Un análisis de Esther Mascaró

Tormenta perfecta sobre el turismo en Barcelona

¿Y ahora qué? También en la industria turística

Análisis/ Barcelona es una de las potencias turísticas de Europa, con 18,1 millones de pernoctaciones en 2016. Pero ayer domingo los teatros suspendieron sus funciones y el Barça jugó un partido de liga a puerta cerrada: no fue un día normal ni para los residentes ni para los turistas. Las imágenes que se difundieron en España y en todo el mundo con lo que sucedía ayer en Barcelona dejan, al margen de las incertidumbres y responsabilidades políticas en las que no vamos a entrar desde HOSTELTUR, una incógnita sobre el futuro turístico de la ciudad a corto plazo. De momento ha sido convocada una huelga general para mañana martes día 3.

Barcelona ha sido noticia en los últimos meses a causa de la llamada turismofobia, un fenómeno que refleja el malestar real de una parte de los residentes en la ciudad, que se han visto superados por la masificación turística y los inconvenientes de vivir en el centro de una de las ciudades más turísticas del mundo. Pintadas y acciones contra los turistas no son una buena carta de presentación, pero aun así los indicadores de rentabilidad del sector hotelero de Barcelona han crecido significativamente en los últimos años, según ha publicado HOSTELTUR noticias de turismo en La tensión por el referéndum amenaza con frenar el turismo en Barcelona. El crecimiento medio anual (CAC) ha sido del 2,3% en el periodo 2008-2016, impulsado por un incremento medio anual del ADR del 1,0% y de la ocupación del 1,3%. En 2016 el RevPar en Barcelona alcanzó los 95,9 euros, la mayor cifra de la serie analizada situándose casi un 20% por encima de los niveles pre crisis, y superando en un 5,2% la cifra alcanzada en 2015. Pero, ¿y a partir de ahora, qué?

Incluso tras el atentado terrorista del 17 de agosto (Ataque en Barcelona: al menos 13 muertos) pareció que las reservas no tuvieron caídas significativas. Según BRIC Consulting, la ocupación se mantuvo alrededor del 90% gracias a descuentos significativos de entre el 8 y el 15%, llegando al 38 y al 50% en algunos hoteles muy céntricos y próximos al Barrio Gótico (ver: Barcelona: la demanda turística reacciona mejor de lo esperado).

Sin embargo, Barcelona ha sido noticia en las últimas semanas a causa del "procés" y el enfrentamiento abierto y sin paracaídas entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el Govern de Carles Puigdemont, y las incertidumbres alrededor de un día de "referéndum", el 1-O, ayer domingo, que nadie sabía a qué situación llevaría. Según Willis Towers Watson el RevPar de los hoteles de Barcelona registró, al cierre de agosto, una caída de entre un 8,5 y un 10,5%, que podría empeorar a finales de septiembre con caídas de más de 20 ó el 30% (ver: El RevPar de Barcelona caerá de un 15 a un 18% para finales de septiembre), precisamente por esa incertidumbre política.

La semana previa al "referéndum" hubo declaraciones cruzadas entre el sector turístico de la ciudad y el ministro Álvaro Nadal, quien defendió en Radio Nacional que "el impacto que está teniendo la situación política en Cataluña es mayor que el que han tenido los atentados" (ver: Nadal: La situación de Cataluña afecta al turismo más que los atentados). El ministro no aportaba datos para apoyar sus declaraciones, que fueron rebatidas por las agencias catalanas (Las agencias catalanas niegan que el 1-O esté afectando a las reservas) y el Gremi de Hoteles de Barcelona (El Gremi asegura que el turismo en Barcelona se mantiene con normalidad). Y es que según el sector, este fin de semana Barcelona estaba "llena" de turistas.

Ayer domingo Barcelona, Cataluña y España fueron noticia en todo el mundo y no precisamente en sentido positivo. Las imágenes de la violencia policial contra ciudadanos que querían votar -aunque fuera en un proceso suspendido por el Tribunal Constitucional- generó tuits de dirigentes europeos pidiendo al Gobierno del PP que cesaran las agresiones y se volviera al camino del diálogo, rechazando que la jornada hubiera producido 893 ciudadanos heridos. La imagen que se dio ayer no beneficia a nadie, por supuesto tampoco a la Marca España. Pero la gran duda es cuánto puede perjudicar a una industria turística que es el eje económico de España y de Barcelona y que parece estar viviendo, en esta ciudad, una tormenta perfecta.

Ésa es una más de las muchas incógnitas que pueden añadirse al largo listado de "¿y ahora qué?" tras la jornada de ayer. De momento, las entidades independentistas han convocado una huelga general para mañana martes día 3.

Vídeo de @XavierCanalis

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.