Diario 5407 21.10.2018 | 22:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Según datos facilitados por el secretario general de CEHAT, Ramón Estalella

El alquiler vacacional ha crecido un 300% en tres años

El Estado deja de ingresar unos 3.000 M € en impuestos por la oferta alegal 10 octubre, 2013

El alojamiento en vivienda vacacional ha crecido un 30% sólo en el último año en número de turistas alojados, frente al alza del 2% en la oferta reglada, porcentaje que se eleva hasta el 300% si se analiza el último trienio, según los datos facilitados por el secretario general de CEHAT (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos), Ramón Estalella. No en vano los alquileres vacacionales alegales generan una economía sumergida de 2.900 millones de euros, como publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

El presidente de CEHAT, Joan Molas, ha revelado en este sentido que en el último año 15,6 millones de turistas que llegaron a España pernoctaron en alojamientos no reglados, entre los que utilizaron vivienda propia de familiares y amigos y los que alquilaron una vivienda no reglada, “una bolsa de fraude sin control”, según lo ha definido.

El director de Asuntos Europeos de la patronal, Didac García, va más allá y asegura que “en 2012 casi seis millones de turistas pernoctaron en alojamientos cuya seguridad y/o calidad no está controlada de ninguna forma, precisamente por la falta de una legislación específica que regule la vivienda privada para uso turístico y/o vacacional”. De crucial importancia, añade, “sería que la citada regulación contara con un sistema de inspección y sanción eficaz que desalentara la competencia ilegal y los graves perjuicios que ocasiona”.

Casi seis millones de turistas utilizaron este tipo de alojamientos en 2012. #shu#Casi seis millones de turistas utilizaron este tipo de alojamientos en 2012. Imagen Shutterstock

La preocupación entre el sector ante este fenómeno es mundial, como ha reconocido Estalella, “después de dos años del boom de este tipo de oferta, aunque ha sido este verano cuando ha explotado”. Y es que, según explica García, “aunque se trata de una realidad internacional, en España el volumen es considerable por su atractivo turístico y por un marco legal favorable a esta práctica”. De hecho, el alquiler vacacional es un fenómeno al alza fuera de control.

En la actualidad, argumenta el director de Asuntos Europeos de CEHAT, sólo cuatro comunidades han regulado el alquiler vacacional en su legislación turística (Cataluña, la Comunidad Valenciana, Baleares y Asturias), ya que la última modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) excluye este tipo de alojamiento y deja en sus manos su regulación, según se recoge en ‘La vivienda turística queda fuera de la nueva Ley del Alquiler’.

En su opinión, “resulta evidente que nos encontramos ante una situación excepcional que pone o puede llegar a poner en jaque la viabilidad del sector hotelero si no se toman las medidas legislativas oportunas”. Prueba de ello es que, según los datos facilitados por Estalella, “sólo en Cataluña se han dado de alta en unos meses 100.000 de estas camas, cuando la oferta reglada de Barcelona, por ejemplo, es de 65.000”.

No en vano, aclara, “en esas condiciones es imposible competir. Todos los alojamientos turísticos tendrían que cumplir con los mismos requisitos, porque operan en el mismo segmento y se dirigen al mismo cliente”; pero, añade García, “liberados de obligaciones de cualquier tipo (fiscales y tributarias, de seguridad, de derechos de los consumidores, medioambientales, etc.)”. “La Administración debería ejercer un sistema de control para mantener la calidad de la oferta”, concluye Estalella.

Informe de mejores prácticas

CEHAT presentará a mediados de mes en la Asamblea General de HOTREC en Atenas los resultados del estudio de identificación de mejores prácticas internacionales en la regulación de esta oferta alegal, una práctica que se ha visto agravada por las facilidades de comercialización que ofrecen internet. La Red, no obstante, también ha hecho aflorar este tipo de producto, en palabras de García, “haciéndolo más visible para que por fin seamos todos conscientes, legisladores incluidos, de la magnitud del problema”.

En este sentido, según apunta Estalella, “ya se están adoptando medidas en San Francisco, Nueva York, Berlín, París, Australia, la costa croata, etc. El objetivo es ver qué están haciendo otros países para que las comunidades autónomas lo tengan en cuenta a la hora de legislar, se pongan de acuerdo y no lo hagan cada una por su lado, para así ofrecer una mayor seguridad jurídica tanto a turistas como a propietarios, además de sacar de la economía sumergida a esta oferta turística”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.