Diario 5384 25.09.2018 | 02:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Previsiones de la AEHM y de HOSBEC para el verano

Efectos del alquiler turístico en los hoteles de Madrid y Benidorm

Las estimaciones serían más positivas si el alquiler vacacional estuviera regulado, aseguran los hoteleros 5 julio, 2018
  • Los hoteles madrileños aumentarán su ocupación un 10%, crecimiento favorecido por las inversiones realizadas en la mejora de la oferta
  • HOSBEC confirma “la fuga de turistas británicos hacia alojamientos de carácter ilegal más económicos con la hotelización de viviendas"
  • Antonio Mayor reconoce que “no va a ser fácil repetir los datos de 2017, por lo que todo lo que se aproxime será un buen resultado”

Los hoteles madrileños afrontan un verano con mejores previsiones que el anterior, con una ocupación media estimada del 68%, un 10% más que en 2017, que sin embargo sería más elevada, según la secretaria general de la AEHM (Asociación Empresarial Hotelera de Madrid), Mar de Miguel, “si ya hubiera estado regulado el tema de las viviendas de uso turístico”. Por su parte HOSBEC (Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana) confirma “la fuga de turistas británicos hacia alojamientos de carácter ilegal más económicos que se está desarrollando en la hotelización de viviendas”, lo que repercute en las previsiones de ocupación hotelera para este verano.

Las reservas para el mes de julio en los hoteles madrileños alcanzan el 74%, mientras en agosto el porcentaje se sitúa cerca del 62%, lo que supone un incremento del 10,4% y del 14%, respectivamente, y eso a pesar de ser temporada baja en la región.

Este comportamiento en las reservas se debe en gran parte, según ha indicado Mar de Miguel, a “las fuertes inversiones que ha realizado el sector de cara a ofrecer un servicio de calidad y adaptado a las nuevas necesidades de los turistas”. Además ha señalado que “esta apuesta por la excelencia está teniendo resultados muy positivos, ya que cada vez son más los visitantes internacionales que eligen la región para sus vacaciones de verano”.

La mayoría de ellos proceden de Estados Unidos y de países europeos, encabezados por Italia, Francia, el Reino Unido o Alemania, aunque también están cogiendo fuerza los procedentes de Sudamérica (Argentina y Brasil) y de Asia (China), según datos del Centro de Inteligencia Turística de la Dirección de Turismo del Ayuntamiento de Madrid para el periodo enero-junio de 2018.

Benidorm

En Benidorm las reservas de última hora y el descenso del turismo británico, que continúa cayendo desde enero, impiden que en junio se iguale la cifra del ejercicio anterior al situarse en el 90%, 1,6 puntos menos que un año antes, según los datos de BigDataHosbec.

Imagen Efectos del alquiler turístico en los hoteles de Madrid y Benidorm
Datos recogidos y analizados por Mabrian, facilitados por HOSBEC.

Las causas de esta bajada en el mercado británico residen, además de en el ya citado desvío de turistas hacia los alojamientos ilegales, siendo además la nacionalidad que más los reserva, en la recuperación de Turquía, Egipto y Túnez, con precios sin competencia en el segmento de sol y playa. Prueba de ello es que según los datos de Mabrian, una habitación doble en un 3 estrellas en Antalya cuesta 40 euros la noche, mientras que en la Costa Blanca asciende a 100. Teniendo en cuenta que los británicos viajan en pareja y con una estancia media de una semana, el ahorro por cada turista sólo por pernoctar es de 420 euros, 840 por pareja.

En HOSBEC también han detectado un desplazamiento de clientela británica a productos turísticos del área de influencia de Benidorm, “oferta hotelera y de alojamiento muy cualificada en los municipios de su entorno con productos muy atractivos para los turistas británicos”.

Si a este contexto se le suma el descenso de la capacidad aérea en 8.781 asientos de llegada al Aeropuerto de Alicante con origen Reino Unido, se crea la “tormenta perfecta” que contribuye a ese descenso del principal mercado emisor. Este factor sumado a que los precios por billete se han incrementado en 40 euros de media respecto al año anterior, puede estar provocando que “el turista británico se incline por otros destinos”.

Por categorías, la ocupación ha sido muy similar y próxima a la media en los tres segmentos analizados. Los hoteles de 4 estrellas son los que menor índice han registrado, un 88,8%, mientras que los de 3 contabilizan por el contrario un mejor dato de ocupación que en 2017, un 91%.

La previsión para la primera quincena de julio es de un 89,4%, lo que supone dos puntos menos de la ocupación efectiva del mismo periodo de 2017.

Los datos no son malos

El presidente de HOSBEC reconoce que los datos no son malos aunque se haya descendido dos puntos. Para Antonio Mayor “se confirma la relajación del mercado y las previsiones que manejábamos. El turismo es un mundo de vasos comunicantes y los descensos de Baleares y Canarias no han tardado en tener su incidencia en Benidorm”.

El presidente de la patronal hotelera de la Comunidad Valenciana reconoce que “no va a ser fácil repetir los datos de años anteriores, sobre todo los de 2017, por lo que todo lo que se aproxime será un buen resultado”. Además ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los empresarios del sector en el sentido de “no se deben perseguir ocupaciones más elevadas y cercanas al lleno técnico, por encima del 95%, a costa de ponerse nervioso y de lanzar ofertas sin sentido”.

Mayor ha recordado que en 2017 no se batieron récords de ocupación hotelera y que sin embargo fue un año en el que se elevó la productividad y se recuperó rentabilidad, por lo que ése es el modelo a seguir.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.