Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Deberá cumplir objetivos medioambientales por el rescate del Gobierno francés

Air France KLM, ¿cambiará aviones por trenes en rutas domésticas?

31 mayo, 2020

Con el objetivo de reducir su huella ambiental, Air France-KLM está considerando introducir trenes en lugar de aviones en rutas de corto radio en toda Europa; un cambio anunciado en su junta de accionistas esta semana en París. La decisión obedece a que el Ejecutivo francés, que le ha concedido un crédito garantizado por el Estado de 7.000 millones de euros para poder afrontar la crisis, le puso una serie de condiciones, entre las cuales figura el recorte en un 50% de las emisiones de CO2 para 2024 en sus operaciones domésticas en Francia con respecto a 2019. Pero no es la única razón.

"La capacidad será reducida en un 40% entre ahora y 2021, con la pérdida de algunos destinos", dijo el CEO Benjamin Smith. El gobierno francés ha hecho que cualquier rescate dependa de mejoras en la rentabilidad de la aerolínea y una reducción en sus emisiones de carbono, que se han convertido en un objetivo clave de los defensores del medio ambiente.

La red doméstica de Air France ha estado operando con pérdidas durante algunos años, ante la feroz competencia low cost en ese mercado –el año pasado registró una pérdida de 200 millones de euros-, según datos del portal SimpleFlying, por lo que una revisión no es una sorpresa, más aún después de la crisis sin precedentes generada por la pandemia del coronavirus.

De hecho, Air France-KLM no será la única operadora que tendrá que adaptar sus estrategias y modelo de negocio en los próximos meses a la nueva realidad del mercado, una vez pase la pandemia en las actuales dimensiones.

Aplastada por los trenes

La aerolínea ya ofrece servicios intermodales de la operadora ferroviaria nacional de Francia para que los pasajeros puedan usar millas aéreas en los viajes en tren de alta velocidad TGV. De hecho, ofrecen viajes aéreos, en tren y autobús. Air France conecta una larga lista de ciudades con sus hubs principales en París Charles De Gaulle y París Orly como Avignon TGV, Le Man, Lille Europe, Lyon Part-Dieu, Nantes, Nimes y Estrasburgo.

El anuncio de Air France-KLM se produce solo un año después de que confirmó que consideraba que los trenes rápidos TGV eran su competidor más destacado en las rutas nacionales en Francia. Según The Brussels Times, la aerolínea dijo que estaba buscando adaptar sus ofertas de corto alcance para hacerlas más competitivas a través de una inversión en infraestructura ferroviaria. Air France afirmó que, por la falta de impuestos y tasas aeroportuarias, los trenes ofrecen opciones de bajo coste a los pasajeros, contra los cuales no podía competir.

En tal sentido, los trenes TGV, considerablemente más ecológicos que los vuelos de corto radio, suponen así para los pasajeros beneficios económicos y ambientales, adicional a que los trenes de alta velocidad arriban directamente a algún punto de las ciudades y ahorran a los pasajeros el oneroso proceso de llegar al aeropuerto, hacer las colas del check-in o del abordaje, salir del aeropuerto y tomar un taxi.

De hecho, parte de las condiciones del préstamo es que Air France no opere en las rutas en las que los servicios de TGV ofrezcan un viaje de menos de 2,5 horas, o si el servicio no contribuye a un aumento del tráfico en su hub de París Charles de Gaulle. Esto significa que podrían desaparecer de su programa los vuelos diarios desde ciudades como Burdeos, Lyon o Nantes a Orly, el otro aeropuerto principal de París, que ha estado cerrado desde que los vuelos nacionales se detuvieron durante el bloqueo del coronavirus. Aún podría operar estas rutas como parte de los vuelos de conexión a otros destinos.

Otras condiciones incluyen el uso de aviones más amigables con el medio ambiente y deberán cambiar a un combustible más ecológico para ayudar a reducir las emisiones.

KLM, mientras tanto, todavía está negociando con el gobierno neerlandés. Se ha señalado la cifra de 4.000 millones de euros de rescate, aunque podría bajar a 2.000 millones con condiciones.

El grupo franco holandés está a la espera de ideas más claras sobre el futuro inmediato del sector de la aviación, en el que prevé la baja de varias aerolíneas y oportunidades para las supervivientes, y de una definición sobre las condiciones de los préstamos, para tomar decisiones sobre su estrategia definitiva.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.