Diario 5690 17.09.2019 | 15:07
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Informe de BBVA Research

Milenials y Generación Z sólo usan efectivo para el 20% de sus compras

Los menores de 35 años realizan un 80% de sus transacciones con tarjeta 10 septiembre, 2019
  • La preferencia de los milenials y Z por la tarjeta es más acusada en grandes poblaciones
  • BBVA Research prevé que el uso del dinero en efectivo continuará reduciéndose en España
  • La tarjeta se emplea para importes cada vez más pequeños en las grandes ciudades

Los menores de 35 años realizan un 80% de sus transacciones con tarjeta, mientras que solo el 20% corresponde a retiradas de efectivo en cajeros. Esta proporción es incluso más acusada en grandes ciudades, según destaca un informe de BBVA Research sobre los hábitos de la población española.

Según el análisis de BBVA Research, "la preferencia de los milenials por la tarjeta es más acusada en grandes poblaciones, donde un 83,7% son transacciones con tarjeta frente a un 16,3% de retiradas de efectivo.

Además, "la tendencia entre los milenials es clara: en los últimos tres años el porcentaje de retiradas de efectivo ha bajado 7,2 puntos en grandes ciudades para este grupo de edad".

"Los expertos en datos han observado un crecimiento sostenido de los pagos con tarjeta en España en los últimos cuatro años, en todas las franjas de edad y en todas las zonas geográficas"

Uso del efectivo, a la baja

El informe de BBVA Research también prevé que "el uso del efectivo continúe reduciéndose en España debido a un doble efecto: el ya mencionado relevo generacional y la penetración de las tecnologías digitales".

No obstante, no se prevé una desaparición completa de este sistema de pago, "al menos en el corto o medio plazo".

Según los datos analizados, las cinco categorías principales de gasto con tarjeta (sin contar las retiradas en cajero) son alimentación, moda, bares-restaurantes, transporte e hipermercados / centros comerciales, aunque hay diferencias según el tamaño de la población.

Además, la tarjeta se emplea para importes cada vez más pequeños en las grandes ciudades. “El valor medio de los pagos con tarjeta en las grandes ciudades ha bajado desde los 75,9 euros de media en mayo de 2015 a los 64,3 el mismo mes de 2018”.

Menos cajeros automáticos

En cualquier caso, también debemos tener en cuenta que pagar con efectivo en España es cada vez más complicado, dada la reducción que ha habido del número de cajeros automáticos.

En la actualidad, en nuestro país existen cerca de 50.000 cajeros automáticos. Pero antes de la crisis económica, hace una década, había cerca de 61.000.

Además, desde el año 2008 hasta la actualidad han cerrado sus puertas cerca de 20.000 oficinas bancarias en toda España (el 43% de las que existían), como consecuencia de las quiebras y fusiones en el sector financiero.

Sin embargo, en un elevado número de establecimientos comerciales sigue sin admitirse el uso de tarjetas o bien se exige al cliente un importe mínimo de gasto (a partir de 10 euros, 20 euros, etc) dadas las comisiones por el pago con tarjeta que los bancos aplican a la hostelería y al pequeño comercio.

Países sin "cash"

Según explica Juan Carlos Gázquez-Abad, profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), algunos países escandinavos se están planteando seriamente acabar definitivamente con el papel moneda.

"Una de las razones que explican esta tendencia de muchos gobiernos a eliminar ciertos billetes es, sin lugar a dudas, la capacidad de reducir así el fraude y la evasión fiscal", indica.

"No solo el uso de la tarjeta como medio de pago está creciendo: también lo está haciendo a un ritmo muy importante el pago con el móvil mediante aplicaciones como Samsung Pay, Apple Pay o Google Pay, y otras desarrolladas por diferentes entidades bancarias", explica Gázquez-Abad.

Hoy, el volumen de los pagos realizados por medio del smartphone en España es de 1.700 millones de euros. "Las expectativas de crecimiento del pago mediante el móvil en nuestro país son muy altas, dado que es uno de los que cuenta con una ratio del número de dispositivos móviles por habitante más elevada de Europa", afirma Gázquez-Abad.

Los móviles se han convertido en un nuevo medio de pago, sobre todo entre las generaciones de consumidores más jóvenes. Foto: Samsung Pay

Mayor impulso de compra

Por otra parte, la facilidad de pago que representa el pago con tarjeta puede afectar directamente al comportamiento del consumidor.

"La tarjeta, la alta disponibilidad del dinero y la facilidad de pago contribuyen a aumentar el impulso en las compras del consumidor, sobretodo en determinados establecimientos", explica Gázquez-Abad.

Por el contrario, "cuando el consumidor solo lleva efectivo para realizar sus compras, el nivel de impulsividad de estas es menor, porque sabe que solo puede gastar la cantidad que lleva encima, lo que incrementa la racionalidad en sus compras y reduce su nivel de gasto".

Nuevos actores

El avance imparable de los pagos digitales va a verse impulsado además por la entrada de nuevos actores, como Facebook.

En este sentido, la mayor red social del mundo pretende lanzar el año que viene Libra, una nueva criptomoneda. Este proyecto cuenta además con el apoyo de PayPal, Visa, Mastercard, Vodafone, el grupo turístico Booking, así como Uber y Lyft, entre otras grandes corporaciones.

Al principio, los usuarios podrán enviarse dinero entre ellos y más adelante podrán usarse libras para pagar servicios.

De este modo, Facebook intenta replicar el exitoso modelo de WeChat en China. En el gigante asiático, Wechat es una app de mensajería instantánea omnipresente para los consumidores chinos, que la usan a diario para millones de compras.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.