Diario 5382 21.09.2018 | 21:19
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista a Kike Sarasola, presidente y fundador de la cadena

Room Mate Hotels entra en playa

El objetivo es abrir el primer hotel vacacional en el verano de 2017 en Canarias o Baleares 17 octubre, 2016
  • La idea es trasladar su modelo de negocio del centro de las ciudades a primera línea de playa, tanto en España como en el resto de Europa y América, norte y sur
  • La cadena ya tiene sobre la mesa 2.000 habitaciones que podría incorporar de aquí a 2020
  • Room Mate, tras un verano espectacular, cerrará 2016 con un 36% más de ingresos de explotación hasta alcanzar los 72 millones de euros

Entrevista/Room Mate ha decidido dar el paso de entrar en el mercado vacacional, en un primer momento en playa pero no descarta en un futuro añadir hoteles de montaña a su portfolio. La idea es trasladar su modelo de negocio del centro de las ciudades a primera línea de playa, reforzando la oferta de alimentación y bebidas del establecimiento. Su presidente y fundador, Kike Sarasola, nos desvela en esta entrevista las claves del desarrollo de esta nueva línea estratégica.

¿Por qué habéis decidido dar este paso?

En Room Mate nos gusta escuchar a nuestros clientes para hacer las cosas no pensando en lo que le va a gustar, sino escuchándole de verdad y actuando en consecuencia: nosotros no pensamos por el cliente, le escuchamos. Y nuestros clientes llevaban tiempo ya pidiéndonos, en redes sociales y también en nuestros hoteles, que fuéramos a playa y por eso hemos decidido entrar en el segmento vacacional. El primer paso será playa, pero más adelante podemos sumar montaña.

¿En qué destinos estáis mirando?

Estamos mirando en Baleares, Canarias, algo en la costa catalana, en la Costa del Sol y Riviera Maya. Ésos son los objetivos ahora mismo. Ya tenemos sobre la mesa 2.000 habitaciones que podríamos incorporar de aquí a 2020. Aún no hay nada cerrado, pero estamos en negociaciones y lo primero será algo en Canarias o Baleares. La idea es empezar en destinos nacionales para posteriormente dar el salto internacional en el Caribe, aunque todo dependerá de dónde surjan las oportunidades porque ahora mismo estamos abiertos a cualquier destino, tanto de Europa como de América, norte y sur. La misma expansión que vamos a hacer en urbano también la podríamos hacer en vacacional. Estamos muy ilusionados, estudiando varios proyectos, algunos de ellos en una fase muy avanzada, pero vamos a ser muy selectivos.

¿Qué tipo de producto buscáis para llevar a cabo esta expansión?

Estamos abiertos a propietarios que no busquen una cadena tradicional, sino una disruptora y joven porque podemos acoplarnos a muchos destinos. En cuanto al tamaño del hotel, cuanto más grande mejor, pero siempre con un mínimo de 100 o 150 habitaciones y con la posibilidad de desarrollar la oferta de alimentación y bebidas con terrazas en la azotea, beach houses, música si abrimos algo en Ibiza, etc. Enfocaremos la creatividad en hacer cosas distintas y divertidas y ya estamos en ello.

Room Mate siempre está abierto a cualquier estrategia de crecimiento,  ya sea dando entrada en el capital a algún socio que aporte hoteles, como a través de alianzas estratégicas, según ha destacado su presidente y fundador, Kike Sarasola.Room Mate siempre está abierto a cualquier estrategia de crecimiento, ya sea dando entrada en el capital a algún socio que aporte hoteles, como a través de alianzas estratégicas, según ha destacado su presidente y fundador, Kike Sarasola.

¿Cuándo abriría el primer hotel?

El objetivo es que abra en el verano de 2017 porque la idea es coger hoteles existentes y los plazos dependerán de las reformas que haya que acometer. Pero lo que tenemos claro es que vamos a respetar la esencia de Room Mate, sus tres D (dormir, ducharse y desayunar), aplicada a la playa, reforzando el área de alimentación y bebidas. Es decir, estudiaremos de manera individualizada cada destino y nos acoplaremos a cada entorno, pero siempre en óptimas localizaciones.

¿Cómo se va a llevar a cabo el crecimiento de esta nueva línea de negocio?

La expansión la vamos a financiar nosotros mismos y el accionariado sigue siendo el mismo: yo tengo el 70% y Sandra Ortega el 30% (‘Kike Sarasola se hace con el 70% del capital de Room Mate Hotels’, publicado por HOSTELTUR noticias de turismo). No obstante estamos abiertos a cualquier forma de crecimiento de la cadena, ya sea dando entrada en el capital a algún socio que aporte hoteles, como a través de alianzas estratégicas. Room Mate siempre está abierto a cualquier estrategia de crecimiento, siguiendo la fórmula empleada hasta ahora en urbano: hoteles en gestión o alquiler durante 25 años con operaciones llave en mano a cargo del propietario, dando prioridad a la ubicación y manteniendo la misma marca.

¿Y por qué ahora?

Era el momento. La compañía va bien, hemos refinanciado la deuda a largo plazo y los resultados de este año están siendo muy buenos, mejor de lo previsto en todos los parámetros. Todos los hoteles están yendo bien excepto Estambul, que ha sufrido un parón, pero creemos en el destino, donde en 20 días abrimos nuestro segundo establecimiento. O sea, la compañía va muy bien, los socios estamos satisfechos y creemos que es el momento de dar el salto con esta nueva línea de negocio.

Kike Sarasola aboga por aprovechar las vacas gordas para los cuatro “res”: reinventarse, redecorar, reformar y reinvertir, para poner la planta hotelera al día.Kike Sarasola aboga por aprovechar las vacas gordas para los cuatro “res”: reinventarse, redecorar, reformar y reinvertir, para poner la planta hotelera al día.

¿Qué tal ha ido el verano?

El verano ha sido espectacular. La cadena mantiene su ocupación media anual en el 87%, mientras que el precio medio lo hemos subido un 14,5%, pasando de los 117 euros de 2015 a 134 como previsión de cierre de 2016. El RevPar también ha subido un 13,7%, de 102 a 116 euros, y si concluimos 2015 con unos ingresos de explotación de 53 millones de euros, este año se alcanzarán los 72 millones, casi un 36% más, de los que 44 millones se han contabilizado ya hasta agosto.

¿Y cómo se presentan los próximos meses de aquí a final de año?

A nosotros nos está yendo muy bien, septiembre-octubre estamos a tope en todas las ciudades: el turismo español se ha vuelto a reactivar, Madrid está subiendo muchísimo, tanto la demanda como el precio medio, y la verdad es que estamos muy contentos. Sigo diciendo que hay una burbuja, que tenemos que aprovechar estas vacas gordas para los cuatro “res”: reinventarse, redecorar, reformar y reinvertir, para poner nuestra planta hotelera al día, para que los que nos visitan no lo hagan una sola vez, sino que repitan. Y para ello la Administración debería apoyar más al sector con un plan para incentivar la reforma de la planta hotelera, especialmente en los destinos maduros, ahora que vivimos buenos tiempos. Ahora precisamente he empezado a grabar para Discovery Max el Hotel Hell español con la productora Shine, para ayudar a propietarios en apuros; una gran producción con un equipo fantástico. Es una nueva faceta, cada hotel tiene su problemática y no es fácil, es duro y tenso a veces, pero al mismo tiempo es una experiencia muy positiva y estoy muy satisfecho. Además enseña al sector que hay que readaptarse.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.