Una descomunal joint venture transatlántica está en proyecto

Cuatro aerolíneas se defienden de sus rivales del Golfo

Tres aerolíneas miembros de Sky Team están siguiendo los pasos de Lufthansa: el próximo año estará operativa, a menos que sea autorizada este mismo año, una joint venture para poder competir mejor con sus rivales del Golfo Pérsico -Emirates, Etihad Airways y Qatar Airways-. Air France, KLM y la aerolínea estadounidense Delta Airlines se unirán para la explotación conjunta de múltiples rutas a la compañía india Jet Airways, única que no es miembro de la alianza aérea global. Según han precisado, aún está pendiente de aprobación oficial este negocio conjunto que representa el 25% de la capacidad transatlántica total y tendrá unos ingresos anuales de 12.000 millones de dólares.

Lufthansa suscribió un acuerdo con Singapore Airliensen noviembre de 2015 para operar rutas entre Singapur y Europa sobre bases de joint venture, expandiendo sus vuelos de código compartido y profundizando la cooperación comercial. El acuerdo incluía sus filiales Austrian Airlines, SilkAir y Swiss. Este año, a principios del pasado mes de septiembre y luego de más de dos años de negocaciones, el Grupo Lufthansa y Air China acordaron la firma antes de finalizar el mes de un acuerdo de joint venture, a través del cual compartirán ingresos y coordinarán rutas y horarios, y controlar más tráfico Europa y China y, a través de este país, conectar otros mercados en el continente (ver:Lufthansa y Air China crearán otro gigante aéreo).

El nuevo proyecto

Par el nuevo proyecto, las compañías utilizarán sus hubs en Ámsterdam y París Charles de Gaulle en Europa junto con Atlanta, Minneapolis y Nueva York Jhon F. Kennedy en los Estados Unidos.

Cuatro aerolíneas se defienden de las rivales del GolfoCuatro aerolíneas se defienden de las rivales del Golfo

Según Air France, cubrirá rutas entre India, Europa y América del Norte y del Sur, así como entre América del Norte, India y África a través de Europa. Los viajeros procedentes de las regiones del Reino Unido podrán encontrar más conveniente hacer conexión en Amsterdam o París Charles de Gaulle en lugar de Londres Heathrow.

Las compañías han seleccionado estas rutas en particular debido a que las aerolíneas del Golfo han captado gran parte de este tráfico en detrimento de las operadoras europeas, según una información del portal Business Travellers.

El objetivo de Jet Airways

La cuarta eventual socia en esta joint venture en proyecto es la aerolínea india Jet Airways. Sin embargo, Jet Airways es 24% propiedad de Etihad Airways, por lo que llama la atención su participación en este negocio conjunto de tres oscias de SkyTeam.

Los medios locales indios especulan que ésta es una vía para Jet Airways expandirse internacionalmente en lugar de, simplemente, alimentar de pasajeros los vuelos de Etihad Airways en su hub del Aeropuerto de Abu Dhabi.

Pero Jet Airways no pierde el tiempo con sus planes de expansión. Desde el inicio del horario de invierno, a finales de este mes de octubre, sus vuelos entre Bombay, Delhi y Amsterdam más el que continuará a Toronto serán operados por B777-300ER, un equipo más grande que reemplaza el A330-200 actual.

Los vuelos entre estas dos ciudades de la India y Londres Heathrow seguirán siendo operados por B777-300ER. Su servicio Paris CDG a Bombai será reprogramado a otro horario para una mejor conectividad. Ahora partirá en la noche, mientras que la actualidad la salida es en la mañana.

Las viejas rencillas

Ciertamente hay poca estima entre Delta y las compañías del Golfo. Estas últimas compitieron ferozmente y provocaron que Delta junto a otras aerolíneas estadounidenses salieran del mercado del Golfo. Posteriormente, Delta tuvo su ‘revancha’ bloqueando la puerta de llegadas para el servicio inaugural de Qatar Airways con su Airbus A380 en el Aeropuerto Internacional de Atlanta Hartsfield-Jackson, hub principal de la aerolínea estadolunidense, primera operadora del aeropuerto de mayor tráfico del mundo.

A principios del pasado mes de junio, cuando el superjumbo A380 de Qatar Airbus aterrizó en Atlanta no se le asignó una puerta, obligando a sus pasajeros a desembarcar a través de escalerillas móviles y a ser trasladados en vehículos a la terrmianl. Un A320 mucho más pequeño fue aparcado en la única puerta adecuada para el A380 del aeropuerto cuando llegó el vuelo procedente de Doha.

El aeropuerto argumentó que la aerolínea no avisó adecuadamente que utilizaría un avión más grande.

Sin embargo, el CEO de Qatar Airways, Akbar Al Baker, tildó de “malvados” a los responsables de Delta Airlines por lo que consideró el papel jugado en todo eso por la compañía aérea estadounidense y arruinar el vuelo inaugural del aruta Doha-Atlanta, acusaciones rechazadas por la aerolínea norteamericana.

En cuanto al aeropuerto, Al Baker consideró que era “una violación absoluta del contrato de servicios aéreos”, así como el fallo de los proveedores del servicio de asistencia en tierra, obligando a la aerolínea a buscar improvisadamente otra empresa de handling. “La conducta del aeropuerto y Delta serán tomadon muy en serio por el gobierno de Qatar”, dijo Baker.

El aeropuerto dijo que sus normas establecen una antelación de 60 días para que una aerolínea avise que planea utilizar un A380, y que la compañía no lo había hecho adecuadamente.

Sus comentarios forman parte del continuo enfrentamiento transatlántico. Delta y otras aerolíneas estadounidenses han acusado a Qatar Airways y las otras compañías del Golfo Pérsico de competencia desleal mediante la recepción de miles de millones en subsidios de sus gobiernos para apoderarse de grandes cuotas del mercado mundial.

Las compañías de Oriente Medio han negado estas subvenciones y han recordado a sus rivales estadounidenses cómo se han beneficiado de la ayuda del Gobierno de los EEUU a través de la Ley de Protección anti Bancarrota.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.