El Impuesto del turismo sostenible, para 2016

Baleares pide a los hoteleros que apoyen la nueva ecotasa

El Govern duda si podrá entrar en vigor antes o después del verano

Baleares se convertirá en 2016 en la segunda comunidad autónoma que implanta un impuesto turístico por pernoctaciones en España, siguiendo los pasos de Cataluña que ya introdujo este tributo en 2012. El Govern ha pedido a los hoteleros que apoyen el nuevo tributo.

Será también la segunda vez que Baleares introduce un gravamen sobre el turismo, tras el fracaso de la anterior ecotasa en 2002.

Ahora el nuevo tributo se llama oficialmente "Impuesto del turismo sostenible".

El impuesto tendrá un importe que oscilará entre 0,5 euros y 2 euros por noche y tendrá que ser pagado por todos los clientes (incluidos los residentes en las islas) que se alojen en hoteles, cámpings, apartamentos, albergues, viviendas de alquiler turístico y cruceros (bajen o no del barco los pasajeros).

En temporada baja se pagará la mitad. Además, los niños menores de 14 años y las personas que por tratamientos médicos deban trasladarse entre islas estarán exentas del pago.

"Una familia formada por dos adultos y dos niños que pasen unas vacaciones de ocho días alojados en un hotel de cuatro estrellas pagarán 25 euros, o 16 euros si duermen en un hotel de tres estrellas. El aumento del coste de sus vacaciones será del 1%. No dramaticemos sobre los efectos de este impuesto", ha declarado el consejero de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló, en la presentación del borrador del proyecto.

El gobierno balear prevé que la recaudación durante el primer año completo oscilaría entre los 50 y los 80 millones de euros, según apunta la consejera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera.

Para la aprobación del nuevo impuesto se requerirá la tramitación de una ley y de un reglamento específico. El Govern confía que el tributo entrará en vigor en 2016, pero admite no saber si será antes o después del verano.

"No hay una fecha concreta. Confiamos que hacia el segundo trimestre de 2016 se implantará el cobro", apunta Cladera. No obstante, también reconocía que la entrada en vigor podría ser "en octubre".

Un hotel en Mallorca. #shu#Un hotel en Mallorca. Imagen Shutterstock

Alojamientos no reglados

Un primer problema al que se enfrentará el impuesto es la existencia de una oferta ilegal de viviendas de alquiler turístico no declaradas como tales.

Y es que la comercialización de este tipo de pisos para turistas ha proliferado gracias a las nuevas tecnologías y a plataformas digitales que operan bajo el paraguas de la economía compartida.

No obstante, según indica la consejera de Hacienda de Baleares, "si un alojamiento irregular es inspeccionado y sancionado, también tendrá que pagar el tributo".

Por tanto, el Govern tiene intención de comenzar a cobrar el impuesto turístico en todos los alojamientos, estén regulados o no. Es decir, no esperarán a que toda la oferta sea legal para aplicar el nuevo impuesto, aunque ello plantea muchas dudas a nivel jurídico, de capacidad inspectora, etc.

Usos

Según explicó la presidenta de Baleares, Francina Armengol, el nuevo tributo será "un impuesto finalista que se reinverte en el modelo turístico de las Baleares".

Para ello, añadió, la recaudación del impuesto se destinará a una serie de proyectos, básicamente dirigidos a la preservación del medio natural y marino, la desestacionalización, el desarrollo de infraestructuras vinculadas al turismo sostenible, la recuperación patrimonio histórico, i+d para la diversificación y la mejora de la formación.

Los proyectos se acordarán a través de una comisión asesora en la que participarán agentes económicos y sociales de las islas.

"Tenemos que invertir más recursos públicos en el turismo para que perdure. Y como los recursos públicos son escasos, creamos el nuevo impuesto que pagarán los turistas, a los que pedimos solidaridad, pero que también fidelizaremos haciendo un mejor destino".

Mensaje a los hoteleros

El Govern ha pedido al sector turístico que se involucre en la aprobación y puesta en marcha del nuevo impuesto.

"Para asegurar el modelo turístico de futuro, debemos hacer un trabajo juntos, para que sea el impuesto de todos", asegura la presidenta de Baleares.

Cabe recordar que la anterior ecotasa tuvo un fuerte rechazo entre la industria turística y que el proyecto de la nueva no ha despertado simpatías. Ver también Exceltur advierte de que la ecotasa es una amenaza para el sector en Baleares.

Pero Francina Armengol insiste: "Hay que desdramatizar esta situación. Ha pasado mucho tiempo desde la anterior ecotasa y en muchos destinos de Europa el turista ya paga impuestos turísticos".

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Ricardo Eeckhout15/10/2015 10:10:12

La Sra Armengol puede darnos unos ejemplos de paises europeos donde el turista paga el"impuesto turistico" ?
!Gracias!

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.