Diario 5613 20.06.2019 | 05:05
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Posición de la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (Aceta)

Aerolíneas rechazan la ecotasa a la aviación propuesta por Bélgica

8 marzo, 2019
  • Aceta se ha posicionado en contra de la tasa medioambiental a la aviación comercial propuesta por Bélgica
  • La patronal de aerolíneas españolas considera esta ecotasa "nociva para el sector aéreo, el turismo y la economía"
  • Aceta cuestiona la eficacia de la medida, ya que se trata de un gravamen recaudatorio que no guarda relación con la reducción de emisiones

La Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (Aceta) se ha posicionado en contra de la tasa medioambiental a la aviación comercial propuesta por Bélgica, por considerarla "nociva para el sector aéreo, el turismo y la economía", y pide al Gobierno de España que "rechace cualquier tentación" de implantarla (ver: Bélgica propone un impuesto verde europeo a la aviación comercial).

Aceta, cuyas aerolíneas miembro -Air Europa, Air Nostrum, Binter, Canair, Evelop, Iberia, Iberia Express, Privilege Style y Vueling- mueven el 95% del tráfico aéreo operado por compañías con licencia española-, asimismo insta al Gobierno español a que abogue por incentivos a la investigación de combustibles sostenibles en el transporte aéreo, para fomentar su uso, y apueste de forma "decidida" por la implementación del acuerdo global de comercio de emisiones alcanzado en el seno de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Bélgica ha propuesto esta semana, durante una reunión del Consejo de Ministros Europeos de Medio Ambiente, introducir un impuesto europeo a la aviación comercial basado en su impacto ambiental, bien gravando el combustible o los billetes, similar a otra iniciativa presentada por los Países Bajos el mes pasado a los titulares de Finanzas y Economía de los Veintiocho.

La asociación de compañías españolas ha advertido este jueves de que la propuesta "tendría un efecto muy negativo, ya que frenaría el crecimiento del sector y, con ello, la conectividad aérea, el turismo y, por ende, la economía y el empleo", recordando que Países Bajos ya introdujo una tasa de este tipo en 2008 y la quitó al año siguiente.

Aceta cuestiona la eficacia de la medida para la finalidad que se persigue, pues se trata, en su opinión, de "un gravamen recaudatorio que no guarda relación alguna con la reducción de emisiones de CO2", cuestión para la que se deben buscar propuestas alternativas como el uso de biocombustibles en la aviación.

En este sentido, ha insistido en el compromiso "total" del sector aéreo con la sostenibilidad medioambiental, mediante un importante esfuerzo inversor en renovar su flota.

Aceta ha explicado que la aviación se rige por el comercio de derechos de emisiones de gases de efecto invernadero acordado por la OACI en 2016, con el objetivo de detener su crecimiento a partir del 2020 y evitar, además, la distorsión competitiva que generaría la proliferación de esquemas regionales no homogéneos.

Por tanto, la tasa que propone Bélgica "chocaría" con lo establecido por la propia OACI, desoyendo su plan de reducción de emisiones de CO2 e introduciendo una duplicidad de medidas aplicables a los vuelos internacionales.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.