Diario 5406 19.10.2018 | 13:57
Hosteltur: Noticias de turismo
Se negocia su gestión

La tarjeta turística de Sevilla desata la polémica

Se ha seguido comercializando a pesar de no estar operativa desde principios de enero 4 marzo, 2015

La tarjeta turística Sevilla Card dejó de estar operativa desde principios de año, al finalizar el contrato con la empresa que la gestionaba. Sin embargo, se ha seguido comercializando y al llegar los turistas a la ciudad se han encontrado con que tenían que pagar la entrada de los museos y otros lugares de ocio si querían visitarlos, a pesar de contar con dicha tarjeta. Desde el Ayuntamiento aseguran no tener ninguna responsabilidad, mientras la oposición le critica por el daño que esta situación provoca en el sector.

El contrato con la empresa Neoturismo, responsable de la gestión de la tarjeta, venció a finales de 2014 y en estos momentos aún se negocia su renovación A pesar de ello se ha seguido vendiendo a través del portal sevillarcard.es, a unos precios que oscilan entre los 40 y los 64 euros, en función de su validez.

La Sevilla Card permite el acceso a la oferta cultural y de ocio de la ciudad, desde museos y monumentos a paseos guiados y autobuses turísticos, además de beneficiar a sus portadores con descuentos en hoteles, restaurantes, bares y tiendas.

Sin embargo, los viajeros que visitan Sevilla en las últimas semanas se han visto obligados a pagar la entrada a los monumentos si querían conocerlos, a pesar de haber adquirido previamente la citada tarjeta.

Los turistas han tenido que pagar la entrada a los monumentos a pesar de haber adquirido previamente la tarjeta. #shu#Los turistas han tenido que pagar la entrada a los monumentos a pesar de haber adquirido previamente la tarjeta. Imagen Shutterstock

Desde el Ayuntamiento aseguran no haber recibido ninguna queja. El alcalde, Juan Ignacio Zoido, ha explicado que el Consorcio de Turismo es la entidad que ha gestionado siempre esta tarjeta, No obstante, señaló que “en 2015 lo hace una empresa privada, que será la que está gestionándolo".

Asegura que el consistorio “no tiene absolutamente nada que ver con el tema”, e incluso cree que el consorcio tampoco. En cualquier caso, se ha comprometido a estudiar lo sucedido con el fin de "impedir que esas cosas puedan pasar porque no se puede inducir al engaño".

Para la oposición esta situación es una muestra más de la descoordinación existente en el Gobierno municipal, puesto que dicha tarjeta forma parte de un contrato gestionado desde el Ayuntamiento. El portavoz adjunto del Grupo Socialista, Antonio Muñoz, ha afirmado que se trata de "una negligencia, un abandono y un gran fallo" que deteriora la imagen de la ciudad en el turismo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.