Diario 5404 17.10.2018 | 15:37
Hosteltur: Noticias de turismo
Un análisis de Carmen Porras

Brexit, una semana decisiva para el Reino Unido y ¿para España?

19 junio, 2016
  • El británico es el primer mercado emisor de turistas a España, con cerca de 15,7 millones viajeros en 2015
  • El primer ministro británico, David Cameron, ha alertado de que la salida de su país de la Unión Europea podría encarecer los viajes
  • "Sería un desastre para España", según el director del Real Instituto Elcano, Charles Powell

Esta semana se celebra un evento clave para el Reino Unido, el próximo jueves, 23 de junio, sus ciudadanos están llamados a decidir en referéndum si quieren que su país siga o no perteneciendo a la Unión Europea. El éxito del denominado Brexit supondría un profundo cambio para esta nación, pero también tendría importantes consecuencias para otros Estados, como España, donde supone el quinto país inversor y el primer mercado emisor de turistas extranjeros.

De entrada, una eventual salida de Reino Unido de la Unión Europea haría caer un 5,5% su Producto Interior Bruto (PIB) en 2019, si adopta las reglas comerciales predeterminadas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esta institución sostiene que las negociaciones para restablecer las relaciones comerciales con la UE u otros países pueden durar años, lo que originaría un periodo de gran incertidumbre, perjudicial para el consumo y los mercados financieros, lo que a su vez tendría un efecto negativo en el empleo.

Pero también tendrá consecuencias para otros Estados. No se puede olvidar que el británico es el primer mercado emisor de turistas a España. En 2015 nos visitaron cerca de 15,7 millones viajeros británicos, un 4,5% más que en 2014.

El propio primer ministro británico, David Cameron, ha alertado de que la salida de su país de la Unión Europea podría encarecer en unos 290 euros las vacaciones de nueve días de una familia en España, ya que según un informe del Ministerio de Economía, el Brexit haría caer un 12% el valor de la libra esterlina, lo que perjudicaría a los británicos que veranean en la zona euro.

Brexit, una semana decisiva para el Reino Unido y ¿para España?

Cameron indicó que el coste de los billetes aéreos se podría encarecer, pues "fuera del mercado único" las compañías aéreas se enfrentarían a "todo tipo de burocracia y restricciones". Y hay que tener que en cuenta que, según el director de la Oficina Española de Turismo en Londres, Enrique Ruiz de Lera, "nuestra estimación sería que aproximadamente unos 11,6 millones de turistas británicos han viajado a España en una compañía de bajo coste en 2015".

Los empresarios

También los empresarios se han pronunciado. Para Willie Walsh, consejero delegado de IAG, grupo que integra a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, el Brexit no afectaría a largo plazo al negocio del grupo aéreo.

Aunque dicha compañía es consciente de que el sector de la aviación y los consumidores europeos, incluidos los del Reino Unido, se han beneficiado del libre comercio y del espacio aéreo común europeo, considera que se trata de "una decisión que debe tomar el electorado británico, por lo que no recomendaremos a la gente cómo debe votar", añadió Walsh en su intervención en la junta general anual de accionistas del grupo aéreo celebrada esta semana en Madrid. "Hemos asumido una posición empresarial y no política sobre el referéndum", aseveró.

Por el contrario, el fabricante aeronáutico europeo Airbus ha advertido a sus 15.000 empleados en el Reino Unido de los riesgos de votar a favor del Brexit. La carta que se les envió en mayo, firmada por seis altos directivos -entre ellos, el presidente del grupo en Reino Unido, Paul Kahn-, señalaba que su éxito empresarial depende de la libertad de movimiento de personas y mercancías en el bloque europeo.

También la Asociación Británica de Agencias de Viaje (ABTA) dio a conocer un informe, elaborado junto a Deloitte, en el que advierte del peligro que supondría el abandono de la UE y lo que podría significar tanto para la llegada de turistas como para los viajes al extranjero, y su efecto en las empresas de viajes. A su juicio, el Brexit podría poner en peligro la libre circulación, y afectar el flujo de comercio y los viajes.

Preocupación entre los españoles

"Sería un desastre para España", según explicaba el director del Real Instituto Elcano, Charles Powell, en un reciente debate. Si ganase el Brexit, las inversiones británicas en nuestro país caerían porque sería más difícil hacer negocios aquí, indicó, después de recordar que en la actualidad Reino Unido es el quinto país inversor en España, con 63.000 millones de euros gastados en los últimos 11 años.

También alertó de una posible pérdida de turistas británicos, debido a una previsible devaluación de la libra frente al euro y a una posible complicación de las relaciones bilaterales entre los dos países, respecto al contencioso de Gibraltar, al desaparecer la Comisión Europea como mediadora.

Asimismo, el estudio El Futuro de Europa 2016, elaborado por Grant Thornton, revela que los españoles se encuentran entre los europeos más preocupados por un posible triunfo del Brexit. Una inquietud que comparten con los irlandeses, los alemanes, los griegos y los suecos.

El 96% los irlandeses prevé que tendrá un impacto negativo para Europa, les siguen los alemanes (89%), los griegos (86%), los españoles (84%) y los suecos (82%). Por el contrario, en Lituania, Francia y Holanda el porcentaje de empresas preocupadas se mantiene ligeramente por debajo del 70%. La media de la zona euro se sitúa en el 78%.

El estudio, realizado en once países de la zona euro más Reino Unido, Suecia y Polonia, determina que sólo el 3% de los empresarios de la Unión Monetaria consideraría positiva la salida de la UE, mientras que el 13% cree que el impacto no sería significativo.

Octava economía

Por otro lado, un informe de S&P, que evalúa el impacto que tendría el Brexit en veinte países en aspectos como las exportaciones, la inmigración, la inversión directa y el sector financiero, señala que España sería la octava economía más afectada, al tiempo que concluye que Irlanda, Malta y Luxemburgo serían las economías que más sufrirían.

El nuevo índice, llamado S&Ps Brexit Sensitivity Index (BSI) ó Indice de Sensibilidad al Brexit, destaca el peligro que un cambio en las relaciones con Reino Unido tendría para las empresas españolas que han realizado fuertes inversiones en dicho mercado, en sectores como la banca -Santander, BBVA y Sabadell- o las telecomunicaciones -Telefónica-.

También indica que, a pesar de las fuertes relaciones entre España y Reino Unido en campos como el turismo, las exportaciones de productos españoles a tierras británicas sólo suponen un 2,8% del PIB, ligeramente por encima de la media de los 20 países.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.