Resultados económicos a septiembre de 2012

Meliá Hotels International reduce su beneficio neto un 4,1%

Aumenta la cifra de negocio total

Meliá Hotels International ha registrado durante los nueve primeros meses del año una reducción de su beneficio neto del 4,1%, alcanzando 36,7 millones de euros, frente a los 38,3 millones obtenidos en el mismo período de 2011, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Respecto al Ebitda, consiguió un aumento del 4,3% hasta septiembre de 2012, situado en 184,2 (frente a 176,6 del mismo período de 2011).

La cifra de negocio, en 1027 millones de euros, también ha registrado un comportamiento positivo, con una variación interanual del 5,9%.  A ingresos por hoteles correspondieron 814 millones de euros, cifra superior a los 765 millones acumulados hasta septiembre en el año anterior.

Según explican desde la compañía, en el negocio hotelero el incremento de la tarifa media compensó un ligero descenso en los niveles medios de ocupación, finalizando el RevPar en los hoteles en propiedad y alquiler con un crecimiento del 8%.

Su principal fortaleza indican que es su diversificación, tanto geográfica como de segmento y producto, clave para entender la resistencia de los resultados del negocio. Y es que la compañía obtiene el 80% de su beneficio operativo fuera de España, fundamentalmente en Latinoamérica, Europa y Medio Oriente, y su portfolio, con un 60% de hoteles vacacionales frente a un 40% de urbanos, se benefició de la fortaleza de la demanda internacional en el segmento vacacional, incluso en España. Del 20% de beneficio generado en España, un 65% corresponde a vacacional, con una buena evolución esta temporada, mientras el 35% restante se producen en ciudades de segmentos urbanos, que, a excepción de Barcelona, se constituyen como las de mayor problemática para la compañía. Por eso, es en ellas, lo que denominan España Urbana, donde la cadena prevé concentrar su Plan de Contingencia, mientras maximiza su estrategia y resultados en el resto de divisiones y mercados.

Se trata de su estrategia a doble velocidad, que le permite acelerar el crecimiento y mejorar el resultado en el exterior, al tiempo que aplicar una estrategia anticrisis en los mercados más afectados por la desaceleración.

Meliá Hotels International reduce su beneficio neto un 4,1%, alcanzando los 36,7 M €.Meliá Hotels International reduce su beneficio neto un 4,1%, alcanzando los 36,7 M €.

En el ámbito comercial, Meliá destaca también los avances en comercio electrónico, con una evolución notable de las agencias y turoperadores online, así como el creciente protagonismo de sus canales de venta directos que, hasta septiembre de 2012, contribuyeron con 134 millones en ventas, lo que representa un 13,5% por encima del año anterior. Para 2013 se espera un incremento aún mayor cercano al 39% en este ámbito.

Evolución por áreas de negocio

En América la cadena consiguió su mayor incremento del RevPar, del 28%, en los nueve primeros meses del año, destacando algunos países como República Dominicana, donde prevén que la gestión comercial innovadora hará posible alcanzar niveles históricos para 2012 en algunos hoteles como el Paradisus Palma Real.

La división EMEA experimentó un incremento global del 5,4% de su RevPAR, en gran parte debido a una mejora de los precios del orden del 7,1%. Por países, el mejor comportamiento fue el observado por Francia, con un incremento del 14,1% en los nueve meses, Reino Unido, con un +11%; y Alemania, con un 6,9% de incremento.

En el segmento Premium Europa, tras un tercer trimestre de importantes incrementos (+6,9%), el conjunto de hoteles registró una mejora del 2,4% de su RevPar global, fundamentalmente debido al comportamiento del segmento de cliente de ocio individual en el tercer trimestre. No obstante, se observó una peor evolución en el resort Meliá Salinas, de Lanzarote, si bien la compañía explica que aspira a invertir esta tendencia por medio del reposicionamiento de marca y operativo del hotel, que incluye la transformación en hotel solo para adultos, llevado a cabo con notable éxito por hoteles como el Meliá de Mar.

En el área Mediterráneo cabe señalar que los hoteles vacacionales en España observaron una evolución del RevPAR más que saludable (+3,2%) gracias a las mejoras de precios que compensaron el ligero descenso de las tasas de ocupación. La estrategia comercial de la compañía, vinculada al incremento de mercados emisores como el ruso y el escandinavo, especialmente apreciables en los nuevos productos como el Calviá Beach Resort de Magaluf (Mallorca), junto a la inestabilidad que se mantiene en Egipto y otros destinos del Mediterráneo oriental, están detrás de este comportamiento, que compensó sólo parcialmente el declive en la demanda doméstica, especialmente patente en destinos de segundo nivel. El peor desempeño fue observado por los resorts de las Islas Canarias, afectados por los cambios en la operación – ahora bajo contrato de gestión - del Sol Tenerife, de 522 habitaciones, y por el efecto de la comparación con un año como 2011, de extraordinaria pujanza en el archipiélago canario debido a la Primavera Árabe.

Fue en la España Urbana donde el RevPar de los hoteles experimentó un descenso del 1,4% desde enero hasta septiembre. En ello incidió una débil demanda en hoteles situados lejos de las costas, agravada por la interrupción estival de la actividad de viajes de negocios. Esta evolución fue parcialmente compensada por la fortaleza mostrada por los hoteles de Barcelona, con un incremento de RevPar del 5,1%.

La división reporta una mejora del segmento de negocios individual atribuible a la contribución de mercados alternativos como Latinoamérica y Asia, que contrasta con la del segmento de grupos de negocios, que ofreció pobres resultados.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.