Diario 5428 14.11.2018 | 18:50
Hosteltur: Noticias de turismo
El conflicto continúa entre la concesionaria Eulen y su plantilla, mientras Aena se mantiene al margen

Decenas de pasajeros pierden su vuelo por las colas de control en El Prat

La T1 del aeropuerto barcelonés amanece con largas colas por cuarto día consecutivo 26 julio, 2017
  • laT1 del aeropuerto barcelonés ha amanecido por cuarto día consecutivo con largas colas de hasta una hora en los controles de seguridad
  • Los viajeros se han visto afectados tanto en rutas domésticas como en internacionales, así como el "carril rápido" para quienes vuelan con niños o personas de movilidad reducida
  • Los trabajadores de Eulen, empresa contratada por Aena para proveer el servicio, atribuyen los retrasos a la falta de personal para atender el incremento de tráfico de pasajeros

Decenas de pasajeros aéreos han perdido este miércoles su vuelo por las colas que se han formado a primera hora y a media mañana en los controles de seguridad de la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat por el conflicto laboral en la empresa contratada por Aena para el servicio, Eulen, cuyos trabajadores atribuyen los retrasos a la falta de personal para atender el incremento de tráfico de pasajeros, motivo principal de los paros parciales convocados a partir del viernes de la semana que viene, 4 de agosto (ver: Vuelven las colas a El Prat en la antesala a una huelga de seguridad). Este jueves, laT1 del aeropuerto barcelonés ha amanecido por cuarto día consecutivo con largas colas de hasta una hora en los controles de seguridad, el primer filtro cuando se llega al recinto aeroportuario.

Para evitar el caos que se produjo este miércoles, cuando las colas desbordaron la zona central de la terminal, Aena ha instalado más tornos para organizar las filas de los pasajeros, quienes igualmente han mostrado su indignación por largas esperas.

En sus avisos a los pasajeros, Aena sigue apuntando a que el origen de las colas es "un conflicto laboral" entre Eulen, la empresa contratada por el gestor aeroportuario para el servicio de seguridad, y su plantilla. Los trabajadores, por su parte, niegan que estén haciendo una huelga encubierta e insisten en atribuir los problemas a la escasez de personal en medio de un tráfico de pasajeros creciente, asegurando que están cumpliendo jornadas de hasta 16 horas, y a la falta de formación de los contratados.

Además de los controles convencionales, situados en la planta superior de la terminal, esta mañana también se ha colapsado el filtro de los vuelos regionales, con esperas de 45 minutos, y el "carril rápido" para quienes vuelan con niños o personas con movilidad reducida (PMR).

Desbordada la T1

Este miércoles, la indignación dominó el ambiente, especialmente entre las 10.00 y las 11.00 horas, cuando las colas han desbordado la terminal T1 y las filas de usuarios que esperaban se han desplegado por toda la instalación.

Los viajeros se han visto afectados tanto en rutas domésticas como en internacionales, especialmente con destinos europeos, tras registrar esperas de entre una hora y media y dos horas para pasar los controles de seguridad. A pesar de haber llegado con más de dos horas de antelación, se ha quedado en tierra.

Decenas de pasajeros pierden su vuelo por las colas de control en El PratDecenas de pasajeros pierden su vuelo por las colas de control en El Prat

Tanto las aerolíneas como Aena, recomiendan a los pasajeros, a través de las pantallas de información de horarios de salidas y llegadas de vuelos y puertas de embarque, que acudan con más antelación de la habitual a El Prat para evitar que posibles colas en los controles de seguridad les hagan perder el vuelo.

Según recoge la agencia Efe, la mayoría de lso pasajeros salían de vacaciones y ahpra perderán varios días ya que tendrán que esperar hasta el próximo sábado para volar, mientras que otros debían volver a sus lugares de origen para reincorporarse a sus puestos de trabajo y se verán impedidos de hacerlo.

La posición de Aena

Aena ha asegurado que trabaja "desde el primer momento y constantemente" para resolver las colas que se forman desde este lunes en los controles de seguridad de la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona El Prat por un conflicto en la empresa que gestiona el servicio.

No obstante, al mismo tiempo sus portavoces aseguran que no se sentarán en la mesa de mediación de la Generalitat, tal y como exige la plantilla, dado que se trata de un conflicto laboral dentro de una empresa privada, Eulen, que fue contratada por el gestor aeroportuario que, en cualquier caso, es el responsable último de todos los servicios en los aeropuertos de su red.

Los trabajadores han convocado huelga indefinida todos los viernes, domingos y lunes a partir del 4 de agosto.

Este viernes Eulen y la plantilla se reúnen de nuevo con la mediación de la Generalitat, si bien el comité de huelga ya ha avisado de que no negociará si Aena, a quien consideran responsable en última instancia porque es quien licita el servicio, no se sienta en la mesa.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.