Los hoteles andaluces sufren una anulación del 60 por ciento de reservas de norteamericanos por la amenaza de guerra

Los hoteles de la Comunidad autónoma andaluza han sufrido la anulación del 60 por ciento de las reservas que tenían hechas canadienses y estadounidenses para pasar sus vacaciones en los meses de enero y febrero en estos establecimientos a causa de la amenaza de guerra con Irak.

Los hoteles de la Comunidad autónoma andaluza han sufrido la anulación del 60 por ciento de las reservas que tenían hechas canadienses y estadounidenses para pasar sus vacaciones en los meses de enero y febrero en estos establecimientos a causa de la amenaza de guerra con Irak. El presidente del Consejo Empresarial de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, explicó en una rueda de prensa con motivo de la celebración de una reunión de la Mesa del Turismo, que Norteamérica es el mercado emisor de entre el 15 y el 20 por ciento de los turistas que llegan a esta autonomía durante el invierno. El "único motivo" que estos viajeros dan para realizar anulaciones es la preocupación a volar ante una posible guerra y su preferencia por quedarse en casa ante un eventual ataque a Irak, apuntó Sánchez, quien precisó que esta anulación de las reservas ha provocado una caída de entre 10 y 12 puntos del grado de ocupación total de los hoteles. Sánchez destacó que estas anulaciones también afectan a los grupos de incentivos de estos países que iban a realizar eventos en Andalucía en invierno, además de a los turistas puramente vacacionales. En cuanto al resto de mercados emisores hacia Andalucía, Sánchez destacó el buen comportamiento del alemán. A pesar de que la adquisición de paquetes por alemanes para invierno ha descendido un 30 por ciento, los que tienen como destino Andalucía han subido "uno o dos puntos" respecto al mismo periodo de 2002, explicó Sánchez. En cuanto al mercado británico, el principal emisor de turismo extranjero a Andalucía, Sánchez indicó que, de momento, 'no hay datos' sobre su comportamiento, aunque la impresión del sector es que hay un "descenso importante" en la venta de paquetes que tienen como destino Andalucía. "Los mercados emisores aprecian el producto andaluz y, espero que si no hay conflictos, tener a partir de marzo ocupaciones decentes", aseguró Sánchez. Sin embargo, si finalmente hay un conflicto armado en Irak, "no podemos saber qué va a ocurrir". "Podía ser beneficioso para Andalucía, aunque suene macabro, por el desvío de turistas, pero no queremos que sea así y preferimos que los turistas elijan esta Comunidad por lo que ofrece", destacó Sánchez. La Mesa del Turismo de Andalucía, órgano consultivo de la Consejería del ramo e integrada por empresarios, sindicatos y la Administración regional, mostró su preocupación por la posibilidad de que finalmente se desate un conflicto y sobre las repercusiones que éste podría tener para el sector turístico. "Hemos decidido mostrar públicamente la preocupación porque haya guerra. La paz es la materia prima del turismo, lo favorece y una guerra no es el clima más favorable", expresó el viceconsejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Aroca, al término de la reunión de la Mesa del Turismo. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.