En la actualidad recibe el 33% de la recaudación

Barcelona reclama el 100% de la tasa turística

El Plan Estratégico de Turismo de Barcelona 2020, la hoja de ruta que tiene previsto impulsar el Ayuntamiento en los próximos cuatro años, pretende establecer un nuevo modelo de gestión alrededor de los que denomina Espacios de Gran Afluencia (EGA), con los que "trabajar realidades concretas de presión turística, poder mejorar la relación entre el turista y los residentes y resolver problemas de convivencia de uso del espacio público", según explicó ayer el concejal de Empresa y Turisme, Agustí Colom, que junto al segundo teniente de alcaldía de Empresa, Cultura e Innovación, Jaume Collboni, presentó el proyecto. Además, expuso que el consistorio está estudiando la posibilidad de establecer nuevas medidas fisacales, al tiempo que reclama el 100% de la recaudación de la tasa turística, frente al 33% que recibe ahora.

El gobierno de Ada Colau quiere explorar medidas fiscales, como gravar el alquiler de las habitaciones turísticas (bed and brekfast) o las estancias de cruceros inferiores a 12 horas, que dependen de la Generalitat y más concretamente del reglamento de la ley catalana de Turismo o de la negociación de la recaudación de la gestión de impuesto turístico por parte de los ayuntamientos, que Barcelona reclama al 100 % al amparo dela Carta Municipal.

Respecto a la tasa turística, Jaume Collboni aseguró que en la negociación parlamentaria del presupuesto del 2017 el gobierno catalán ya habría aceptado destinar a los ayuntamientos el 50% de lo que la Generalitat de Cataluña recauda con este impuesto (ahora Barcelona recibe el 33 %), lo que ha calificado de "buena noticia", aunque ha insistido en que Barcelona necesita quedarse con el 100 % de lo que recauda.

Según contempla, el plan Barcelona explorará nuevas medidas fiscales para las viviendas, los autocares, los cruceros y las habitaciones dedicadas a la actividad turística para que los turistas contribuyan a financiar el impacto y el uso del espacio publico que generan.

Barcelona.Barcelona.

Además, se está trabajando en nuevas tasas municipales que espera poder aprobar y aplicar este año, como la del aumento de 4,5 a 45 euros lo que pagan los autocares turísticos por aparcar en Montjuïc.También

"El plan plantea la necesidad de abordar los beneficios del turismo con un mayor retorno a la ciudad de la tasa turística, mayor capacidad del gobierno municipal de decidir su uso y la posibilidad de discutir planificar nuevas fórmulas fiscales que graven la movilidad o el cambio de usos", indicó Agustí Colom.

Entre las posibles medidas que citó figura que los pisos turísticos dejen de pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles como residencias y pasen a hacerlo como usos empresariales, un cambio que requiere la modificación de la Ley de Haciendas Locales y que Barcelona está estudiando pedir junto a otras ciudades españolas.

En este sentido, la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) emitió también ayer un comunicado en el que considera "absurdo" que el Ayuntamiento de Barcelona pueda aumentar el IBI a los pisos turísticos.

Lamentó que el consistorio "no deje de proponer medidas contra el parque de pisos turísticos legales de la ciudad en lugar de luchar contra los más de 6.000 alojamientos ilegales que se calcula que hay en la ciudad". Dicha agrupación considera que se debería "trabajar en aumentar la oferta legalizada y no idear medidas que desincentiven la legalidad.

Líneas de trabajo

En la presentación general del plan, el concejal de Turismo detalló que plantea tres grandes líneas de trabajo: la gobernanza responsable, la sostenibilidad ambiental, laboral y social y la mejor distribución de los beneficios que genera el turismo, y subrayó que la promoción turística pasa a ser una herramienta.

A diferencia del Plan de Turismo 2010-2015, el nuevo proyecto espera generar un nuevo modelo de gestión estable alrededor de los que denomina Espacios de Gran Afluencia (EGA.

En esta línea, el concejal de Turismo anunció que de cara el próximo verano se desarrollarán dos pruebas piloto en dos zonas saturadas, "Sagrada Familia y Barceloneta, donde trabajando conjuntamente con los operadores turísticos y con las entidades vecinales y los comercios del territorio seamos capaces de aportar soluciones que signifiquen un salto cualitativo y todos los agentes participemos".

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

CARLOS MARTI31/01/2017 14:01:12

Alguien le ha explicado a la alcaldía la cantidad de negocios / personas que viven gracias al turismo?, hoteles, tiendas, bares,... y es lo que en Catalunya llamamos o presumimos de autónomos o pequeños empresarios. El retorno es enorme. No se puede jugar en 1ª división con estas actitudes de rechazo continuo. ¿Cuando se va a trabajar en serio en lugar de hacer caso a las minorías?

02 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.