Mayor control sobre el sector

Las administraciones ponen coto a la economía clandestina

Impulsan planes de inspección turística para combatir la competencia desleal y el intrusismo

En las últimas semanas varias comunidades autónomas han anunciado planes de inspección turística con el fin de poner coto a la economía sumergida, preservar la calidad y garantizar los derechos de los usuarios. Las medidas abarcan todas las actividades relacionadas con el sector: alojamiento, restauración, guías turísticos y servicio de intermediación.

Con una diferencia de tan sólo unos días, varias comunidades autónomas anunciaron en marzo la puesta en marcha de planes de inspección turística con el fin de hacer frente a la competencia desleal y el intrusismo. En algunos casos, como el de Aragón, según ha indicado el Gobierno autonómico, es la primera vez que se elabora un proyecto para que todas las administraciones del territorio trabajen en la misma dirección en materia de control e inspección en este sector.

En la misma línea, el Ejecutivo de Castilla y León ha aprobado un programa para dos años, que pretende eliminar la actividad clandestina en el sector. Una iniciativa que desde la Federación de Guías de Turismo de Castilla y León “hemos acogido con sorpresa y a la vez alegría”, según afirma su presidenta, Eva María Torres, ya que desde hace más de 20 años vienen reclamando que se tomen medidas. Sostiene que “resulta muy difícil vivir como autónomos de esta profesión que se ve muy dañada por el intrusismo y la competencia desleal”.

Asimismo, Galicia acaba de lanzar un plan de inspección que estará vigente hasta finales de 2016 y que se focalizará en los centros de mayor afluencia turística en temporada alta con el objetivo principal de controlar el intrusismo.

Federación de Guías de Turismo de Castilla y León lleva más de 20 años reclamando que se tomen medidas contra el intrusismo.Federación de Guías de Turismo de Castilla y León lleva más de 20 años reclamando que se tomen medidas contra el intrusismo.

El presidente del Clúster de Turismo de Galicia, Francisco González, afirma que se trata de “una buena medida”. Explica que “la Xunta ya había hecho antes estas inspecciones pero un plan tan ambicioso como éste, es el primero”. Además, muestra su satisfacción porque este programa incide en todas las actividades relacionadas con el sector. “Totalmente de acuerdo con que se haga una inspección a la totalidad de la cadena de valor del turismo en Galicia”, añade.

Inspección coordinada

También el vicepresidente y coseller de Innovación, Investigación y Turismo del Govern Balear, Biel Barceló, anunció, a finales de año, que por primera vez se llevarán a cabo inspecciones de turismo en coordinación con los consells insulares en las islas. En este sentido, el Consell de Ibiza avanzó que prevé contratar más personal para incrementar las inspecciones en las actividades turísticas este año.

Asimismo, se han puesto en marcha iniciativas locales, como en Córdoba, donde se constituyó la mesa provincial contra la competencia desleal y la clandestinidad en el sector turístico, al igual que en otras ciudades andaluzas.

Para el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, “cualquier iniciativa que por parte de las comunidades autónomas vaya a poner mayor acento y mayor prioridad en que se cumpla la ley y que se vaya eliminando poco a poco el intrusismo nos parece positivo para el sector”.

Actuaciones más eficientes

No obstante, los profesionales, aunque satisfechos porque se tomen medidas, piden que éstas se hagan con eficiencia. La presidenta de la Federación de Guías Turísticos de Castilla y León indican que “a quienes tienen que inspeccionar es a aquellas personas que no llevan el carnet que nos habilita como guías de turismo”. Y añade que “desde la federación hemos comprobado que en las escasas campañas que se han hecho, los inspectores se fijan más en los legales, los que llevan el carnet muy visible. Y lamentamos que simplemente sea una cuestión de ‘cumplir el expediente’”.

Más vigilancia en internet

El presidente del Clúster de Turismo de Galicia aplaude las inspecciones “siempre que se ponga el foco en castigar el intrusismo y a los que no están cumpliendo con la legislación”. En este sentido, espera “que no pase como en otras ocasiones, que, al final, el inspector siempre termina entrando en el establecimiento que tiene un cartel. Es decir, que cumple la legislación, está registrado y, por tanto, es más fácil de localizar”. Y añade que “sin salir a la calle, sólo con entrar en internet, se puede localizar mucha oferta ilegal, que no está registrada en ningún sitio”.

Primeras sanciones

De hecho, así lo ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Barcelona que en el pasado mes de diciembre sancionó a las plataformas Airbnb y HomeAway, con 60.000 euros a cada una, por publicitar viviendas turísticas ilegales. Gracias al programa denomiando Araña web, que permite hacer un seguimiento de la oferta de alojamiento en los portales online, comprobó que algunas de las viviendas anunciadas no tienen el Número de registro que exige Turismo de Cataluña.

Jarro de agua fría

Y mientras las administraciones toman medidas para luchar contra la competencia desleal, un informe publicado en marzo por la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) da alas a la llamada economía colaborativa. Pide mayor libertad de acceso al mercado de alojamientos turísticos, con la eliminación de todo tipo de moratorias en la autorización de nuevas viviendas turísticas o la supresión de la inscripción, y una mayor libertad para prestar servicios de transporte de viajeros. Un informe que, en palabras de José Luis Zoreda, “nos ha generado perplejidad”, y que, además, “invade las competencias de las comunidades autónomas”. No obstante, asegura que se ha detectado que el documento no había sido aprobado por el consejo de dicho organismo (más datos en Exceltur pide rigor a la CNMC en su informe sobre economía colaborativa).

También el secretario general de Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, ha aclarado que dicho texto “no ha pasado por el consejo de Competencia” y que “no es un informe en sí sino la apertura de un proceso de consulta para posteriormente emitir el estudio”.

El presidente de esta agrupación, Joan Molas, lo ha definido como “grotesco” e indica que “demuestra que desconocen absolutamente la realidad del sector”. De este modo, espera que se modifique el texto y advierte que “a través de la CEOE decidiremos las determinaciones o medidas que debamos adoptar” (más información en Cehat ha contestado a la CNMC sobre el estudio de economía colaborativa).

Este reportaje está incluido en la revista HOSTELTUR de abril (está tambié en el PDF adjunto).

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.