Es hora de ponerse guapos para Google

Factores SEO para mejorar el posicionamiento de la web de tu hotel

Apuesta por la visibilidad orgánica del viajero

Partiendo de un producto competitivo, solo nos queda hacer todo lo posible para que Google nos vea de la mejor forma posible. Por esta razón, optimizar aquellos factores útiles para valorar la web y posicionarla donde se merece es tarea del hotel. En el siguiente listado extraemos algunos de esos factores básicos y clave para facilitar la tarea a los bots de Google. Recuerda que más allá de la primera página, simplemente no existes.

El arranque del nuevo año puede ser un buen momento para plantearnos mejoras tanto a nivel personal como profesional. El SEO es una de esas asignaturas pendientes que tanto por el esfuerzo que conlleva como por la falta de tiempo o porque aparentemente no influye en la cuenta de resultados, se deja en un segundo plano.

El posicionamiento orgánico se basa en el equilibrio entre demanda del usuario y como seamos capaces en facilitar la vida a los motores de búsqueda.El posicionamiento orgánico se basa en el equilibrio entre demanda del usuario y como seamos capaces en facilitar la vida a los motores de búsqueda.

Si nos detenemos por un momento y analizamos nuestros hábitos de consumo online, podemos determinar cómo de importante es el hecho de poder acceder a determinada información a través de los motores de búsqueda, además de como sus resultados nos condicionan.

El posicionamiento se basa sobre todo en relevancia y experiencia positiva del usuario como requisitos fundamentales en los resultados de búsqueda. De esta forma, la irrelevancia condicionará los productos o contenidos de menor valor en posiciones no relevantes para el usuario. Este es motivo más que suficiente para analizar la mecánica del cliente como punto de partida (cliente satisfecho = mejores resultados de posicionamiento) junto a la mecánica del motor de búsqueda del mercado al que nos dirijamos (en nuestro país Google).

Una vez tengamos un buen producto pasaremos a mejorar la parte mecánica de la web para facilitar la indexación, que no la venta. Estos son algunos de los aspectos básicos para la mejoras técnicas del SEO de la web de tu hotel y que se dividen en factores internos y factores externos:

Factores internos

Los factores internos, conocidos comúnmente como SEO On-site, son los relativos a una web, es decir, aquellos que pueden controlarse directamente desde el hotel. La misión del hotel debe de ser la de facilitar la tarea a los buscadores a la hora de acceder a la información publicada en la web. Podemos definir la calidad del contenido, la arquitectura web y el código HTML como los factores clave para optimizar la web de cara a la indexación de la misma.

El contenido de nuestra web es el factor más determinante para posicionar en Google. Publicar información original y de interés para el usuario es el fin que debe buscar la información que se publica en la web. Es importante apostar por contenidos entre 1.000 y 1.200 palabras, dado que posicionan con más facilitad.

Antes de generar contenido es importante identificar sobre que palabras vamos a centrarnos en nuestra web, dando soluciones acordes a esos términos.

  • Estructura.

Los sistemas encargados de la indexación de los contenidos envían la información rastreada a sus servidores. Tener una buena estructura de URLs facilita el rastreo y contribuye a la usabilidad y a la navegación de los usuarios. En relación a la estructura conviene mejorar la velocidad de carga y la versión móvil de la web, factores que van ligados a la indexación y a facilitar el uso de la web del hotel de cara al viajero.

  • El código HTML.

Los bots de Google acceden a la web para leer el código HTML de la web del hotel, por lo que es esencial tenerlo estructurado y optimizado. Los motores de búsqueda utilizan ciertas etiquetas HTML para mostrar información del contenido en sus resultados de búsqueda. Te explicamos algunas de estas etiquetas que influyen en el posicionamiento SEO:

  • Etiqueta Title: Únicamente es visible en el código HTML de la página. Es el título que muestra la web en los resultados de Google. Los motores de búsqueda la utilizan para poder identificar más fácilmente de qué trata la página en cuestión.
  • Etiqueta Meta-Description: Al igual que el title, solo es visible en los resultados de búsqueda. Los motores de búsqueda no la tienen en cuenta a la hora posicionar. Sin embargo, una buena meta-description puede hacer que la página reciba más o menos clics.
  • Etiquetas de cabecera: Son las etiquetas <h1>, <h2>, <h3>, etc., que muestran de forma jerárquica los diferentes títulos que pueden encontrarse en un contenido. Se aconseja que haya un único <h1> que defina el título principal del texto.
  • Datos estructurados: Los datos estructurados están cobrando cada vez más importancia en los resultados de búsqueda. Ofrecen a los buscadores una información más detallada sobre el contenido de una web y muestran información adicional que no enseñan el title o la metadescription como puede ser la valoración media en forma de estrellas o el número de opiniones de un artículo.

Factores externos:

Los factores externos, conocidos comúnmente como SEO Off-site, son aquellos que se escapan del control del hotel. La autoridad está basada en la relación que establecen los contenidos con el usuario a través de los buscadores. El comportamiento del usuario, la calidad de los links externos y las interacciones sociales son los más importantes:

  • La calidad de los link externos que apuntan a la web.

Mejorar la autoridad de la web pasa por conseguir que webs relevantes enlacen a la web de nuestro hotel y refrendan la utilidad de los contenidos que publica. La utilidad de contenidos “auditada” por los usuarios será crucial para que Google valore dicha información.

  • La relevancia que otorga la navegación del usuario.

Dependiendo del comportamiento del viajero, a través de las páginas que ha visitado anteriormente y su frecuencia, los motores de búsqueda adaptan los resultados. La ubicación del propio cliente potencial en el momento de la búsqueda también condiciona los resultados.

Las menciones en redes sociales y los contenidos compartidos influyen a la hora de designar la autoridad de un dominio. Los links compartidos en Twitter o en Google+ como las páginas compartidas en Facebook condicionan la posición en los resultados de búsqueda.

Debemos partir de la base de que no existe una ley absoluta sobre posicionamiento. Pese a esta premisa, es necesario adquirir conciencia de que sí que hay condicionantes que reformulan las estrategias que podemos adoptar. Para ampliar esta información disponemos de recursos en forma de webs como la de la compañía Moz y su apartado sobre factores SEO. Aún así, los conceptos que aportamos pueden ser más que suficiente para empezar el año con una propuesta de mejora de SEO clara.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.