Un análisis de Carmen Porras

El controvertido adiós de Eurovegas

¿Exigió Adelson unas condiciones inasumibles para no tener que retirar el proyecto por problemas de financiación?

Análisis/  Hace hoy una semana que se decidió la cancelación del proyecto Eurovegas. Sin embargo, para muchos analistas, parafraseando a Gabriel García Márquez, se trata de la crónica de una muerte anunciada. Venían avisando en las semanas previas que no veían muy claro el proyecto por cuestiones de financiación. Quizá las condiciones leoninas exigidas en el último momento por Sheldon Adelson al Gobierno español han sido la excusa adecuada para cerrar un capítulo cuyo final no se veía nada claro.

Adelson anunció en febrero que disponía de recursos para cubrir el 35% de la primera fase, pero reconoció que tendría que financiar el resto para asumir los más de 6.000 millones de euros que costaría esta fase. Sin embargo, los problemas de financiación se han convertido en un obstáculo insalvable y la situación económica que atraviesa España no han ayudado mucho.

Grandes firmas financieras eran conscientes de las dificultades desde hace mucho. tiempo. Deutsche Bank explicaba hace unos meses a sus inversores que veía poco probable el desarrollo del centro de ocio. En un análisis sobre los planes internacionales de Las Vegas Sands afirmaba que “el proyecto en España estaba potencialmente en las últimas”. Tampoco JPMorgan se mostraba muy convencida e incluso la propia agencia de calificación Fitch destacaba en un informe las inconveniencias del proyecto español, al tiempo que señalaba que sería más beneficio para Japón. "Salir de España podría rebajar los riesgos asociados al proyecto", señalaba. En una reunión con inversores y fondos de inversión celebrada en Londres en octubre, Adelson reconocía que aún no había conseguido financiación.

El proyecto Eurovegas suponía una inversión de 17.000 millones de euros. #shu#El proyecto Eurovegas suponía una inversión de 17.000 millones de euros. Imagen Shutterstock

Unos 40 bancos, nacionales y extranjeros, se negaron a financiar los 5.000 millones de euros que la compañía norteamericana solicitaba para iniciar la primera fase del proyecto, según señala El Confidencial Digital. Aparte de las dudas que les generaba la operación, no es el mejor momento para que las entidades españolas asuman grandes riesgos, acaban de superar un proceso de reestructuración y se preparan para pasar nuevos test de estrés en 2014, que se basarán sobre los balances de cierre del actual ejercicio.

Tampoco el Gobierno debía tener muy clara la viabilidad del macrocomplejo, a pesar de que el presidente, Mariano Rajoy, había recibido a Adelson varias veces en La Moncloa. Admitía que buscaba fórmulas para permitir fumar en los casinos, pero los meses pasaban sin que hubiera avances en el desarrollo un marco legal que garantizase la seguridad jurídica del proyecto, como le exigía el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Llegó a decir que esta situación se tenía que resolver "urgentísimamente" ante el temor de que Adelson pudiera optar por otro destino.

El propio ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, había avisado de que el proyecto dependía de "la financiación disponible por parte del promotor".

Nuevas exigencias

La modificación de la ley Antitabaco, el escollo que había atascado durante meses el proyecto, se quedaba en una minucia antes los últimos requisitos exigidos por la magnate norteamericano: rebajar el impuesto del juego, prohibir la competencia y garantizar una indemnización para cubrir posibles pérdidas ante un eventual cambio normativo. Condiciones que la empresa americana calificó incluso de "innegociables".

Sheldon Adelson con Ignacio González. Sheldon Adelson con Ignacio González.

Por una vez la administración central y la autonómica, enfrentadas en los últimos meses por la tardanza de Rajoy en tomar una decisión, han estado de acuerdo y ambas han destacado que se trata de unos requisitos inasumibles. Como explicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saéz de Santamaría, Eurovegas quería lo imposible.

Unas exigencias a las que el Gobierno no tenía más remedio que decir que no. Adelson fuerza así al Ejecutivo español a cargar con la responsabilidad de la anulación del proyecto. "No vemos un camino con las condiciones necesarias para seguir adelante y que pueda ser alcanzado el objetivo de este masivo desarrollo", explicó Sheldon Adelson a través de un comunicado, como recogió Hosteltur noticias de turismo en Eurovegas muere.

Otros fracasos

Se extingue así un megaproyecto que preveía la inversión de 17.000 millones de euros y la creación de 250.000 puestos de trabajo, un maná para una sociedad que atraviesa una de las crisis económicas más profundas de su historia. Eurovegas se une así a otros proyectos fracasados en los que la financiación tuvo mucho que ver: los Monegros y Ciudad Real.

En marzo de 2011, el grupo inmobiliario Gedeco Avantis, S.L., accionista mayoritario del complejo turístico y de ocio Reino de Don Quijote, proyectado a tres kilómetros de Ciudad Real, presentó concurso de acreedores. Pretendía construir 12.500 viviendas, dos campos de golf, hoteles de lujo y un gran casino a cargo de la empresa estadounidense Harrahs Entertainment, promotora del casino Caesars Palace. Preveía invertir 1.200 millones de euros y crear 7.000 puestos de trabajo, además de 11.000 indirectos.

En febrero del pasado año, saltaba por los aires un plan aún más ambicioso, Gran Scala. Liderado por el consorio ILD (International Leisure Development), se proponía desarrollar un macrocomplejo en la comarca aragonesa de Los Monegros, que contaría con una inversión de 17.000 millones de euros. Se construirían 32 casinos, 70 hoteles, parques temáticos, museos, campos de golf, centro comercial y un hipódromo.

Incluso en abril de 2009, el Gobierno de Aragón aprobó una ley específica para facilitar la construcción lel complejo, que incluía un "novedoso sistema de garantías medioambientales, urbanísticas y de viabilidad del proyecto" (ver más en El Gobierno de Aragón presenta el proyecto de ley que regulará Gran Scala).

Pero los problemas de financiación, la opacidad y falta de concreción del proyecto y la irrupción de la crisis económica dieron por finalizado otro gran sueño de crear en España el parque de ocio y juego más grandes de Europa.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.