Diario 5328 20.07.2018 | 09:16
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista a Maximillian Kovtun, presidente de Travelmate Robotics

Así es la maleta robot: la avanzadilla de lo que llega

El sector turístico, en el punto de mira de las compañías dedicadas a la construcción de robots 15 abril, 2018
  • La maleta reconoce si está siguiendo al pasajero, si debe acelerar, ir más lenta o frenar en seco
  • Puede cargar hasta 40 kilos de peso y la batería dura cuatro horas con el motor funcionando
  • Sólo en la UE la empresa Travelmate Robotics tiene encargos para un millón de maletas robot

Los grandes robots industriales llevan años funcionando dentro de las fábricas (produciendo vehículos, maquinaria, etc) pero cada vez vemos más robots de uso personal entrando en nuestras casas y adaptándose a los estilos de vida del consumidor. Y el sector turístico es una de las actividades donde se presentan más oportunidades para las empresas tecnológicas, según explica Maximillian Kovtun, presidente de Travelmate Robotics, la compañía que ha creado la primera maleta robot del mundo. Tuvimos la oportunidad de charlar con él durante el fórum TurisTIC 2018 que ha tenido lugar en Barcelona.

maleta robot que sigue al pasajero

¿Cómo nació la idea de crear una maleta que sigue al pasajero?

Todo empezó aproximadamente hace tres años. Nuestra empresa se dedica a la robótica, a diseñar robots industriales, y pensamos que debíamos crear algo que fuera para todo el mundo, que todo el mundo pudiera tener un robot funcional y que tuviera sentido, que no sólo fuera un juguete.

También influyó una experiencia personal mía: sufrí un accidente de coche, tuve que ser operado y como consecuencia de ello no puedo levantar nada pesado. Por tanto, una maleta como ésta es una bendición en estos casos, porque no me tengo que preocupar de cargar nada.

¿Podemos catalogar este invento como un robot?

Sí: dispone de una computadora que usa inteligencia artificial para el sistema de movimientos que permite seguir al pasajero. La maleta reconoce si te está siguiendo, si debe acelerar o ir más lento, o si debe reconocer una alfombra un pavimento liso y adaptarse a ese tipo de suelo, y los sensores tienen que reconocer otras personas delante por si debe pararse, etc. La maleta está conectada a tu smartphone vía Bluetooth, lo que significa que es muy fácil para nosotros desarrollar más características e ir actualizando el dispositivo.

Por tanto ¿es un robot porque toma sus propias decisiones cuando le sigue a usted?

En efecto, porque interpreta dónde estás y deduce como tiene que moverse para seguirte. Por tanto, el sistema de movimiento en sí es un tipo de inteligencia artificial.

¿A qué tipo de personas se dirigen, entiendo que no solo a personas que hayan tenido un accidente o tengan problemas de movilidad reducida?

Creemos que TravelMate es para cualquiera que tenga un smartphone. Y digo esto porque cuando el primer smartphone salió en el año 2008, la gente pensó que no lo necesitaría, que solo tenía que usar el teléfono para hacer llamadas y enviar mensajes. Nadie pensaba que iba a necesitar un ordenador dentro de su teléfono móvil. Pero hoy en día todo el mundo usa un smartphone y muchos de hecho no pueden vivir sin él. Lo mismo puede ocurrir con los robots.

Este robot puede tener muchos usos prácticos para múltiples usuarios. Por ejemplo si tienes que ir con niños al aeropuerto, si viajas frecuentemente, o si tienes que manejar mucho equipaje es muy práctico... Pero también puede ser utilizado para llevar la compra del supermercado.

¿Cuánto peso puede cargar?

Hasta 40 kilos de peso adicional. La maleta en sí pesa 3 kg en el modelo pequeño, 4 kg el modelo mediano y 5 kilogramos el modelo grande. El 95% del espacio interior de la maleta es para equipaje o las cosas que tú quieras meter dentro y el 5% del espacio está ocupado por los componentes electrónicos y mecánicos.

¿Cuánto dura la batería?

Cuatro horas con el motor funcionando. Tuvimos que garantizar que la batería fuera completamente autorizada por la agencia estadounidense TSA y las regulaciones de las aerolíneas, que imponen una serie de restricciones a llevar baterías a bordo. Debido a eso, la batería se puede extraer de manera fácil, al estar situada en la parte superior.

Algunas veces en el aeropuerto me piden que extraiga la batería, para que la puedan ver, y puedes llevarla batería contigo a bordo sin problemas. De hecho, es la única maleta robot que está autorizada por las aerolíneas y aeropuertos. Incluso el departamento de Interior de Israel ha autorizado nuestra maleta robot.

¿Fue muy difícil convencer a todos estos organismos que su maleta cumplía todos los parámetros de seguridad?

No es una cuestión de convencerles sino simplemente de ajustarse a sus normativas. De hecho, la agencia internacional de regulaciones aéreas nos envió un manual de 30 páginas con todo lo que está permitido y lo que no, lo que debíamos cambiar, etc.

¿Usa usted su propia maleta robot en sus viajes?

Sí, he estado en más de 10 países con ella. Y curiosamente he tenido más dificultades por llevar botellas de agua en la bolsa de mano que por la maleta.

¿Cuál es su precio?

Aproximadamente 900 euros

¿Y dónde se fabrica?

Tenemos una fábrica de montaje en China y también allí está nuestra cadena de suministros. Sin embargo, el problema que tenemos ahora es que solo en la Unión Europea tenemos pedidos preliminares para un total de un millón de maletas y no podemos aceptar todos esos encargos por falta de capacidad. Por eso estamos pensando en la posibilidad de abrir otra planta de ensamblaje en Europa, incluso en Barcelona si tuviéramos una buena oferta. De esta manera podríamos aceptar más encargos de los distribuidores.

¿Por qué cree que su invento ha tenido tanto éxito al recibir un millón de pedidos, sólo en la UE?

Es un robot que tiene un uso práctico. Y por otra parte es económico. Cualquier otro robot que haga algo parecido cuesta a partir de 20.000 dólares. Nosotros hemos sido capaces de crear este producto a un precio mucho más bajo, y eso lo convierte en asequible para muchas personas.

Maximillian Kovtun, presidente de TravelMate Robotics, junto a la maleta robot desarrollada por dicha empresa.Maximillian Kovtun, presidente de TravelMate Robotics, junto a la maleta robot desarrollada por dicha empresa.

¿Cómo se imagina usted el futuro de la industria turística?

En general, los estilos de vida actuales requieren mucha tecnología. En nuestras vidas diarias ya hemos incorporado smartphones, robots para el hogar, Smart TV…. Y esto también va a pasar con el sector turístico. Por eso creo que vamos a seguir viendo cada vez más innovaciones. También espero que en el futuro mejoren los asientos en la clase económica a bordo de los aviones, que sean más reclinables ¡ja,ja, ja!

¿Y cree que los robots tendrán un papel cada vez más importante en el turismo?

Desde luego, bien sea a través de maletas robots o guías robot al que podrás hablar y que te responderá.... El turismo es perfecto para la industria robótica. Muchas compañías que se dedican a diseñar robots industriales se están esforzando ahora para entender cómo pueden llevar sus productos al consumidor final. Y creo que la industria turística es uno de los mejores terrenos para llevar a la práctica este objetivo.

---

Ver también Un español inventa una maleta que sigue a su dueño.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.