Diario 5327 19.07.2018 | 15:54
Hosteltur: Noticias de turismo
La renovación de flota sigue en pie

TAM reducirá vuelos y empleos por la situación económica de Brasil

La compañía controla más de un tercio del mercado doméstico en el país 21 julio, 2015

La aerolínea brasileña TAM, socia de la compañía chilena LAN en Latam Airlines, anunció este lunes que reducirá hasta 10% sus operaciones en Brasil y recortará su plantilla de empleados en 2%, debido a la delicada situación económica del país.

La empresa TAM, miembro del Grupo LATAM, es una de las mayores del sector de la aviación civil de Brasil y hasta mayo su participación en el mercado doméstico era de 36%, superada solamente por la aerolínea GOL, con una cuota del 37%.

En una nota enviada este lunes a la Comisión de Valores Mobiliarios, TAM atribuyó la decisión de reducir operaciones al "desafiante escenario económico" del país.

Claudia Sender, presidenta de TAM, firma el comunicado en el que se expresa que 'el contexto económico difícil en Brasil' (...) 'impone la necesidad de ajustes sin perjudicar a los pasajeros'.Claudia Sender, presidenta de TAM, firma el comunicado en el que se expresa que "el contexto económico difícil en Brasil" (...) "impone la necesidad de ajustes sin perjudicar a los pasajeros".

"TAM adopta esta medida para hacer frente a un contexto económico difícil en Brasil, que impone la necesidad de ajustes sin perjudicar a los pasajeros y fortaleciendo aún más su competitividad", dice el comunicado, firmado por Claudia Sender, presidenta de la compañía.

La nota agrega que TAM "continúa creyendo en la retomada del crecimiento en el país" y sostiene que "esa adecuación no afectará sus estrategias de largo plazo, que incluyen una renovación de la flota".

La economía brasileña, que en los últimos cuatro años ha combinado bajas tasas de crecimiento con elevados índices de inflación, pasa por serias dificultades y las previsiones de los analistas privados apuntan a que este año sufrirá una contracción de 1,7%, según un sondeo divulgado este lunes por el Banco Central.

Para hacer frente a esa delicada situación, el gobierno ha puesto en práctica un severo plan de ajuste fiscal, que incluyó un fuerte recorte del gasto público previsto para este año y diversas medidas para aumentar la recaudación por la vía tributaria.

La austeridad impuesta por el gobierno de Dilma Rousseff se ha traducido hasta ahora en un mayor enfriamiento de la actividad económica y en un firme aumento de la tasa de desempleo, que creció casi dos puntos porcentuales para llegar en mayo a 6,7%, frente al 4,8% en que cerró en 2014.

De acuerdo a un informe divulgado el pasado viernes por el Banco Central, durante los primeros cinco meses de este año la actividad económica en el país se contrajo un 2,64%.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.