Diario 5509 17.02.2019 | 15:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Plan Estratégico 2019-2023 de la operadora ferroviaria

El AVE low cost de Renfe, hasta un 40% más barato, genera dudas

1 febrero, 2019

En menos de dos años, Renfe lanzará su AVE low cost, meses antes de la liberación del transporte ferroviario de pasajeros y se abra a la competencia, prevista para 2020 en toda la Unión Europea, según ha informado su presidente, Isaías Táboas, quien ha subrayado que este nuevo servicio podrían ser hasta un 40% más barato que el actual, cuyo precio medio ronda los 52 euros. No obstante, el nuevo proyecto genera dudas, ya que, diversos estudios han venido señalando que España cuenta con la mayor red de Alta Velocidad por habitante y la menos utilizada, con costes millonarios y escasa rentabilidad. En ello coincide el economista Santiago Niño-Becerra.

Este nuevo servicio se incluye en el Plan Estratégico de Renfe 2019-2023, con el que la compañía busca seguir creciendo en ingresos a pesar de la liberalización del servicio de pasajeros, por el que ya han mostrado interés compañías como Acciona y Air Nostrum.

El nuevo producto será operado por la propia Renfe, ya que es la única que en ese momento tendrá licencia para hacerlo, según Táboas, quien no ha desvelado cómo serán los trenes del ave de bajo coste ni en qué corredores de alta velocidad se podrá en marcha, aunque la idea pasa por estrenarlo con el Madrid-Barcelona.

"No esperaremos a ver qué hace la competencia. Trabajamos con el objetivo de que unos cuantos meses antes de que se abra el mercado tengamos un producto capaz de atraer ese público que hoy no viaja en ferrocarril y que no lo hace por precio", ha señalado el ejecutivo.

Para ello, habrá que ofrecer precios atractivos, ha apuntado el presidente de Renfe, quien ha asegurado que calculan que el ave de bajo coste podría conllevar descuentos de hasta el 40 % sobre los precios actuales (52 euros por viajero).

"La idea es que sea un producto comercial y, por tanto, hacerlo allí donde sea comercialmente rentable", ha subrayado Táboas, que ha añadido que tendrán que hacer un tren que, siendo más barato para los usuarios, tenga un menor coste de producción para la empresa. Esos costes, ha añadido, vienen derivados del coste de la energía, amortización del material, coste del personal a bordo y, sobre todo, "la cantidad de kilómetros al año que lo puedes tener funcionando y también del número de plazas".

El AVE se adapta a la demanda, mientras que en el caso del low cost, es la demanda la que se adapta al producto, ha dicho Táboas, que ha rehusado dar más detalles del proyecto.

España es el país con la segunda red de Alta Velocidad más extensa del mundo y la primera en km/habitante, pero la menos utilizada. Se trata de un servicio de costes millonarios y escasa rentabilidad con un impacto marginal sobre el turismo, según lo determinó un estudio comparativo de la experiencia de varios países de Fedea, realizado por los profesores Daniel Albalate y Germà Bel, catedráticos de la Universidad de Barcelona, cuyas conclusiones gozan aún de plena vigencia.

El economista Santiago Niño Becerra cuestionaba en Twitter el AVE low cost, teniendo en cuenta que el enorme coste de la red ferroviaria de alta velocidad "no se va a amortizar nunca jamás":

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.