Diario 5907 29.05.2020 | 16:39
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Webinar de HTSI sobre "¿Estamos preparados para el día después?"

El sector debería aprovechar esta crisis para valorar mejor el talento

Tras la crisis, las nuevas demandas laborales irán orientadas a gestión de revenue y cuestiones financieras 10 abril, 2020
  • "Sería erróneo caer en la trampa de empeorar las condiciones laborales para hacer frente a la crisis. En 18 meses necesitaremos ese talento"
  • Turismo doméstico, destinos rurales, lujo y viajes cortos de fin de semana sin transporte aéreo serán los primeros en recuperarse
  • El WTTC apunta a una recuperación de 18-24 meses para volver a los niveles de 2019 en viajes y empleo, será una recuperación gradual

¿Qué nuevos roles profesionales necesitarán las empresas tras la crisis del coronavirus? ¿Cómo han de prepararse los profesionales para el día después? ¿Qué valores necesitarán los nuevos líderes del sector? ¿Cuándo podrá recuperarse en España el empleo perdido por el parón del confinamiento? ¿Será el turismo doméstico el que permitirá recuperar el empleo? ¿Qué expectativas pueden tener los jóvenes estudiantes que quieren dedicarse al sector turístico? Todas éstas son algunas de las preguntas que respondieron este miércoles en un webinar Jaime Ozores, socio director de Odgers Berndtson y Headhunter internacional, y Olivier Bracard, cofundador y CEO de Hosco, una red profesional específica del sector turístico y hotelero que conecta a miles de profesionales con empresas. Moderados por el decano de la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi Ricard Santomà, fueron desgranando estos y otros aspectos del momento histórico que vive el sector y, muy especialmente, de cuándo y cómo será "el día después".

¿Estamos preparados para el día después?

Para Olivier Bracard, la gran enseñanza de esta crisis es, simplemente, que puede pasar, nadie estaba preparado ello. "Estas crisis ayer eran económicas, hoy sanitarias, mañana medioambientales... son normas de nuestro mundo, hay que aceptarlas y hemos de adaptarnos como ciudadanos y profesionales, son la nueva norma". Fijado este principio, su opinión es que "el día después no será un día, en realidad, será un tiempo bastante más largo".

Jaime Ozores consideró que "lo bueno de esta crisis respecto de otras es que es mundial. Vemos el poder igualatorio de la crisis, todos los países, segmentos, marcas, ciudades... el día después será una carrera de fondo". Respecto al cuándo, coincide con el estudio de Deloitte en cuanto a su previsión de recuperación de los viajes: los más urgentes junio, a partir septiembre-octubre los que no sean tan urgentes, en diciembre podrían retomarse los corporativos, y ya en 2021 se retomarían los viajes turísticos en general. Este calendario llevaría al sector, según algunas fuentes de este experto, a "volver a los métodos tradicionales de comercialización, agosto se venderá en junio-julio..."

Ambos expertos coinciden en algo importante: el día después ha de empezar a planificarse ahora.

La nueva gestión del talento

"El cambio de competencias es la clave", aseguró Jaime Ozores. Apuntó que las competencias necesarias van a cambiar en el nuevo escenario. Un estudio realizado por su empresa a unos 2.000 directivos apunta a este cambio de competencias orientado hacia los valores clásicos: determinación, valentía, pensamiento analítico, resiliencia, curiosidad, habilidad para adaptarse, inteligencia emocional, toma de decisiones a tiempo, habilidades analíticas y habilidades operacionales que tienen que ver con la sensibilidad digital.

El estudio muestra cómo serán clave dos aspectos: la capacidad de asumir riesgos y ser disruptivos, y ser capaces de gestionar talento y llevarlo a las nuevas capacidades que se van a requerir. "Se trata de un escenario totalente diferente al que conocemos", aseguró Ozores. Tanto la gestión del talento como el liderazgo de quien tiene que gestionarlo, como el propio talento, habrá de ir orientado a ese cambio marcado por la asunción de riesgos, la querencia por el cambio y la comodidad dentro del dinamismo constante.

Olivier Bracard añadió que "la capacidad de adaptación será más necesaria más que nunca, y deberemos seguir formándonos a lo largo de nuestra carrera, todo lo que conocemos de los viajes puede cambiar mañana, como hemos visto, y habrá que estar permanentemente preparados para los nuevos estándares, procesos, exigencias del cliente...".

Para Bracard, "el reto pendiente de nuestra industria es la formación, tenemos un problema de falta de talento, una formación tanto básica como también para seguir creciendo profesionalmente. Una de las razones principales por la cual perdemos talento es que lo valoramos poco". En este sentido consideró que el confinamiento concede a todos los profesionales una gran oportunidad para formarse y crecer en esa necesidad constante de adaptación que pedirán los nuevos tiempos.

Jaime Ozores, por su parte, consideró que el cambio será tan importante que "vamos a pasar del enfoque en la transformación digital al enfoque en la humanización; el foco estará en la parte humana, en los valores, en las personas, será un completo back to basics"

¿Cómo se recuperará el empleo?

"El impacto ha sido terrible sobre el empleo, sobre todo en marzo. Globalmente la caída del empleo en nuestro sector ha sido del 14%, el doble de la media de todos los demás sectores; estamos en el ojo del huracán", explicó Bracard. España es uno de los mercados más perjudicados, añadió, junto con Italia. "La caída en marzo de ofertas publicadas ha sido del 75%, comparado con febrero. Es la más alta de todos los países. La recuperación del empleo será gradual".

Bracard explicó cómo la situación habitual del sector turístico es la de "un mercado laboral en crecimiento, también internacionalmente, donde el talento tiene el poder porque hay más oferta que demanda". Pero que ahora esto ha cambiado, "durante 12 meses viviremos en un mundo opuesto a lo experimentado hasta ahora: todo será más local, las empresas tendrán el poder porque habrá sobreoferta de profesionales...". Según el experto, las oportunidades internacionales tardarán un poco en llegar a los profesionales del sector. Pero, eso sí, cuando lleguen "requerirán que el talento sea más proactivo, tendrán que luchar más, habrá más competencia, más activos online, tendrná que moverse mucho y bien en las plataformas de empleo e invertir en su formación para destacar sobre la competencia".

Las cifras hablan por sí mismas: "800.000 personas han perdido el empleo en marzo, y el 20% de los nuevos parados vienen de nuestro sector", destacó Bracard

Respecto a los jóvenes que estudian turismo y a sus oportunidades de prácticas laborales, Jaime Ozores consideró que "el mercado de prácticas será totalmente local hasta 2021 seguro. Hay que tener en cuenta que los tipo de roles y demandas van a ir orientadas a la gestión de revenue y a las cuestiones financieras".

A cuestas con los ERTE

Para ambos expertos, la industria está respondiendo de forma lógica a la magnitud del desafío, con temor y pánico hacia algo nunca experimentado. "Es lo lógico, el sector está económicamente tenso, los costes fijos son muy elevados, sobre todo en personal, el 80% son pymes con difícil acceso a financiación... se han tomado medidas que reflejan ese temor, la incertidumbre, el pánico", expuso Bracard.

Por otro lado, ha habido "otra reacción, también lógica, de generosidad y solidaridad. Los negocios están sufriendo pero los hoteles están apoyando al sistema sanitario, también los restaurantes, las escuelas con cursos gratuitos para la industria..."

Y sobre las grandes empresas, Ozores explicó que "el 20% que no son pymes están muy preocupados por su apalancamiento, tienen grandes costes simplemente por mantener los hoteles, sin tenerlos abiertos. Y aún así ha sido el primer sector que ha dado un paso al frente, se ha comprometido con la crisis".

Los ERTE no son parte del problema, vistas así las cosas, sino de la solución. Para Olivier Bracard, "las empresas tienen que sobrevivir, sólo un 10% de las aerolíneas tiene caja para vivir tres meses... para la recuperación del día después la primera exigencia es que la empresa sobreviva. Los ERTE ayudan a aliviar la carga de las empresas durante este tiempo". El empleo va a reactivarse en algún momento, pero será de forma gradual: "Tendrán que reactivar el empleo de forma gradual, tendrán poca caja para hacerlo. La situación requiere paciencia, en 12 meses ya habrá un crecimiento tremendo del empleo y seguirá creciendo a largo plazo, estamos viviendo algo excepcional. En próximos meses habrá muy poca actividad", aseguró.

Jaime Ozores recordó que el ERTE "es limitado en el tiempo, responde a una situación excepcional. Los expertos apuntan a que tras la restauración, y luego el retail, vamos nosotros, así que hay que ser optimistas. Hemos de estar preparados y aprovechar este confinamiento único para prepararnos".

Bracard aportó aún otra clave para la recuperación del empleo: "La otra clave es que necesitamos talento también, ambos son necesarios para recuperarse, la supervivencia de la empresa y la valoración del talento. En nuesto mercado laboral falta talento, se fuga a otros sectores. Sería erróneo caer en la trampa de empeorar las condiciones laborales en vigor, para hacer frente a la crisis. En 18 meses necesitaremos ese talento. Eso ya era mejorable antes de la crisis, era una asignatura pendiente del sector. Hay que mimar el talento porque es necesario para la recuperación", apostilló

La tabla de salvación: el turismo doméstico

Ambos expertos coincidieron en eso, será necesario poner el foco en el mercado doméstico en los primeros momentos de recuperación.

"En una primera fase sin duda, la orientación tiene que ser a un turismo nacional como tras la crisis de 2010. Según las entidades financieras la capacidad de ahorro de los españoles está siendo del 40%. Gastamos menos, tendremos dinero para salir de vacaciones", explicó Ozores. También consideró que el segmento de lujo será otro nicho que podrá explotarse desde el inicio de la recuperación.

Para Olivier Bracard, "China nos está enseñando cosas, sus datos muestran que se recuperará aunque haya casos de COVID-19, pero los hoteles están abiertos, la ocupación es ya del 30%... es turismo doméstico, gente con ganas de ocio que tras este tiempo en casa se van de fin de semana". También los destinos rurales tendrán preferencia cuando se vaya levantando el confinamiento, según Bracard.

"Es lo que pasa en China. Baleares y Canarias saldrán más perjudicadas seguramente por la necesidad de conexiones aéreas, pero el turismo doméstico es la gran apuesta en el corto plazo. El WTTC apunta a una recuperación de 18-24 meses para volver a los niveles de 2019 en viajes y empleo, será una recuperación gradual", consideró Bracard

"Será gradual -añadió Ozores-, pero hay un día que tendrás que ir a abrir el hotel, y hay que visualizar ese día. Hay que preparar ese día. ¿Cuándo podría ser? A mediados de mayo podría ser ese día".

Los líderes de la recuperación

También los líderes tendrán que cambiar tras esta crisis. Para Jaime Ozores, será un auténtico "cambio de era".

"El parón en la actividad ha tenido un efecto muy bueno en la sostenibilidad, y en consonancia con eso se exigirá un liderazgo sostenible y un compromiso más social. Seguramente los valores serán más importantes que las competencias. Se tratará de un liderazgo en valores", consideró Ozores.

Según un estudio realizado por su empresa en base a las respuestas de 2.000 directivos del sector, solamente un 15% de las organizaciones del sector tiene directivos que confían en las estrategias de disrupción. Un 24% de los encuestados se mostró preocupado por la gestión de crisis que estaban llevando a cabo las organizaciones. Y esas respuestas se recogieron en febrero y marzo. La conclusión es que, en palabras de Ozores, "las compañías no tienen confianza en su propia capacidad de adaptación, gestión del cambio, liderazgo y de trabajar ciertas competencias que hasta ahora habían funcionado aunque ahora van a cambiar".

Según los directivos consultados, las palancas principales de ese cambio son: los avances tecnológicos; el cambio de expectativas del cliente; los nuevos modelos de negocio, los nuevos modelos competitivos y colaborativos y el cambio de expectativas e los empleados.

Las principales brechas para esa nueva época que se avecina serían: la capacidad de visión de negocio y la resistencia al cambio.

Este es el vídeo completo del webinar convocado por HTSI:

Webinar HTSI sobre el día después de la crisis del coronavirus

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.