El modelo mochilero puede ser más sostenible que el turismo familiar

Del turista hiperconectado y la revisión del concepto de calidad

La evolución del cliente no siempre corre en paralelo a la de las empresas, pero es imprescindible hacerlos coincidir para lograr rentabilidad. El sector turístico no puede ser ajeno a la realidad que impone el nuevo turista hiperconectado, pero tampoco tiene por qué adoptar una actitud pasiva y tiene la posibilidad de buscar el tipo de visitante que contribuya a un crecimiento sostenible. Así se puso ayer de manifiesto en la primera jornada de Sevilla Tourism Week.

El arranque del evento estuvo a cargo del presidente de Segittur, Antonio López de Ávila, quien comenzó cifrando la importancia del sector turístico en Europa, al sostener más de siete millones de puestos de trabajo, muchos de ellos cada vez más relacionados con las nuevas tecnologías, con la creación de profesiones que antes no existían, y que nacen de la necesidad de atender a un "viajero hiperexigente y superconectado".

Antonio López de Ávila, presidente de Segittur.Antonio López de Ávila, presidente de Segittur.

Se trata de "un viajero que decide de qué modo quiere consumir su experiencia", y es un "nuevo viajero digital" que exige una "nueva industria digital", de tal modo que no se admite dar la espalda a esa realidad porque "si nuestro producto no está conectado con el mundo digital, no existe".

De ahí que defienda la necesidad de convertir los destinos españoles en destinos inteligentes, un modelo que Segittur no sólo está extendiendo dentro de España con la peculiaridades de cada lugar sino que ya ha comenzado a exportar, como es el caso de la experiencia de Cozumel, en México, y que será tomado como paradigma que la propia Organización Mundial del Turismo (OMT), que celebrará el primer encuentro internacional sobre destinos inteligentes en 2017, ha hecho también suyo.

Hacia un nuevo concepto de turista de calidad

El debate en la mesa redonda celebrada ayer en la jornada estuvo centrada en uno de los temas más candentes de la actualidad turística, la saturación de algunos destinos, así como la necesidad de erradicarla o evitar su aparición en cada caso. En ella participaron el director de Marketing de Madrid Destino, Carlos Menéndez; el director de Promoción de Turisme de Barcelona, Josep Antón Rojas, y el profesor de Antropología Social de la Universidad de Sevilla, Javier Hernández.

Los representantes de Barcelona, Madrid y Sevilla defendieron un modelo sostenible.Los representantes de Barcelona, Madrid y Sevilla defendieron un modelo sostenible.

Las tres ciudades prevén cerrar 2016 con un importante incremento de visitantes y persiguen que este crecimiento sea sostenible por medio de dar prioridad a la calidad por encima de la cantidad. Un planteamiento que lleva a su vez a una reflexión sobre el concepto de turista de calidad y que todas ellas alejan de aquel que únicamente representa mayor gasto. Desde Turisme de Barcelona lo definen como "aquel turista que hace un uso de la ciudad muy relacionado con la cultura o la gastronomía, que utiliza el alojamiento reglado y cuida de la ciudad".

Desde Destino Madrid añaden a ese concepto por ejemplo la importancia de favorecer un turismo de compras no centrado sólo en las marcas sino en el "comercio tradicional y en el producto creado en Madrid". Puede ser tranquilamente un mochilero, que incluso en otro momento más adelante en su vida vuelva a la ciudad "con la cartera más llena". Lo importante, afirma, es que "cree riqueza y puestos de trabajo".

El profesor de la Universidad de Sevilla considera que "el turismo de calidad es el que concilia el legítimo turismo con la vida de la ciudad, que beneficie a la población local".

El gerente del Consorcio de Turismo de Sevilla, Antonio Jiménez, durante la presentación de la jornada.El gerente del Consorcio de Turismo de Sevilla, Antonio Jiménez, durante la presentación de la jornada.

Los tres expertos abogaron además por una ampliación del mapa turístico de las ciudades poniendo en valor nuevos recursos y ampliando las zonas visitables, crear nuevos focos lejos del centro turístico tradicional de cada urbe.

Presente entre el público, el gerente del Consorcio de Turismo de Sevilla, Antonio Jiménez, aseguró que le preocupa que, en la senda de crecimiento, se produzca una "pérdida de de la identidad de la ciudad". No obstante, "tenemos que seguir creciendo, ¿cómo lo afrontamos?, preguntó. Desde la mesa se abogó por dejar participar a la ciudadanía y los distintos actores en el modelo turístico a trazar y por huir de la "estandarización de la diferenciación", según indicó Javier Hernández.

Respecto a lo primero, el gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia (AHS), Santigo Padilla, remarcó que en la planificación de un nuevo paradigma se debe buscar la "eficiencia", aunque se dé voz a los diferentes agentes sociales, "que no nos perdamos en el debate". Y señaló también que respecto a la presencia cada vez mayor de la oferta de alojamiento no reglado, no hay que perder tampoco de vista que tras ello no están sólo vecinos que alquilan casas, sino grandes empresas de un tamaño equiparable al de las grandes cadenas hoteleras.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.