Propuesta del Papa Francisco

La Semana Santa podría ser el segundo domingo de abril para siempre

Hoteles y agencias de viajes creen que la medida favorecería al sector

La propuesta del Papa Francisco para fijar la Semana Santa cada año en las mismas fechas (el segundo domingo de abril pasaría a ser siempre el Domingo de Resurrección) tendría una gran repercusión sobre la industria turística, en caso de ser aprobada, según han apuntado la patronal hotelera CEHAT y la asociación de agencias de viajes ACAVE.

Cabe recordar que en las confesiones católica y ortodoxa, el domingo en que se celebra la Resurrección de Cristo no suele coincidir en las mismas fechas del año.

La propuesta del Papa para que los cristianos celebren la Pascua en las mismas fechas problemente necesitará un tiempo de maduración, años quizá, ya que la idea cuenta con partidiarios y detractores en las iglesias ortodoxas.

Por otra parte, numerosos cultos protestantes también conmemoran la Semana Santa en las mismas fechas que los católicos, de modo que los días de vacaciones coinciden en los países del norte, centro y sur de Europa. Ver por ejemplo este calendario de días festivos en Reino Unido.

El Papa Francisco I. #shu#El Papa Francisco I. Imagen Shutterstock

En cualquier caso, si finalmente se fijara una fecha para siempre en el calendario, uno de los sectores económicos que más se vería afectado sería el turismo.

"Sería magnífico si la fecha escogida fuera el segundo domingo de abril", dice Joan Molas, presidente de la patronal hotelera CEHAT.

La medida favorecería en primer lugar los destinos vacacionales de sol y playa, "ya que la meteorología suele ser más favorable a mediados de abril que a finales de marzo, por ejemplo", añade Molas.

Y con unas fechas fijas conocidas de antemano, "los hoteleros tendrían más claras las contrataciones con turoperadores y agencias, el calendario para la contratación de personal, etc", indica.

¿Pero cómo afectaría la medida a otros destinos que dependen más del frío que del calor?

El presidente de los hoteleros españoles cree que la propuesta del Papa favorecería las estaciones de esquí, siempre que se mantenga la nieve hasta mediados de abril.

"Ahora las estaciones de esquí cierran en cuanto se acaba la Semana Santa. Con las nuevas fechas podrían alargar la temporada. El cambio sería positivo", añade.

¿Cómo reaccionaría la demanda?

Una Semana Santa que siempre cayera en las mismas fechas también podría incentivar la demanda por parte de los turistas, según apunta Martí Sarrate, presidente de la asociación de agencias de viajes ACAVE.

"Lo veo bien. Si marcas una fecha fija de vacaciones en el calendario, la gente se planificará mejor los viajes", dice Sarrate.

Además, la medida también ayudaría a los operadores turísticos a la hora de cerrar las programaciones. "Creo que clientes y proveedores saldrían beneficiados", concluye el presidente de ACAVE.

Este año, el Domingo de Resurrección o de Pascua se celebró el pasado 5 de abril. En 2016, será el 27 de marzo.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.