Diario 5325 17.07.2018 | 16:01
Hosteltur: Noticias de turismo
¿Siguen siendo efectivas?

Ranking de tarjetas de fidelización turística

Iberia, Travel Club y NH lideran la clasificación 8 agosto, 2016
  • El 69% de las personas que las utilizan dice que estas tarjetas no tienen influencia en la decisión de compra
  • Parece que el uso de las tarjetas de fidelización no se realiza por una necesidad de rebaja de precios
  • El mayor uso de las tarjetas de fidelización se da entre las personas con ingresos más elevados

Las tarjetas de fidelización a la hora de comprar o adquirir servicios turísticos "han dejado de tener influencia en el consumo de los viajeros de ocio en España". Así lo sostiene la empresa de estudios de mercado Brain Trust Consulting Services, basándose en los datos de la segunda oleada de su 'Barómetro Turístico 2016'.

Y es que según dicha encuesta, solo uno de cada cuatro españoles que viaja por ocio "utiliza habitualmente" las tarjetas de fidelización de las empresas relacionadas con el sector turístico.

La mayoría (69%) de los que las utilizan indican que estas tarjetas no tienen influencia en la decisión de compra.

Ranking de tarjetas de fidelización turística

¿Qué esperan los viajeros?

Para Ángel García Butragueño, responsable de la División de Turismo y Ocio de Brain Trust CS, “la fidelización del cliente en la industria turística es ahora algo mucho más complejo que regalarle puntos por sus compras".

"Los nuevos viajeros esperan de las compañías un trato personalizado, basado en sus costumbres y preferencias, demandan ofertas a su medida y, aunque el precio continúa siendo un factor relevante, otros aspectos relacionados con la experiencia del cliente tienen mucho más peso ahora en la toma de decisiones”, añade García Butragueño.

En este sentido, y según apunta esta empresa de estudios de mercado, "el análisis de los datos de los viajeros, mediante un uso inteligente del Big Data, será fundamental en el conocimiento del cliente, y en su aplicación para ofrecerles propuestas completamente personalizadas".

Así, "los viajeros entrevistados manifiestan que, lejos de ser miembros de un club de fidelización, cada vez menos selectivos, lo que desean es sentirse únicos, y que la oferta que se les entregue sea individualizada, y no sólo con beneficios cuantitativos sino también cualitativos".

Según se desprende de los datos del barómetro, "parece que el uso de las tarjetas de fidelización no se realiza por una necesidad de rebaja de precios, ni para obtener premios que sin ellas fueran inalcanzables para los usuarios", explica Brain Trust.

De hecho, el mayor uso de las tarjetas de fidelización se da entre las personas que cuentan con ingresos familiares más elevados (superiores a 60.000 euros) y por edades, los jóvenes menores de 35 años son las que menos las utilizan.

Millennials

Son precisamente los jóvenes viajeros, también conocidos como Millenials, quienes "exigen a las marcas mucho más, y ellos son los viajeros del futuro”, afirma García Butragueño.

“Por un lado demandan multicanalidad, para poder acceder y adquirir productos turísticos desde donde quieran y a través de cualquier dispositivo. Por otro, buscan ofertas innovadoras, diferenciadas y personalizadas que, a pesar de tener un buen precio, les indiquen que están adquiriendo algo único diseñado especialmente para ellos”.

Y es que "en un mundo cada vez más globalizado, donde gracias a la tecnología los viajeros tienen acceso inmediato a toda la información, los proveedores turísticos deben situarse en la mente de los consumidores desde un punto de vista emocional si quieren fidelizar a sus usuarios, ya que, una vez comoditizado el producto, se comportan de forma promiscua respecto a las marcas, a través de la filosofía del smart shopping".

Tarjetas que siguen usándose

En cualquier caso, y pese a este cambio de mentalidad, "todavía hay tarjetas que van a ser y están siendo utilizadas este verano, como son las tarjetas de las líneas aéreas, hoteles, y las tarjetas de gasolineras", recuerda Brain Trust.

Y, en este sentido, Iberia es líder en líneas aéreas (el 51% de las personas que dicen usar tarjetas de fidelización poseen la de esta compañía) seguida de Vueling (12%) y Air Europa (10%).

NH Hoteles lidera las tarjetas de fidelización hoteleras con un 29%, seguido de Meliá con un 19%.

Respecto a otros proveedores, Travel Club se posiciona la primera con un 46%, y tras ella, las tarjetas de gasolineras con un 20%, mientras que la tarjeta de Renfe (4%) o las de alquiler de coches (2%) son las menos usadas.

Y según se desprende de las afirmaciones de los viajeros encuestados, "los programas de fidelización de líneas aéreas, hoteles, rent a car y agencias de viaje se han estancado en el tiempo y tienen un formato ciertamente obsoleto, mientras que los consumidores esperan nuevos conceptos más revolucionarios, innovación y creatividad en los programas de fidelización del futuro".

En este sentido, concluye Ángel García Butragueño, "las empresas de la industria de viajes tienen la oportunidad ante sí de fijarse y aprender de otros sectores más avanzados, donde el concepto de fidelidad se ha sofisticado, ofreciendo espacios y comunidades en los que el cliente frecuente no sólo se beneficia de los descuentos de los programas de fidelización, sino que comunica, comparte y divulga sus experiencias, con el sentimiento de pertenencia a grupos afines y exclusivos, con beneficios ya no tanto económicos sino sociales".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.