Diario 5941 08.07.2020 | 11:00
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Jornadas In Sync, organizadas por los promotores de IHIF

Los hoteles europeos, atentos a la reapertura previa de otras regiones

Serán los últimos en reabrir pero juegan con esa ventaja 28 mayo, 2020
  • La ansiada demanda de recuperación experimenta el “efecto kétchup”, que ejemplifica una gran demanda lista para salir de la botella
  • La recuperación será más sana en los mercados con una sólida demanda doméstica y menor dependencia del turismo internacional
  • Los países que históricamente han sido emisores de turistas internacionales necesitan trabajar para convertirse en receptores

Los hoteles europeos serán los últimos en recuperar su actividad, pero también tiene su ventaja, según ha reconocido Cody Bradshaw, responsable de Hoteles Internacionales de Starwood Capital Group, en su intervención en las jornadas online In Sync organizadas por los promotores de la feria de inversión hotelera IHIF, Questex Hospitality. De este modo “podrán aprender de la experiencia previa de otros países como China, donde nuestros establecimientos ya han retomado su actividad, o Estados Unidos, donde están preparando su reapertura para entre 30 y 60 días”.

Los hoteles europeos de este modo podrán observar, según ha subrayado Bradshaw, “cómo ejecutar una operativa viable con una ocupación seriamente reducida. Algunos de los cambios serán sostenibles en términos de rentabilidad y de relaciones laborales y con el medioambiente”.

Y es que, según ha confirmado el director de STR, Robin Rossmann, “hemos tocado fondo. El único camino es hacia arriba y tengo plena confianza en que el turismo se recuperará y superará los niveles de antes”. Prueba de ello es cómo los hoteles en China han alcanzado ocupaciones próximas al 100% en el puente de mayo, empezando también a recuperarse el turismo de negocios, con una ocupación media entre semana en niveles del 40%-50%.

Adam Sacks, fundador y presidente de Tourism Economics, durante su presentación en In Sync.

Las reservas contabilizadas por STR para julio y agosto sin embargo rondan el 30%, muy por debajo de las cifras del año pasado, también para los meses entre septiembre y noviembre. En este sentido Rossmann ha definido la ansiada demanda de recuperación como el “efecto kétchup”, imagen de una gran demanda lista para salir de la botella.

Mercados de más rápida recuperación

Para Rossmann la recuperación será más sana en los mercados con una sólida demanda doméstica y menor dependencia del turismo internacional, que no se recuperará completamente hasta 2022.

No en vano esta crisis, como ha destacado Amal del Monaco, responsable de especialistas del sector en AXA IM Real Assets, “es totalmente diferente a otras por su causa, pero la recuperación a corto plazo será similar a la anterior, de manera que el segmento económico será el que más rápido vuelva a los niveles previos”.

Ha coincidido así con Anders Nissen, CEO de Pandox, quien ha señalado que serán “los establecimientos con una demanda eminentemente doméstica que pueda llegar a ellos en coche o tren los primeros en conseguir ocupación e ingresos”.

Staycations como tabla de salvación

Ante este panorama destinos y empresas se están centrando en potenciar las staycations entre su demanda interna ya que, según ha incidido Girish Jhunjhnuwala, fundador y CEO de Ovolo Hotels, “están llamadas a desempeñar un papel fundamental. Los países que tengan un mercado doméstico potente como China o Australia tendrán un fuerte impacto en su economía”.

Es el caso también de Estados Unidos y de países europeos liderados por Alemania, pero también Francia, Italia y España, como ha citado Adam Sacks, fundador y presidente de Tourism Economics. Por tanto, ha añadido, “los países que históricamente han sido emisores de turistas internacionales necesitan trabajar para convertirse en receptores”.

España, entre los países europeos que en la era pos-Covid se va a beneficiar de contar con un mercado doméstico potente.

Y es que los destinos con una demanda local más débil lo tienen más difícil, al menos hasta que reabran las fronteras. Es el caso de Singapur que, según ha explicado Alan Tang, CEO de Far East Orchard, “no tiene una demanda local lo suficientemente fuerte como para sostener a su industria hotelera. Aún así estamos creando experiencias para proponer a los residentes locales visitas a lugares que ni siquiera conocían, pero la mayoría ya está mirando destinos fuera aunque al menos hasta mediados de julio no pueda salir del país”.

El turismo regional, como ha indicado Tang, “se recuperará más rápidamente pero el calendario vendrá definido al principio más por la política que por la economía. Precisamente por la política de los países y las empresas el turismo de negocios y el de grupos será el que más tarde en recuperarse. La caída del turismo internacional no se recuperará hasta 2021 y el regreso a los niveles turísticos “normales” responderá a un esfuerzo multianual y no se producirá hasta 2023. La nueva normalidad, por tanto, será temporal”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.