Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Actualmente opera el Pol & Grace Hotel de Barcelona

La cadena &H busca expandir su oferta diferenciada con un segundo hotel

Sus establecimientos urbanos buscan hacer sentir a sus huéspedes como en casa de un amigo 15 febrero, 2017 Premium
  • &H prevé invertir nueve millones de euros para abrir su segundo establecimiento antes del verano de 2018
  • Sus gestores se planteaban antes de la apertura de Pol & Grace en qué podían ser los mejores de Barcelona, y llegaron a la conclusión de que podían ser expertos en la ciudad
  • Desde el año pasado el hotel cuenta con un nuevo apartamento turístico, Grace Boat, atracado en el Club Náutico, con tres habitaciones, cocina completa y un marinero para poder hacer excursiones y descubrir Barcelona desde el mar

La compañía &H quiere expandir su oferta diferencial a un segundo establecimiento con el que crear una cadena de hoteles urbanos singulares y diferentes, basada en el concepto emocional de hacer sentir a sus huéspedes como en casa de un amigo. El CEO de esta empresa familiar, Daniel Catalán, se encuentra en continua búsqueda de nuevas oportunidades y actualmente está en pleno proceso creativo de lo que será ese segundo alojamiento en el que prevé invertir nueve millones de euros para abrir antes del verano de 2018, para el que se encuentra en negociaciones con varios propietarios.

Su expansión se enfoca tanto en el territorio nacional, siendo Palma de Mallorca o Málaga sus principales objetivos, como en internacional, con Berlín y Milán como prioridades. En todos los casos se plantean tanto la compra y reforma de hoteles existentes, pero también la ejecución desde cero de nuevos edificios, gracias a la experiencia familiar como constructora.

De hecho la historia de &H se remonta al año 1983, cuando la familia Catalán se inicia en el mundo de la gestión hotelera con la construcción del Aparthotel Mediterráneo de Sitges, de 4 estrellas. En el año 2000 inauguran el Hotel Guillermo Tell en Barcelona, un 3 estrellas que ha estado en funcionamiento hasta que en 2013 Daniel Catalán se hace cargo del negocio familiar y desarrolla un nuevo concepto de hospitalidad.

Según explica él mismo, “durante la fase de inicio del proceso creativo buscábamos en qué podíamos ser los mejores de Barcelona. Y entre todos llegamos a la conclusión de que podíamos ser expertos en la ciudad; ser una plataforma para que el huésped pudiera conocerla. Nuestro target pasó a ser desde ese momento un visitante que pasa 18 horas al día fuera del hotel, curioso y activo. Sus necesidades son tener un lugar donde relajarse y descansar, a la vez que se prepara para su siguiente día en la ciudad”.

Las habitaciones están decoradas con objetos de los gustos y aficiones de esta pareja imaginaria, además de con las ilustraciones del pintor y arquitecto Julián García.Las habitaciones están decoradas con objetos de los gustos y aficiones de esta pareja imaginaria, además de con las ilustraciones del pintor y arquitecto Julián García.

Así nació &H, con el objetivo de “crear alojamientos donde hacer sentir a los huéspedes como en casa de un amigo donde les recomiendan sus sitios favoritos, conoces a sus amigos y descubres la ciudad desde un punto de vista local, no turístico”.

Reforma del Hotel Guillermo Tell

Para materializar esta idea, se invirtieron 1,2 millones de euros en la “renovación del Hotel Guillermo Tell para dotarlo de una personalidad propia e innovadora, llenándolo de historias y detalles interesantes para el huésped, y con un equipo de profesionales cercano, atento y siempre dispuesto a dar ese consejo de experto en la ciudad”. El resultado es el el Pol & Grace Hotel.

Precisamente uno de sus valores diferenciales es su equipo de nueve personas que, con una media de edad de entre 28 y 35 años, son expertos en Barcelona, conocen todos sus rincones y saben recomendar y ayudar a los visitantes en su estancia en el hotel. Al frente se encuentra como director Alex Montornés, quien cuenta con más de 10 años de trayectoria en el sector, gran parte de ellos en Condes Hotels Barcelona, Starwood Hotels & Resorts WorldWide y en Eurostars Hotels.

Al proyecto se sumaron otros expertos como Maurici Segú, director de Innovarout y colaborador académico en varias universidades españolas, y el estudio de arquitectura GCA, que le dieron forma, reformando el estilo, la decoración y el branding del antiguo hotel para convertirlo en la casa de una joven y cosmopolita pareja, Pol y Grace, que abrió en junio de 2015. Desde entonces su reputación en Booking.com y TripAdvisor ha mejorado notablemente hasta alcanzar puntuaciones del 9,2 en personal y 8,7 de nota media; posicionándose entre los 60 mejores hoteles del destino.

Instalaciones y servicios

Este 4 estrellas, en el que cada rincón está impregnado de la historia de la pareja, de sus gustos y pasiones, dispone de 61 habitaciones distribuidas en seis plantas, todas personalizadas con atributos de Barcelona que las hacen únicas. Las ilustraciones del hotel son del pintor y arquitecto Julián García, que ha dejado constancia de los lugares más buscados por el visitante en la ciudad, al igual que cada pasillo, marcado por la propia letra de sus protagonistas, que van recordando nuevos capítulos de la vida de la pareja.

El desayunador, donde los huéspedes pueden disfrutar de la primera comida del día como si estuvieran en la casa de un amigo.El desayunador, donde los huéspedes pueden disfrutar de la primera comida del día como si estuvieran en la casa de un amigo.

El lobby es un espacio diáfano con una gran pizarra en la que se recoge la agenda de la ciudad y recomendaciones para disfrutar durante la estancia; además de ofrecer servicio whatsapp, disponible las 24 horas al día, donde el huésped puede resolver cualquier duda e incluso hacer una reserva. Asimismo cuenta con una biblioteca con los libros de Pol y Grace, una zona de trabajo abierta y un área de exposición de obras de artistas locales. Asimismo tiene servicio gratuito de café y té durante todo el día para los huéspedes, y aparcamiento privado.

Además el pasado año, y siguiendo con el objetivo de transmitir las aficiones de Pol y Grace, el hotel ha materializado otra de sus pasiones, la navegación, y pone a disposición de sus clientes un nuevo apartamento turístico, Grace Boat. Atracado en el Club Náutico, el barco cuenta con tres habitaciones dobles, cocina completa y un marinero para poder hacer excursiones y descubrir Barcelona desde el mar.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.