Impuestos al turismo

Turoperadores y agencias deberán pagar una nueva tasa en Barcelona

Los autocares que muevan turistas por la ciudad necesitarán una autorización especial, previo pago

Barcelona recibe cada día miles de visitantes que no pernoctan en la ciudad sino en municipios cercanos, hasta 100 kilómetros incluso. Algunos llegan en coche propio; o en metro desde las vecinas L'Hospitalet o Badalona; otros vienen en tren desde Sitges, Calella, etc; y un importante número de excursionistas llega también en autocares fletados por agencias de viajes y turoperadores. El Ayuntamiento de Barcelona ha encontrado una fórmula para que éstos últimos comiencen a pagar una tasa turística.

La fórmula no es otra que obligar a dichos autocares, "como expresión de los excursionistas que visitan la ciudad" a obtener una autorización especial para circular y estacionar por Barcelona, previo pago de una tasa, según explicó el concejal de Turismo, Agustí Colom.

Es decir, aunque esa autorización de circulación deba ser pagada por la empresa transportista o agencia de viajes que haya organizado el viaje, es probable que muchas compañías acaben repercutiendo el coste de ese cargo extra sobre el precio que se cobra al excursionista.

Sin embargo, los excursionistas que lleguen a la ciudad en otros medios de transporte quedarán exentos de dicha tasa, al menos de momento.

Un grupo de turistas en Barcelona, junto al autocar que los ha llevado hasta el centro de la ciudad.Un grupo de turistas en Barcelona, junto al autocar que los ha llevado hasta el centro de la ciudad.

Tarjeta de metro y bus T-10

Pero el Ayuntamiento de Barcelona quiere ir más allá y dentro de su estrategia de "movilidad turística" también estudia nuevas fórmulas para hacer pagar más a los visitantes que viajan en metro.

Y es que muchos turistas (se calcula que cerca de 5.000 al día) usan la tarjeta T-10 para moverse por Barcelona.

Este título de transporte, que da derecho a diez viajes por metro y bus, cuesta 9,95 euros.

Pero según recuerda el gobierno municipal, "la T-10 dispone de una subvención pública para garantizar el transporte público a un precio justo para los usuarios habituales".

"Por eso, una de las actuaciones prioritarias en las que se trabajará es la revisión de la política de tarifas para que los visitantes abonen el precio real de su movilidad", añaden fuentes municipales.

Según el Ayuntamiento, de los 30 millones de turistas que visitan Barcelona cada año, solamente ocho millones pernoctan en los hoteles de la ciudad.

Cabe recordar que en Cataluña está vigente desde 2012 un impuesto por pernoctaciones en establecimientos turísticos. El 50% de dicho tributo va a parar a las arcas municipales y la otra mitad se destina a un fondo de promoción del turismo gestionado por la Generalitat.

Ver también la noticia del pasado mes de julio Barcelona impondrá una tasa a todos sus visitantes aunque no pernocten.

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Bruno R. van Maurik19/10/2017 10:10:09

Tendran estos autocares plazas de parking gratuitas, habran baños publicos gratuitos para los turistas que llegan con estos autocares, habran lugares para encochar y desencochar, etc? O sigue todo tal como esta ahora? Si se exige un pago, tambien se tiene que poder exigir mejoras. Sino es simplemente un doble impuesto ya que en los alojamientos ya se les cobra una tasa turistica.

30 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.