Diario 5747 23.11.2019 | 00:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Fondos y operadores de todo tipo analizan las oportunidades

Impacto del cierre de Thomas Cook en la gestión e inversión hotelera

24 octubre, 2019
  • La solución natural será que los hoteles más vinculados opten por otro turoperador por el hábito de no asumir la comercialización
  • En el caso de los hoteles que operaba como cadena habrá una rotación de operador, que abre puertas a nuevas marcas
  • Hoteles independientes muy endeudados puede ser el objetivo de los inversores en un momento lógico de oportunismo

La situación dejada en el panorama hotelero por el cierre de Thomas Cook tiene muchas lecturas, y una de ellas es que ha dejado en el mercado numerosos activos que antes no estaban, tanto a nivel de gestión como de posibles adquisiciones. Expertos en inversión hotelera han explicado a HOSTELTUR cuáles son las salidas más probables para muchos de esos hoteles, qué operaciones tienen más lógica de producirse y quiénes podrían ser los protagonistas.

“Estamos viendo mucho interés por analizar la situación desde todas las ópticas”, explica Laura Hernando, Managing Director Hotels en Colliers International España. “Los fondos están intentando tener una foto del impacto que pueda tener en determinados grupos y propiedades” para ver si tiene sentido hacer algún movimiento.

En principio, el propietario que trabajaba con Thomas Cook tenderá a sustituirlo por algo similar, otro turoperador. Quienes han trabajado así es “porque entienden que es el mejor modelo para poner en valor sus activos, aunque puede que alguno cambie de opinión. Alguien que turopera un hotel está acostumbrado a que no maneja la venta o la maneja a grandes masas, un turoperador o dos o tres”.

También “sería un buen momento para una marca que quisiera entrar arrendando pero no es lo habitual que las marcas arrienden en vacacional y menos si quitas de la ecuación a todas las mallorquinas y canarias”. No será fácil que opten por aliarse con una franquicia, puesto que el planteamiento sería el contrario de al que estaba acostumbrado el propietario. Estaba habituado a que su hotel se llenara sin comercializarlo. Por tanto ir a franquicia sería ir al punto opuesto, porque implica es que el propietario gestiona el hotel desde las ventas hasta los costes, es decir, de absolutamente todo, solo que la marca abandera."

Fotografía de uno de los hoteles que operaban bajo una marca de Thomas Cook en Turquía.

Por tanto, “tiene que tomar las riendas de la comercialización del hotel vía canal directo, y una franquicia nunca te va a apoyar con una operación aérea”. Por tanto “sobre sí veremos nuevas marcas implantadas, seguramente sí, pero si dentro de un año veremos muchas nuevas marcas, en eso tengo mis dudas”.

Estudiando posibles adquisiciones

Hernando señala que “todos los fondos, desde los más core a los más value-added, estén tratando de obtener la mejor información, para ver si hay alguna oportunidad, pero nuestra sensación es, quitando los pocos hoteles que eran propiedad de Thomas Cook con LMEY que intentarán buscar una solución probablemente paralela y de la mano de LMEY, para el resto de propietarios esto es un bache financiero de mayor o menor medida, podrán salir porque les ha pillado después de años de bonanza”. Por tanto, nada implica que, en general “tengan que vender a la desesperada”.

“Que todos están buscando oportunidades sí, que va a haber muchas, no. Lo que va a haber sobre todo es un cambio en la comercialización”, asegura la experta de Colliers International Laura Hernando

En Baleares hay más tiempo para reaccionar porque acaba la temporada pero en Canarias está por delante, y “algunos hoteles van a tardar en cambiar de rumbo y tomar otra vía comercial”.

Rotación de operador

Thomas Cook tenía básicamente dos tipos de relación con los hoteleros, como turoperación y como cadena hotelera dentro del modelo de integración vertical que estaba impulsando. Por tanto, había propietarios que tenían sus hoteles arrendados o bajo gestión directamente con Thomas Cook. En esos hoteles que operaban bajo las marcas del turoperador, como Sentido, Sunconnect, etc. “Lógicamente se van a producir movimientos, se va a producir una rotación de operador, los propietarios de esos hoteles incorporarán otras marcas, o pasarán a gestionarlos directamente”, señala Jorge Ruiz, director nacional de CBRE Hotels España.

“Donde es más difícil tener una visión clara es en el negocio de la turoperación, ahí ha tocado a cadenas hoteleras grandes que tenían mucho paquete intermediado por Thomas Cook, y eso va a tener un impacto en su cuenta de resultados, pero serán capaces de afrontar la situación actual y sobreponerse de una forma más rápida a ese impacto, bien asumiendo ellos directamente la gestión de esos paquetes que habían vendido o bien buscando otras alternativas con otro turoperador”.

Donde hay más incertidumbre es con los hoteles independientes porque “ahí sí que se pueden dar una serie de circunstancias que obliguen a uno de estos hoteleros independientes o bien a sustituir con otro turoperador inmediatamente, incorporar una nueva cadena hotelera que sostiene el hotel y, en el peor de los casos, que se vean obligados a vender los establecimientos”. Bien porque el impacto sobre sus resultados al cerrar Thomas Cook es irreparable, "o porque incluso tengan algunos compromisos de financiación con bancos que no puedan posponer y el impacto de este cierre le imposibilite pagar la deuda que puedan tener."

El objetivo de los fondos

Dado que los fondos se han interesado últimamente en especial por activos vacacionales muy bien posicionados, se interesarán por estos últimos que podrían estar disponibles en el mercado, por aquellos que se vean obligados a vender.

“En el mercado de inversión inmobiliario, para bien o para mal, cuando se produce la quiebra de una compañía surgen oportunidades alrededor. En este sentido, si ya hay interés en general por comprar activos vacacionales en España, con esta situación esa demanda aumenta, quizá con un perfil más oportunista de lo habitual”.

"Los grandes fondos son conscientes de que va a haber mucho propietario con presión para a lo mejor adoptar una solución drástica, y que pueda ser la venta de su hotel”, señala Jorge Ruiz

Ruiz señala que el impacto va a ser muy distinto según el tamaño y la dependencia “ porque a veces hablamos de familias que tenían cedida prácticamente el 100% de la ocupación de su hotel a Thomas Cook y al día siguiente se han tenido que poner ellos a gestionar directamente las reservas, este cambio es muy drástico. ¿Qué si va a ver movimiento? Seguro, sin ninguna duda”.

Movimiento en dos direcciones

“Las circunstancias de Thomas Cook han originado actividad adicional en el sector, tanto por parte de hoteleros y operadores turísticos como por parte de los propietarios hoteleros que buscan alternativas para sus hoteles tras la situación creada”, señala Arturo Gayoso, socio de Financial Advisory de Deloitte. En este sentido, la realidad a la que se enfrenta cada hotel es muy diversa según su propia relación con el turoperador “aunque para cada una de ellas existen múltiples alternativas”.

“Desde la búsqueda financiación a corto plazo para superar esta situación puntual, hasta la de un nuevo operador o incluso la realización de una operación corporativa, indica Ignacio Allende, de la misma consultora. “Lo relevante es analizar la situación concreta del activo o de la compañía para buscar la mejor solución que permita maximizar el valor de los activos. En este sentido dado el enorme interés inversor por el sector hotelero español todas las alternativas están abiertas”.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.