Smart Island World Congress en Calvià, Mallorca

Conectividad, factor impulsor clave de la competitividad de las islas

Las regiones mejor conectadas disponen de mejores flujos de bienes, exportación, de turistas

La creciente conexión global representa una oportunidad para formar parte de los flujos industriales, tecnológicos y de talento. La relación eficiente entre conectividad global y competitividad adquiere un matiz importante en el desarrollo de todas las regiones del mundo. Esto deriva de una variable clave: la conectividad es un factor impulsor de la productividad en las regiones europeas y de muchas del mundo, y ésta es considerada la piedra angular de la competitividad.

Así lo ha planteado Antoni Riera, director de Investigación de la Fundación Impulsa Balears y catedrático de Economía Ambiental de la Universidad de Islas Baleares, participante en el plenario Más allá de enclaves solitarios: islas en un mundo conectado, en el marco del Smart Island World Congress, que se celebra durante dos días en Calvià, Mallorca.

Riera Font explicó cómo las particularidades de las islas pueden ser aprovechadas para desarrollar territorios insulares más inteligentes y aumentar su eficiencia, productividad y competitividad mediante una estrategia smart y conectividad, pudendo aprovechar los beneficios de la globalización.

Conectividad, factor impulsor clave de la competitividad de las islasConectividad, factor impulsor clave de la competitividad de las islas

En su intervención ha referido que si se colocan las 263 regiones europeas en un mapa, se constatrá que aquellas que mantienen una conectividad global tienen altos ratios de competitividad. “Esta relación entre conectividad y competitividad es muy interesante analizar para las regiones insulares porque está demostrado que las regiones insulares son territorios muy particulares, de pequeño tamaño, por lo general, tienen características especiales que les dificulta participar de esos beneficios y esas oprotunidades asociadas a la globalización”.

Explicó que la productividad de un territorio depende de diversos parámetros como la calidad de la educación superior, la atracción del talento, la salud, el potencial del mercado, la eficiencia del sector laboral pero muy especialmente de los que están relacionados con la conectividad como tecnología, sofisticación empresarial y la innovación. "Y está comprobado que las regiones más conectadas son más capaces de articular todos estos pilares para la competitividad".

Riera Font ha destacado asimismo que la posición competitiva de una isla suele estar por debajo de los niveles de competitividad de los territorios continentales con los que forman Estado. Así, puso el ejemplo de Baleares que es un 28,1% de Madrid que ostenta la mayor puntuación y nivel de competitividad en el territorio continental español. De las 263 regiones europeas, Baleares ocupa la posición 175.

Agregó que las islas suelen especializarse en comercio, transporte y turismo y, usualmente, los sectores de servicios están relacionados con bajo conocimiento y baja tecnología.

También explicó la relación existente entre los niveles de competitividad y prosperidad y renta per cápita, y se corresponden entre sí. Si una región tiene una alta renta a pesar de tener una baja posición de competitividad, con los años su renta bajará que es el caso de las islas, entre ellas las españolas, si no se aplica una visión estratégica, concluyendo que la vía adecuada es una estrategia smart y el marco la globalización.

Ver también Pasar del sol y playa al “sol y datos”, reto para las islas españolas, Isla de Pascua, la gestión del turismo por el pueblo Rapa Nui y Turistas por cada 100 habitantes en 25 islas del mundo.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.