Diario 5431 17.11.2018 | 17:02
Hosteltur: Noticias de turismo
La capital balear prohibirá el alquiler turístico en viviendas plurifamiliares

El Gremi respalda la decisión de Palma sobre las viviendas turísticas

4 mayo, 2018
  • El Gremi d’Hotels quiere que las autoridades apuesten por los edificios completos turísticos
  • Considera que las viviendas turísticas agravan los problemas de convivencia vecinal y producen un gran déficit de vivienda para los residentes
  • No se pueden regular aquellas propuestas que son ilegalizables e incontrolables, concluye

El Gremi d’Hotels de Barcelona celebra la medida propuesta por el Ayuntamiento de Palma de prohibir de manera definitiva los pisos turísticos en edificios plurifamiliares en toda la ciudad. Con esta norma, los propietarios de un piso o de un apartamento situados en un edificio plurifamiliar en Palma no podran alquilar sus viviendas a turistas. Sólo se permitirá el alquiler a viajeros en viviendas unifamiliares, casas aisladas o chalets.

Como informó HOSTELTUR noticias de turismo en Los pisos de Palma no podrán alquilarse a turistas , el consistorio palmesano ha dado a conocer a finales de abril su decisión de prohibir el alquiler turístico en edificio plurifamiliares. Según señal el Gremi, de este modo, la capital balear se convertirá en la primera ciudad de España que prohibe los alquileres de pisos turísticos en edificios de residencia habitual. Esta medida se someterá durante unos meses a exposición pública y se aprobará en un pleno que se celebrará en julio.

El Gremi d’Hotels de Barcelona valora muy positivamente la iniciativa adoptada por el consistorio de Palma y considera que es una medida valiente y acertada.

El GHB entiende que esta decisión tiene que hacer reflexionar a las diferentes instituciones y agentes socials, economicos y turísticos, tanto de la capital catalana como del propio Govern de la Generalitat, para que apuesten por los edificios completos de viviendas de uso turístico, un modelo de negocio, vinculado al alojamiento turístico, que fomenta la coexistencia de la actividad turística de manera respetuosa con los ciudadanos.

De hecho, además de fomentar la coexistencia, garantiza una gestión profesionalizada. Los edificios completos de HUT’s erradican las situaciones conflictivas con vecinos de escalera y contribuyen a mejorar los estándares de calidad percibidos por los visitantes de la ciudad y, por tanto, también del conjunto del sector turístico de Barcelona. Se trata de un modelo no intrusivo con su contexto y que, garantiza un pleno control de la actividad turística que se lleva a cabo.

El Gremi respalda la decisión de Palma sobre las viviendas turísticas

En este sentido y ante la inminente publicación del nuevo Decreto de Reglamento de Turismo de Catalunya, el GHB alerta que la incorporación de nuevas modalidades de alojamiento turístico a las actuales, como por ejemplo, las “viviendas compartidas”, agravará los problemas de convivencia que últimamente se han producido entre la actividad turística y los vecinos.

Para el GHB estas nuevas modalidades generarán un grave déficit de vivienda en Barcelona y, por tanto, se opone rotundamente a estas nuevas modalidades, al considerar que bajará la calidad en la prestación del servicio y, agravará la convivencia entre la actividad turística y los vecinos y las fricciones que ya se han puesto de manifiesto este último año, con especial incidencia en diversas zonas de la ciudad.

En este sentido, el director general de la entidad, Manel Casals, incide en que “nos preocupa que las medidas propuestas en este Decreto, en lugar de ayudar a solucionar los problemas de convivencia que hemos vivido este último año, especialmente destacados en la ciudad de Barcelona, ayudaran a agravarlos al darse todas las facilidades para que se genere este déficit de vivienda tan importante”.

Igualmente, Manel Casals afirma que “la máxima preocupación del sector es la creciente oferta turística ilegal, especialmente la vinculada al alojamiento turístico, que pone en peligro la calidad y la excelencia que han definido la apuesta de nuestro destino”. En este sentido, el GHB entiende que una nueva regulación debería atender y resolver esta grave preocupación. Y esto no significa legalizarlo todo.

Por este motivo el GHB, ante la necesidad de no agravar e incrementar las fricciones entre la actividad turística y los vecinos, considera que es del todo imprescindible primero ordenar correctamente las modalidades existentes actualmente, remarcando la necesidad de no incorporar nuevas modalidades de alojamiento turístico hasta que las actuales no estén controladas de manera efectiva.

Por otro lado, la entidad considera que no se pueden regular aquellas propuestas que son ilegalizables e incontrolables, pues sus afectaciones perjudicarían al conjunto socioeconómico de la ciudad; con afectaciones al estado del bienestar; propiciando la degradación del mercado laboral y de las garantías laborales; propiciando un alto nivel de fraude fiscal y de economía sumergida, con una reducción del impacto del gasto de un turista en el destino; fomentando la competencia desleal; con una falta de control sobre la calidad y la seguridad y la pérdida del control sobre la carga de un destino; con graves afectaciones en las comunidades de vecinos, de su desgaste y de la desnaturalización del comercio de barrio y, con un impacto directo en el incremento del precio de la vivienda que supone el desplazamiento de la población autóctona.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.