Entrevista al presidente de Hostelor, Joaquín Piernas

Lorca, un desastre natural que optimizó la oferta

El terremoto ocurrido en Lorca en mayo de 2011 provocó graves efectos en los establecimientos de hostelería de la ciudad, que aún no ha acabado de recuperarse. El desastre, sin embargo, sirvió para impulsar la renovación total de la oferta, según explica en esta entrevista el presidente de la Asociación de Hosteleros de Lorca (Hostelor), Joaquín Piernas.

¿En qué situación se encuentra actualmente la hostelería en Lorca?

Viene a ser como en casi toda España, muy estacional. En otoño y primavera funciona bastante bien y en verano suele bajar. Ahora llevamos un par de veranos que está repuntando, quizá por la cercanía a las playas naturales de la zona, y de las islas, y esto hace también ampliar la oferta de la zona limítrofe de costa. Estamos a 30 kilómetros de la playa y con las distintas ofertas de los establecimientos hoteleros está habiendo una ocupación muy buena en verano. En cuanto a la crisis, aún no se ha dejado atrás totalmente. Lo que sucede es que hay establecimientos que lo están pasando peor, unos están abriendo y otros están cerrando.

¿En qué se apoyó el sector turístico para superar los perjuicios provocados por el terremoto?

Al principio hubo apoyo de más, porque todo el mundo se ofreció, la administración pública, nacional, local, regional,… Pero tampoco fuimos capaces de desarrollar todo lo que querían darnos. Y en principio fueron también muchas promesas que luego se fueron diluyendo con el tiempo. Por parte de la administración regional hubo una serie de ayudas a los establecimientos más dañados para poder ponerlo en valor lo antes posible. Porque claro, al final, el banco sigue exigiendo pago todos los meses, de modo que si tienes el establecimiento cerrado, no puedes ir generando dinero para hacer frente a los pagos. La intención de todos los establecimientos hoteleros fue repararlos cuanto antes, también por la ciudad, porque al final la hostelería es lo que le da vida a las ciudades, al centro de la ciudad. Si no hay bares, no hay vida.

Joaquín Piernas, presidente de Hostelor.Joaquín Piernas, presidente de Hostelor.

¿Consideran que está totalmente recuperada ya la zona?

Aún no, están todavía muchas viviendas sin terminar. Creemos que en un par de años ya se acabarán todas las obras y quedará una ciudad especial, especial porque dentro de la desgracia pues al final estamos haciendo una ciudad con mejores avenidas, con mejor salida, con mejor entrada, y con muchos edificios nuevos, la gran mayoría, a consecuencia del desastre del terremoto. De algún modo ha sido un modo de reforzar la oferta, con la remodelación de la gran mayoría de los establecimientos, muchos porque fueron cerrados porque los edificios se tuvieron que derribar, y otros porque quedaron muy maltrechos y ha habido que reformarlos completamente.

¿Qué iniciativas está desarrollando la asociación?

Lo primordial es lo relativo a la gastronomía y la gestión de eventos. Tenemos una agenda junto con el Ayuntamiento porque observamos que se iban solapando muchos eventos en la ciudad y entonces el servicio que queríamos dar a los clientes tanto internos como los que venían de fuera no nos satisfacía. Por diversificar y contar siempre con capacidad tenemos reuniones periódicas mensualmente con el horizonte de entre tres y cinco meses por adelantado, para ir planificando y tapando las semanas que están más flojas intentando mover algún tipo de encuentro que pueda ocurrir o que pueda venir a la ciudad a esas fechas para dar mejor servicio.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.