Diario 5562 19.04.2019 | 14:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Polémica en Barcelona

Los cruceros son "una plaga de langostas", dice una concejal de Colau

La concejal Gala Pin dice que Barcelona no debería recibir pasajeros de cruceros 20 marzo, 2019
  • Barcelona recibió 830 cruceros el año pasado, con un total de tres millones de pasajeros
  • La facturación total de la actividad de cruceros en Barcelona se sitúa en 796 millones €
  • El sector, indignado por las críticas continuas del actual gobierno municipal hacia el turismo

El sector turístico de Barcelona no gana para sustos. En esta ocasión, Gala Pin, concejal del gobierno municipal de la alcaldesa Ada Colau, ha comparado los cruceros con "una plaga de langostas".

Gala Pin, concejal del distrito de Ciutat Vella, se manifestaba en los siguientes términos en una entrevista publicada en el diario Ara, cuando se le pregunta por los cruceros que llegan al Puerto de Barcelona:

"Creo que no deberíamos tener turismo crucerista. Es un turismo de plaga de langostas: devoran el espacio público y se van".

Cabe recordar que Barcelona recibió 830 cruceros el año pasado, con un total de tres millones de pasajeros, lo que marcó un nuevo récord.

Impacto económico

El gasto directo derivado de la actividad crucerística en Barcelona asciende a 442,5 millones de euros anuales, que se reparte entre tres agentes principales de gasto:

  • Navieras: 121,2 M €
  • Cruceristas: 315,8 M €
  • Tripulaciones: 5,5 M €

A partir de este gasto inicial se genera una facturación de manera indirecta e inducida de 353,5 millones de euros.

De este modo, la facturación total de la actividad de cruceros se sitúa en 796 millones de euros.

Además, los cruceros permiten el mantenimiento de casi 6.759 puestos de trabajo a tiempo completo.

Así lo recoge el “Estudio de Impacto Económico de la Actividad de Cruceros del Puerto de Barcelona“, impulsado por la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA) y realizado por el Laboratorio de transferencia de conocimiento AQR-Lab de la Universitat de Barcelona con el apoyo del Port de Barcelona.

Planificación

Tras las declaraciones efectuadas por la concejal Gala Pin, CLIA España ha emitido un comunicado donde recuerda que "los cruceros planifican sus escalas con dos años de antelación, lo que permite conocer con exactitud el volumen de viajeros para cada día del año. Esta previsión facilita una mejor gestión y organización del flujo de pasajeros".

CLIA: "Todos los visitantes son turistas por igual, independientemente del medio de transporte con el que hayan llegado a la ciudad"

"La amplia oferta de actividades en tierra contratadas a bordo de los cruceros contribuye a la no masificación de la ciudad, ya que los turistas se reparten entre distintas actividades propuestas", añade CLIA.

Por otra parte, CLIA explica a través de su cuenta de Twitter @EscalaBcn que los cruceristas que utilizan Barcelona como puerto base (961.003 en 2016) realizan un gasto diario superior al del turista medio que visita Cataluña. "En concreto, 230 euros por persona y día, frente a 185 euros de media del turista vacacional global. Además, su estancia en la ciudad aumentó de 2,6 a 2,8 noches en tan solo dos años".

Inversiones en el puerto

Cabe recordar también que dos grandes grupos de cruceros (Carnival Corporation y Royal Caribbean) han efectuado inversiones directas en el Puerto de Barcelona, mediante la construcción de terminales que permiten mejorar los procesos de embarque y desembarque. MSC también ha solicitado una concesión para construir y gestionar una terminal.

Reacciones del sector

En cualquier caso, la comparación del turismo de cruceros con "una plaga de langostas" y el deseo de acabar con esta actividad son declaraciones que han sentado como un tiro en el sector turístico de Barcelona.

Fuentes empresariales hablan de "indignación absoluta" y "trato despectivo tremendo".

Desde el sector turístico se recuerda además que el 20% de los cruceristas son de Estados Unidos, con un gasto superior a la media, y que "sin los cruceros, Barcelona no estaría posicionada como está en el mercado emisor de EEUU".

Pero sobre todo las declaraciones de Gala Pin indignan por una simple razón: porque no es la primera vez que el turismo recibe durísimas críticas por parte de representantes del gobierno municipal.

"Desde el gobierno municipal de Barcelona se acusa al turismo de disparar el precio de la vivienda, de perjudicar la movilidad, etc, pero cuando se hacen estudios que rebaten esos postulados y cuando puedes debatir con datos esas críticas feroces, ves que los ataques contra el turismo les salen del alma, mantienen posiciones muy ideológicas... No hay nada que hacer", se lamenta un empresario del sector.

Lo cierto es que, a lo largo de los últimos años, se ha impuesto en Barcelona un relato dominante respecto a la actividad turística que podríamos sintetizar del siguiente modo: el turismo tiene la culpa de casi todos los males que sufre la ciudad.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.