Un análisis de José Manuel de la Rosa

Grupos de gestión: la ceguera de Competencia pone en peligro a miles de agencias

Análisis / La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) parece que la tiene tomada con las agencias de viajes, aunque más que por animadversión, por pura ignorancia. Primero fue el expediente a las asociaciones que hizo desaparecer a AEDAVE y FEAAV. Ahora le toca a los grupos de gestión, en julio se verá con qué alcance.

La CNMC abrió a finales de 2012 expedientes sancionadores a los grupos de gestión Airmet, Avantours, Cybas, Edenia, Grupo Europa Viajes, Gea, Ret,Star, Over, Unida y la Asociación de Grupos comerciales (Agrupa). El motivo, investigar posibles prácticas contrarias a la competencia, como la fijación de precios. 

Los expedientes fueron abiertos de oficio según la CNMC, pero en el sector no se entiende muy bien que una entidad como Competencia entre, por su propia iniciativa, en un sector que ya ha demostrado que no conoce sin el empujoncito de terceros interesados. 

Aquellos expedientes han entrado en una nueva fase, y la CNMC ya ha comunicado a los grupos que ve indicios de prácticas ilegales, les pide que hagan sus alegaciones, y estudiará posibles sanciones que se sabrán en puertas del verano. 

¿Se puede elegir proveedor? 

Lo curioso de todo esto son los argumentos que maneja la CNMC y que deja totalmente desconcertados a los profesionales de cualquier ámbito comercial, ya sea de agencias de viajes o de otros. Competencia viene a cuestionar la capacidad de los grupos de compra de elegir los proveedores que mejores condiciones ofrezcan a sus agencias clientes. Algo incomprensible comercialmente.   

Para muchos en el sector lo curioso es que se investigue y se pueda llegar a sancionar a los grupos comerciales por unas prácticas que son de total normalidad en el ámbito comercial: La elección o direccionamiento de ventas a determinados proveedores en detrimento de otros, por  razones puramente comerciales. 

Una estrategia que también llevan a cabo las grandes redes, que priman las ventas del producto de los turoperadores o transportistas de su propio grupo vertical, en detrimento de terceros, y que CNC no cuestiona. No se sabe si por ignorancia o porque legalmente considera que no es lo mismo. 

 En el fondo de todo esto lo que buena parte del sector minorista ve es una incompetencia de Competencia, que aunque dice actuar de oficio contra los grupos de gestión, casi nadie duda de que lo hace alentada por alguna garganta profunda e interesada. 

Prueba de la falta de conocimiento del devenir sectorial por parte de la CNMC es que en su investigación en los ordenadores de los grupos de gestión, se han limitado a cruzar palabras clave de los propios grupos y sus directivos, pero no han incluido los nombres de las grandes redes verticales, la mayoría de las cuales han participado junto con los grupos en varios de los cierres de ventas a determinados proveedores de los que se acusa a los grupos comerciales. 

La CNMC hizo desaparecer a AEDAVE y FEAAV 

Otro indicio de incompetencia de Competencia lo ve el sector minorista en el precedente del expediente de los fees de 2006 que finalmente hizo desaparecer a FEAAV, AEDAVE y varias asociaciones de agencias más. El caso más clamoroso de desconocimiento del sector y de injusticia fue sancionar a AMAVE, asociación de mayoristas, por cobrar fees aéreos al cliente. Algo que resulta imposible para un turoperador. Competencia multó con 1,66 millones de euros a FEAAV y con 1,47 millones a AEDAVE. 

Con estos dos precedentes a lo largo de casi 10 años, al sector de las pequeñas agencias de viajes le resulta fácil pensar que la CNMC tiene algo contra ellas. Primero hace desaparecer a sus asociaciones, y ahora está en vías de poner en un grave aprieto a los grupos de gestión, bajo cuyo paraguas comercial trabajan la mayoría de minoristas. 

Hay quienes apuntan al afán recaudador de Competencia, pero en estos casos lo único que consiguen es hacer desaparecer por insolvencia asociaciones y grupos, sin cobrar las multas. Trabajo gratis que puede acabar beneficiando a otros, y no precisamente al consumidor.

 

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Pilar10/01/2014 12:01:46

¿Quizás competencia necesita que todos los agentes de viaje adheridos a uno de esos grupos les expliquemos nuestra forma de actuar, y también que se demuestre con número que nunca ha existido tal cierre de ventas?

Alguien se anima a escribir

CNMC
Expediente S/0455/12
C/. Alcalá nº. 47
28014-Madrid

Habría que dejar muy claro que una cosa es aconsejar y otra prohibir. Se redirecciona ventas (consejo) no se cierra ventas (prohibición)

Y aunque se cerraran ventas, dado que ahora mismo existe el multicanal (es decir, el proveedor puede tener su propia red comercial) ni siquiera se estaría infringiendo ninguna ley del libre mercado, ya que las AAVV ahora mismo no tenemos el monopolio de la comercialización de los productos turísticos.

No nos lamentemos cuando los grupos desaparezcan. Hagamos algo ahora ¿miles de cartas de apoyo pueden ser ignoradas?

40 Más comentarios del lector Responder

Alberich10/01/2014 12:01:08

Ayer salí a dar una vuelta por mi ciudad. Después de pasar por tres Parkings decidí aparcar en el cuarto ya que todos valían lo mismo (una diferencia de 10 céntimos).
Dejé el coche y me fui a tomar unas cañas por la zona. Estuve en 5 bares distintos. La más barata 1,10 € y la más cara 1,20 €.
Luego decidí ir a comprar el pan. Después de preguntar en 3 panaderías distintas, compré una barra en la cuarta panadería ya que sólo había una diferencia de 10 céntimos entre la más barata y la más cara.
Ya que estaba al lado de un centro comercial, me acordé de que no tengo internet y entré a preguntar en una tienda de Vodafone, otra de Jazztel, Movistar y Orange. Después de ofrecerme todas exactamente lo mismo pero con distintos nombres de productos, me dí cuenta que todas costaban lo mismo con una diferencia de 2 €, por lo que no contraté nada.
De camino a casa, empecé a buscar una gasolinera ya que estaba en la reserva. De nuevo, me dediqué a buscar la más barata. Pero después de mirar en varias observé que la diferencia en el precio del litro de gasolina que había entre ellas era de tan sólo 5 céntimos.
Pero, al final, me quedé sin gasolina y tuve que coger un taxi. Fui a una parada y pregunté uno a uno a todos los taxis que había aparcados: todos tenían el mismo precio.
Cogí el primero que había y le dije que me llevara a un estanco a comprar tabaco. Recorrimos varios hasta que descubrí que también en todos los estancos tenían los mismos precios.
Y es cuando llegué a casa cuando empecé a darme cuenta de las situaciones que había vivido y decidí ponerme en contacto con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y denunciar a:
TODOS LOS PARKINGS de mi ciudad.
TODOS LOS BARES de esa zona.
TODAS LAS PANADERÍAS de esa zona.
TODAS LAS EMPRESAS DE TELEFONÍA.
TODAS LAS GASOLINERAS de esa zona.
TODOS LOS TAXIS de mi ciudad.
TODAS LAS TABACALERAS.

(¡¡¡ABSURDO!!!!...... PERO REAL COMO LA VIDA MISMA)

70 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.