Diario 5329 21.07.2018 | 16:07
Hosteltur: Noticias de turismo
Corrupción, impeachment, crisis, zika...

La polémica Olimpíada 2016, ¿oportunidad para el turismo?

"El gran legado de los JJOO será el turismo", dice el gobierno de Brasil 28 abril, 2016

Brasil se prepara para recibir la antorcha olímpica, que llegará a la capital, Brasilia, el próximo 3 de mayo e iniciará entonces un recorrido por todas las regiones del país. La llama acabará encendiendo el pebetero situado en Río de Janeiro, donde se celebrarán los Juegos Olímpicos del 5 al 21 de agosto. Pero en la cuenta atrás, cuando quedan menos de 100 días para la inauguración, aumenta el debate público sobre qué legado dejarán los JJOO 2016, salpicados por distintas polémicas.

Cabe recordar que Brasil recibió el año pasado 6,3 millones de turistas extranjeros, lo que significó un descenso del 1,9 % frente al ejercicio 2014, cuando el país organizadó el Mundial de Fútbol. Ver también La ocupación hotelera cayó un 8% en Brasil en 2015.

"Creemos que el turismo será el gran legado de los Juegos Olímpicos Río 2016", aseguró el ministro de Turismo, Alessandro Teixeira, quien espera que el evento permita atraer este año un número de visitantes superior al récord de 2014.

De los extranjeros que visitaron Brasil el año pasado, un 33 % llegó procedente de Argentina, seguidos de los viajeros procedentes de Estados Unidos (575.796), Chile (306.331), Paraguay (301.831), Uruguay (267.321) y Francia (261.075).

Entre los diez mayores emisores de turistas extranjeros hacia Brasil también se encuentran Alemania, Italia, Reino Unido y Portugal.

La antorcha olímpica pasará por 335 ciudades de Brasil antes de llegar a Río de Janeiro, donde comenzarán los JJOO el próximo 5 de agosto.La antorcha olímpica pasará por 335 ciudades de Brasil antes de llegar a Río de Janeiro, donde comenzarán los JJOO el próximo 5 de agosto.

Luchas políticas

Pero los JJOO 2016 de Brasil van a celebrarse en un clima políticamente muy enrarecido.

De hecho, el pasado 29 de marzo el anterior ministro de Turismo de Brasil, Henrique Eduardo Alves, presentó su dimisión, dado que su partido político (PMDB) debía decidir si retiraba el apoyo al Gobierno de Dilma Rousseff, lo que precipitaría la caída de la presidenta del país, en pleno proceso de 'impeachment'.

Desde entonces, han dimitido varios ministros que el PMDB había colocado en el Ejecutivo.

Y es que los problemas de corrupción y la recesión económica han socavado la popularidad de la presidenta de Brasil. Ver también Los BRIC flaquean: el turismo tiembla.

Y, debido a un proceso político-judicial o "impeachment" (procesamiento de un alto cargo público) Dilma Roussef podría ser incluso destituida antes de que se inauguren los Juegos Olímpicos.

Unos JJOO cuyo coste es motivo de un intenso debate en Brasil, entre lo que han supuesto las nuevas infraestructuras (6.000 millones de euros) y la propia operativa de las Olimpíadas (1.750 M €).

Pero ese gasto en fastos olímpicos y grandes estadios, coincidiendo con la crisis, recortes en el sistema público de salud y problemas relacionados con la contaminación del agua en Río, ha soliviantado a muchos brasileños, que se preguntan qué legado dejarán los JJOO cuando se apague la antorcha.

Prevención ante el virus Zika

Para complicar aún más las cosas, el virus Zika ha generado inquietud en la industria turística.

No obstante, según ha informado el Instituto Brasileño de Turismo, Embratur, "turistas de todo el mundo que tengan previsto viajar a Brasil pueden confirmar sus viajes, ya que el país se encuentra totalmente empeñado en la lucha contra el Aedes aegypti, agente transmisor del virus Zika".

Además, "el sector turístico de Brasil intensifica las acciones del gobierno federal con foco en los establecimientos y lugares de interés turístico, a través de la formación de agentes y de rutinas de inspección".

Embratur (Instituto Brasileño de Turismo) ha monitorizado sistemáticamente, a través de sus 13 Oficinas de Turismo Brasileñas en el exterior, los casos de anulación o aplazamiento de viajes a Brasil y "hasta la fecha, las cancelaciones han sido puntuales, sobre todo relacionados con las mujeres embarazadas".

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Turismo (OMT) no recomiendan restricciones de viaje a las zonas afectadas por el Zika, "salvo un cuidado especial en el caso de las mujeres embarazadas".

En cualquier caso, "independientemente del destino o propósito del viaje, los turistas deben adoptar medidas básicas para reforzar la protección contra los mosquitos, como usar repelente, mantener las puertas y ventanas cerradas o con mosquitero o vestir pantalones y camisa de manga larga. Si se observa la aparición de síntomas de la enfermedad, Brasil ofrece un sistema público de salud universal integrado y la atención es gratuita", informa Embratur.

"Estamos trabajando para que los Juegos transcurran con seguridad y tranquilidad, tanto para los atletas, como para sus equipos técnicos y turistas. Las medidas adoptadas por el Comité Río 2016, combinadas con la movilización nacional, garantizarán la lucha eficaz contra el virus Zika en Río de Janeiro, sede de la competición, y en todo el país", añade el citado instituto.

Además, el período de celebración de los Juegos Olímpicos -durante el invierno brasileño- "se caracteriza por las escasas precipitaciones y, por consiguiente, una menor incidencia de los vectores de la enfermedad", concluye Embratur.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.