España: El sector hostelero gallego creció un 50 por ciento en los últimos tres años, según la Cehosga

El sector hostelero de Galicia experimentó un crecimiento de un 50 por ciento desde 1998 hasta el año pasado, de 2.800.000 plazas a 4.500.000, al que se suma un incremento "a mayores" de 2.400 más en los dos últimos años, según el presidente de la Confederación de Empresarios Hosteleros de Galicia (Cehosga), Ovidio Fernández Ojea, quien aseguró que "crecemos cada año".

El sector hostelero de Galicia experimentó un crecimiento de un 50 por ciento desde 1998 hasta el año pasado, de 2.800.000 plazas a 4.500.000, al que se suma un incremento "a mayores" de 2.400 más en los dos últimos años, según el presidente de la Confederación de Empresarios Hosteleros de Galicia (Cehosga), Ovidio Fernández Ojea, quien aseguró que "crecemos cada año". El presidente de los hosteleros gallegos remarcó, en declaraciones a Europa Press, la situación propicia de la que disfruta Galicia en materia de turismo y aseguró que "marca una pauta distinguida", en la que "los hoteles van al unísono con la oferta", con la intención de atraer población flotante. Ovidio Fernández expresó que un incremento desmesurado de las infraestructuras hoteleras perjudicaría a algunos establecimientos ya abiertos y "les podría obligar a cerrar". En este sentido, tachó de "amenaza fuerte" para el sector el concepto de globalización "del que tanto se habla ahora". La oferta variada de la comunidad gallega hace, según el presidente de la Cehosga, que sea el destino prioritario de numerosos turistas aunque, a su juicio, en 2002 se vive un "momento difícil" como consecuencia del cambio de moneda que lleva a muchos a "apretarse el puño de manera preocupante porque no es fácil asimilarlo y los presupuestos no están claros". El empresario consideró, durante una conferencia impartida en la tarde de ayer en Vigo en el marco de las "II Jornadas de Turismo", la ordenación del territorio como la principal línea de actuación para establecer un equilibrio entre el turismo y su influencia en el entorno, ya que considera que "le afecta de manera brutal". Por ello, apuntó como solución al problema establecer un concepto que regule el desarrollo sostenido y moderado, "sin acciones en contra" porque Galicia "tiene un concepto de futuro muy halagador por sus conceptos endógenos" aunque planteó la existencia de un cierto deterioro "por falta de preocupación", puntualizó. Fernández Ojea cree necesario "poner freno a las pegas" y preparar el territorio para el futuro con el fin de que la juventud pueda disfrutar de una mejor calidad de vida en el aspecto social, cultural y ambiental. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.