Diario 5904 26.05.2020 | 15:33
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Encuesta de IATA

Confianza, un factor crucial para la recuperación de la operativa aérea

Muchos pasajeros esperarán seis meses antes de volar 24 abril, 2020

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha instado a los gobiernos a que trabajen con la industria en medidas que refuercen la confianza de los ciudadanos para contribuir a la recuperación de una demanda de viajes aéreos que ya se anticipa que será lenta. Según una encuesta realizada por la organización, aunque la mayoría (61%) estaría dispuesta a esperar no más de un mes o dos para volver a tomar un vuelo, la COVID-19 ha asustado lo suficiente a una minoría significativa como para querer esperar más de seis meses antes de volver a subir a un avión. Paralelamente, el 69% podría retrasar los viajes hasta que su situación financiera se estabilice.

Alexandre de Juniac, consejero delegado de IATA, ha destacado que "la confianza de los pasajeros sufrirá un doble golpe incluso después de la contención de la pandemia, dado el impacto de la inminente recesión sobre su situación financiera sumado a la preocupación constante por la seguridad de los viajes. Gobiernos e industria deben actuar con rapidez y de forma coordinada para buscar soluciones que fomenten la confianza".

Una encuesta realizada por IATA a viajeros recientes señala que:

  • El 60% esperará de uno a dos meses para viajar después de la contención de la pandemia por COVID-19, frente a un 40% que podría esperar hasta los seis meses o incluso más.
  • El 69% podría retrasar los viajes hasta que su situación financiera se estabilice.

Esquema de consenso

IATA señala que el comportamiento del mercado doméstico es un indicador crítico. Parece haber un consenso en que los vuelos nacionales lideren la recuperación de los viajes aéreos tras la pandemia, seguidos por los viajes regionales y, por último, los intercontinentales, a medida que los gobiernos van eliminando de manera gradual las restricciones.

“En algunas economías, los gobiernos se están planteando levantar las restricciones más severas de distanciamiento social tras el curso de desaceleración de la propagación del COVID-19 en estos países. No obstante, parece improbable un repunte inmediato de la caída tan vertiginosa que ha experimentado la demanda de pasajeros. La gente todavía quiere viajar, pero nos dicen que quieren información clara sobre la situación económica y que es probable que esperen unos meses tras el "vía libre" antes de regresar a los cielos. A medida que los países levantan las restricciones, las medidas para fortalecer la confianza serán críticas para reiniciar los viajes y estimular las economías”, dijo De Juniac.

Esta semana, IATA está llevando a cabo cumbres regionales con gobiernos y socios de la industria para comenzar a planificar el reinicio de la industria del transporte aéreo. “El negocio de pasajeros lo interrumpieron los gobiernos de forma unilateral para detener la propagación del virus. Sin embargo, el reinicio de la industria debe construirse en un marco de confianza y colaboración. Debemos comenzar a construir un marco común que brinde a las personas la confianza que necesitan para volver a viajar. Y, por supuesto, deberá estar respaldado por medidas de estímulo económico para combatir el impacto de una recesión”, dijo de Juniac.

Casos China y Australia

De Juniac agrega que la prudencia que muestran los encuestados para volver a viajar se observa ya en los mercados nacionales de China y Australia, donde están saliendo de la crisis al presentar nuevas tasas de infección por coronavirus están rozando niveles muy bajos.

En China, donde varias de sus aerolíneas reiniciaron rutas domésticas, la demanda nacional ha comenzado a recuperarse, después de caer a un solo dígito. A pesar del repunte temprano desde mediados de febrero hasta la primera semana de marzo, el número de vuelos nacionales se estabilizó en poco más del 40% respecto a niveles anteriores a la COVID-19. Con unos factores de ocupación bajos, se espera que la demanda real sea significativamente más débil. China representa alrededor del 24% del mercado doméstico.

En Australia, la demanda doméstica ha seguido una tendencia negativa incluso tras la caída de la tasa de nuevas infecciones a niveles de un solo dígito, lo que ha adelantado la reactivación del mercado doméstico chino. De hecho, todavía no hay signos de recuperación: el total de vuelos domésticos representa un 10% de los niveles anteriores a la COVID-19, aun cuando los niveles de las nuevas infecciones se acercan a cero. El sector de los viajes domésticos alcanza en Australia una cuota de mercado de apenas el 3%.

Medidas de alivio

Además de las medidas para reforzar la confianza, urgen también medidas de alivio financiero para hacer frente a una recuperación que será lenta. La IATA estima que la crisis actual pone en riesgo cerca de 25 millones de empleos directos e indirectos de la aviación, incluidos los del sector turístico. Se espera que los ingresos por pasajeros se desplomen 314.000 millones de dólares por debajo de los resultados de 2019 (-55%), y las reservas de liquidez, en unos 61.000 millones de dólares solo en el segundo trimestre, tras el desplome de la demanda en un 80% o más.

Algunas medidas de alivio que se han tomado durante la última semana:

  • Colombia ha reducido aún más las tasas de billetes, combustible de aviación y turísticas a su actual y extenso paquete de medidas de alivio.
  • Hong Kong ha destinado otros 2.000 millones HKD, que incluyen la compra anticipada de 500.000 billetes de avión a las aerolíneas del país para inyectar liquidez.
  • Senegal ha anunciado que destinará 128 millones de dólares para el sector del turismo y del transporte aéreo.
  • Seychelles ha retirado las tasas de aterrizaje y estacionamiento desde abril a diciembre de 2020.
  • Los 41 Estados de Eurocontrol y sus proveedores de servicios de navegación aérea (ANSP, por sus siglas en inglés) han aplazado el cobro de 1.100 millones de euros en concepto de tasas de servicios de navegación aérea correspondientes a los meses de febrero a mayo hasta noviembre y todo 2021. La semana pasada, 13 Estados y ANSP más han aplazado el cobro de las tasas de terminal, en total más de 190 millones de euros para el mismo periodo (ver: Aplazan el cobro de tasas de control aéreo en Europa a causa de la COVID-19).

“La declaración de concurso de acreedores de Virgin Australia nos muestra que esta es una amenaza real. Los gobiernos necesitarán aerolíneas con capacidad financiera para dirigir la recuperación económica. Muchas de ellas no estarán listas si no tienen liquidez. Crece el número de gobiernos que reconocen la necesidad urgente de poner en marcha medidas de alivio. Pero la crisis también se está agravando. Queremos mostrar nuestra gratitud a los gobiernos que se han comprometido a proporcionar a la industria un salvavidas, y esperamos una implementación rápida de estas ayudas”, dijo De Juniac.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.