Diario 5433 21.11.2018 | 07:22
Hosteltur: Noticias de turismo

España: La seguridad en las playas de Ibiza y Formentera en peligro este verano: la falta de presupuesto obliga a reducir los socorristas

3 mayo, 2002
La seguridad de las playas de las Pitiüses (Ibiza y Formentera) cuesta este año casi el doble. Los ayuntamientos de los seis municipios de las Pitiüses tendrán que reducir esta temporada alta la cantidad de socorristas y de lanchas de salvamento, ya que Cruz Roja ha aumentado este año un 40% el coste de estos servicios. El encarecimiento se debe a que esta organización no gubernamental, la más grande del mundo, tiene menos ingresos y, además, ya no cuenta con los objetores de conciencia, que otros años realizaban prácticamente gratis este trabajo.
La seguridad de las playas de las Pitiüses (Ibiza y Formentera) cuesta este año casi el doble. Los ayuntamientos de los seis municipios de las Pitiüses tendrán que reducir esta temporada alta la cantidad de socorristas y de lanchas de salvamento, ya que Cruz Roja ha aumentado este año un 40% el coste de estos servicios. El encarecimiento se debe a que esta organización no gubernamental, la más grande del mundo, tiene menos ingresos y, además, ya no cuenta con los objetores de conciencia, que otros años realizaban prácticamente gratis este trabajo. Ayer por la mañana, representantes de los ayuntamientos de Vila, San José, San Antonio y Formentera acudieron al Consell Insular para pedir a esta institución que aumente la cantidad de dinero que destina a la seguridad en las playas. En un principio, el Consell anunció una subvención que oscilaría entre los 30.120 euros y los 42.160 euros (entre 5 y 7 millones de pesetas). Pero ayer, se notificó a loa ayuntamientos que la subvención será la mínima: 30.120 euros. A esta reunión no acudieron representantes de los ayuntamientos de Santa Eulària y Sant Joan. El coste por cada socorrista, según explicó ayer la Cruz Roja a los representantes municipales, es de 2.406 euros mensuales. El precio de las lanchas de salvamento es de 1.200 euros anuales. Además, los ayuntamientos tendrán que correr, como en años anteriores, con los gastos de manutención y transporte de los socorristas y con el importe del combustible de las lanchas. El concejal de Turismo y de Normalización Lingüística del Ayuntamiento de Eivissa, Maurici Cuesta, calculó que, con los 30.120 euros del Govern que se tendrán que repartir entre todas las entidades municipales, el precio mensual por socorrista podría reducirse hasta un 10%. Cuesta dijo que la capital pitiusa «quizás no pueda contar este año con los siete socorristas y las dos lanchas del verano pasado». Desde que el Pacte Progressista gobierna en las Pitiüses, el Consell Insular nunca había destinado una subvención para la seguridad de los bañistas en las playas. Las dos playas más importantes de Formentera (ses Illetes y Migjorn) y cala Nova, en Santa Eulària, fueron el año pasado las que registraron el mayor número de incidencias, aunque la Cruz Roja reveló que fue una temporada en la que hubo «menos incidencias graves». (J.M.A., diario El Mundo-El Día de Baleares, 03/05/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.