Cardio Guard Systems ha instalado desfibriladores en sus 25 hoteles

Ilunion Hotels se convierte en la primera cadena 100% cardioprotegida

Superando incluso el cumplimiento de la legislación vigente en algunas CCAA

Ilunion Hotels se ha convertido en la primera cadena 100% cardioprotegida tras instalar desfibriladores en sus 25 establecimientos, además de en la sede corporativa del grupo en Madrid, de la mano de Cardio Guard Systems. La cadena supera así las condiciones establecidas en la legislación vigente en algunas de las comunidades autónomas donde está presente. Es más, el Grupo cerrará el año con 35 desfibriladores instalados en 34 de sus centros de trabajo, una iniciativa que obedece a su compromiso de crear espacios cardioprotegidos y velar por la salud de sus empleados, según afirman desde la entidad.

La Sociedad Española de Cardiología señala que más de 300.000 personas sufren cada año una parada cardiaca fuera de un centro hospitalario. La supervivencia tras uno de estos episodios desciende entre un 7% y un 10% por cada minuto que se tarda en aplicar la reanimación, lo que reafirma la importancia de instalar desfibriladores en los centros de trabajo y otras instalaciones.

Con la instalación de estos desfibriladores, Ilunion cumple con la normativa en todas las comunidades autónomas, incluyendo el reciente decreto que regula la instalación y la utilización de desfibriladores en la Comunidad de Madrid, que obliga a tener estos aparatos de reanimación en todos aquellos centros de trabajo con más de 250 empleados.

Asimismo, el departamento de Prevención de Riesgos Laborales está formando a todos los trabajadores que forman parte de los equipos de primeros auxilios y de emergencia de la compañía para que aprendan a utilizar los desfibriladores correctamente. Este curso, impartido por Cardio Guard Systems y titulado ‘Soporte vital básico y uso del desfibrilador externo automático’, formará anualmente a 16 personas por cada equipo.

Desfibrilador instalado en el Ilunion Suites Madrid.Desfibrilador instalado en el Ilunion Suites Madrid.

Para el coordinador de Prevención de Riesgos Laborales de Ilunion, Ricardo González Guerra, “esta iniciativa refuerza el compromiso de la empresa para garantizar la seguridad y la salud de nuestros trabajadores y de los usuarios de nuestras instalaciones”.

Por su parte Vanesa Sedano, miembro del departamento de Recursos Humanos de Ilunion Retail y participante en la formación, destaca que “este curso aporta información y recursos para saber cómo actuar, tanto en caso de parada cardiorrespiratoria como en casos menores”.

Esta iniciativa se enmarca en los objetivos de Empresa Saludable recogidos en el Plan Director de Empresa Saludable y Prevención de Riesgos Laborales de Ilunion.

Regulación por CCAA

Aunque existe una legislación de ámbito nacional, el Real Decreto 365/2009, de 20 de marzo, en el que se establecen las condiciones y requisitos mínimos de seguridad y calidad en la utilización de desfibriladores automáticos y semiautomáticos externos fuera del ámbito sanitario, lo cierto es que las competencias al respecto están transferidas a las comunidades autónomas y cada una ha regulado las especificidades para su uso dentro de su territorio.

En el caso concreto de los hoteles, según ha analizado Cardio Guard, sólo en nueve comunidades se ven afectados de una manera u otra por esta regulación. Hace año y medio los desfibriladores sólo eran obligatorios en los hoteles de cuatro CCAA, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

- En Andalucía sólo están obligados los establecimientos públicos donde se celebren o practiquen espectáculos públicos o actividades recreativas como teatrales, musicales, deportivas, juego, hostelería, catering, etc., con un aforo superior a 5.000 personas.

- En Aragón, aunque ya se ha aprobado la revisión del decreto que lo regula, se establece que deben contar con desfibriladores los hoteles que dispongan de salas de conferencias o gimnasios con capacidad para más de 500 personas.

- Ocurre lo mismo en Asturias, pero en este caso el aforo debe superar las 750 personas.

- En la Comunidad Valenciana el reciente Decreto 159/2017, aprobado el pasado mes de octubre, recoge que la instalación de desfibriladores es obligatoria en hoteles con auditorios, salones de conferencias y de banquetes con capacidad superior a 1.000 personas. Los establecimientos afectados por la nueva regulación tienen un plazo de un año, hasta el 17 de octubre de 2018, para adaptarse a ella.

Mapa que recoge la obligatoriedad de instalar desfibriladores externos automáticos (DEA) según la legislación vigente en cada CCAA.Mapa que recoge la obligatoriedad de instalar desfibriladores externos automáticos (DEA) según la legislación vigente en cada CCAA.

- En Canarias los establecimientos obligados a cumplir con esta legislación son los hoteles de más de 1.000 plazas, así como teatros municipales, auditorios y salas de congresos con un aforo superior a esta misma cifra. También recomienda su instalación en hoteles de entre 700 y 1.000 camas.

- En Cataluña deben contar con desfibriladores los hoteles que superen las 2.000 personas de ocupación, incluyendo la capacidad de habitaciones y de salones, pero también de los restaurantes, hall e incluso los empleados que trabajan en ellos; y aquéllos con una altura de evacuación superior a los 28 metros de altura, desde la planta baja hasta la última con uso hotelero.

- En la Comunidad de Madrid el pasado mes de septiembre se aprobó el Decreto 78/2017 que regula la instalación y utilización de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario y crea su registro, que obliga a instalarlos en hoteles con más de 100 plazas; un criterio “muy bajo”, como lo ha definido Daniel Jerez, director técnico y de Comunicaciones de Cardio Guard Systems, “comparado con la normativa vigente en Cataluña y en el País Vasco, por lo que afecta a muchos establecimientos”. El plazo para adecuarse a lo marcado en el Decreto finaliza el 15 de septiembre de 2018.

- En el caso de Navarra sólo están obligados a contar con desfibriladores los hoteles que dispongan de una piscina de uso colectivo para más de 1.000 personas, aunque la modificación del decreto que lo regula ya se encuentra en fase de proyecto.

- Finalmente, en el País Vasco están sujetos a esta legislación los establecimientos públicos con un aforo superior a 700 personas donde se celebren o practiquen espectáculos o actividades recreativas como teatrales, musicales, deportivas, juego y hostelería.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.