,1 millones de euros (36.954,3 millones de pesetas), lo que supone un crecimiento del 8 por ciento respecto a 2000. El resultado antes de impuestos fue de 154,7 millones de euros (25.739,9 millones de pesetas) en 2001, un 5,8 por ciento menos que en el ejercicio anterior. Desde 2000, Aena está obligada, como todas las entidades públicas, a abonar el impuesto de sociedades, al que destinó 51,3 millones de euros (8.535,6 millones de pesetas) en 2001. Respecto a las inversiones en 2001, enmarcadas en el Plan de Infraestructuras 2000-2007 del Ministerio de Fomento, Argüelles apuntó que ascendieron a 987,5 millones de euros (164.306,2 millones de pesetas) en 2001, un 78,6 por ciento más en relación a 2000. Las inversiones para 2002 se mantienen conforme a lo previsto y se duplicarán hasta los 2.002,7 millones de euros (333.221,2 millones de pesetas), añadió. En este sentido, el director general de la entidad pública insistió en la necesidad de que las tasas aeroportuarias deben ser suficientes para recuperar los costes e incluso para percibir una "cierta retribución" por el capital invertido. Argüelles aseguró que la situación actual no sólo no permite recuperar los costes, sino que las tasas han bajado en términos reales un 12,5 por ciento en los últimos siete años y que se encuentran entre las más bajas de Europa, según diversos estudios. El incremento del 2 por ciento de las tasas en 2002, que supone un céntimo de euro más por pasajero, no será suficiente para superar éste déficit, apuntó el director general, quien añadió que al margen de las políticas macroeconómicas, se debe entender que si se apuesta por mantener la calidad de servicio y la ampliación de la infraestructuras es necesario contar con la "capacidad financiera que esto requiere". Los aeropuertos españoles fueron utilizados en 2001 por 144,5 millones de pasajeros en 2001, un 2,5 por ciento más que en 2000. El tráfico de aeronaves creció un 2,6 por ciento, hasta los 1,9 millones de vuelos. Las mercancías transportadas a través de los aeropuertos ascendieron a 595.332 toneladas, un 6,5 por ciento menos que en 2000. Según explicó Argüelles, el tráfico de pasajeros registraba una ralentización en los primeros meses de 2001, ya que creció a un ritmo del 4,9 por ciento hasta el 11 de septiembre frente al 9,4 por ciento registrado en 2000. Sin embargo, el impacto de los atentados en Washington y Nueva York provocó una "caída más rápida" del número de pasajeros. No obstante, el director general de Aena destacó que, teniendo en cuenta la evolución de los cinco principales aeropuertos europeos con mayor tráfico de pasajeros, el aeropuerto Madrid-Barajas (que ocupa el quinto puesto) sufrió el menor impacto por los atentados del 11 de septiembre. A diciembre de 2001, Londres-Heathrow registraba un descenso en el número de viajeros del 6,8 por ciento; París-Charles de Gaulles del 8,9 por ciento; Francfort del 7,9 por ciento; Amsterdam-Schiphol del 4,6 por ciento y Madrid-Barajas del 4,8 por ciento. Argüelles apuntó que las previsiones de Aena para 2002 apuntan hacia un crecimiento del 3,2 por ciento en pasajeros (por debajo de la banda del 4 y 5 por ciento prevista por Eurocontrol); del 1,2 por ciento en operaciones y del 1,6 por ciento en el tráfico de mercancías. A pesar del descenso de casi el 5 por ciento en enero, Argüelles afirmó que se han registrado "los primeros signos de recuperación en las primeras semanas de febrero". (HOSTELTUR)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.