Diario 5945 13.07.2020 | 11:39
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista

Las agencias de viajes de larga distancia, hacia la nueva normalidad

Un grupo de 32 agencias especializadas en producto propio han creado el colectivo #locosporviajar para defender sus intereses 11 junio, 2020
  • "Nuestros clientes comienzan de nuevo a llamar: quieren saber a qué destinos van a poder viajar y testar nuestra opinión"
  • "Estamos avanzando en la venta de un producto nacional que hemos mejorado, ampliado y adaptado a la nueva normalidad"
  • Mensaje a los proveedores: "Un cartel en la puerta del establecimiento diciendo COVID free no será suficiente"

Un grupo de 32 agencias de viajes de España especializadas en producto propio de media y larga distancia, que suman cerca de 600 empleados, han creado el colectivo #locosporviajar para defender sus intereses en la compleja situación actual provocada por la crisis del coronavirus. Hemos charlado con uno de sus portavoces, José Antonio Masiá.

¿Cuántas agencias de viajes forman parte del grupo Locos por Viajar?

En estos momentos, 32 agencias de viajes, localizadas en Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Andalucía, País Vasco… Entre todas sumamos cerca de 600 empleados. Nos hemos tenido que acoger a ERTES y prácticamente casi todas las oficinas están cerradas, aunque algunas han empezado a abrir.

¿Cuándo prevén abrir todas, o la mayoría?

Hacia el mes de julio, teniendo en cuenta que no se prevé una importante, ni tan siquiera significativa, demanda…

Imagino que, a pesar de haber tenido las oficinas a pie de calle cerradas desde mediados de marzo, de puertas adentro habrán continuado trabajando muchos de ustedes…

Sí. El cien por cien hemos seguido atendiendo al público, resolviendo problemas, dando seguridad a la gente que tenía depósitos y atendiendo cierta demanda.

¿Y cómo ha cambiado la situación en los últimos días?

Nuestros clientes comienzan de nuevo a llamar. Quieren saber a qué destinos van a poder viajar y testar nuestra opinión sobre cómo va a ir funcionando todo esto. Nuestras agencias tienen un producto propio, por lo que tenemos una relación muy directa con el cliente, muy fidelizado, para el que somos su agencia de referencia. Y te preguntan por ejemplo si sigues trabajando con aquel receptivo del Nepal.

¿Cuál ha sido la reacción de ese cliente fidelizado, cuando la agencia le ha comunicado que su viaje era cancelado y en lugar de devolverle el importe le han ofrecido bonos?

En general, es gente que comprende perfectamente la situación y se ponen en nuestra piel. Entienden que una gran parte de ese dinero que ellos pagaron está ahora empleado en billetes de avión y que las compañías no están devolviendo el importe, o está depositado en países extranjeros dónde estamos teniendo problemas, etc. Nosotros lo que hacemos es mantener la gestión, garantizamos a los clientes que ese dinero invertido en el viaje está ahí seguro y que no va a haber ningún problema. En general la gente ha sido comprensiva y solidaria con nosotros, entendiendo la problemática del sector.

¿Están vendiendo ahora viajes al extranjero?

Ahora mismo la situación es de tremenda indefinición. Hay destinos que sí están clarificando la situación. Por ejemplo, Tanzania está abriendo fronteras y sabemos que las autoridades van a pedir al viajero un test de coronavirus que se haya realizado cuatro días antes de la salida. Lo mismo está pasando en Islandia. Y luego hay una serie de países en Europa que están reabriendo fronteras al turismo como Eslovenia y Eslovaquia. Pero en todo caso vamos a depender mucho de que las compañías aéreas puedan garantizar el transporte. En general está todo muy parado, lo que dificulta las ventas.

No obstante, estamos manteniendo operativas contratadas desde el año pasado o desde enero y febrero. Por ejemplo, gente que se quiere ir al Kilimanjaro y es posible que lo puedan hacer incluso en el mes de agosto, si se abren fronteras y las compañías aéreas reanudan vuelos.

Si es tan complicado ahora vender viajes al extranjero ¿qué alternativas están proponiendo a sus clientes para este verano?

Estamos avanzando en la venta de un producto nacional que hemos mejorado, ampliado y adaptado a la nueva normalidad. Es decir, con garantías de seguridad, distanciamiento, alojamientos que siguen los protocolos sanitarios, etc.

José Antonio Masiá, que dirige la agencia de viajes Trekking y Aventura, es portavoz del colectivo Locos por Viajar, un grupo formado por 32 agencias de viajes de España especializadas en producto propio de media y larga distancia. Forman parte de este colectivo las empresas Altaïr Viajes, Alventus Años Luz, Ámbar Viajes, Azul Marino Viajes, Club Marco Polo, Ètnix Travel Design, Èxode, Insòlit, Kananga, Kareba Viatges, Kipplin Viatges, Rift Valley Expeditions, Rutas 10, Somni Viatges, Tarannà, Tarawa Travel, Temps d’oci, Terres Llunyanes, Topsailingcharter, Trekking y Aventura, Tuareg, Viatges Independents i trekkings, Xavi Fernández Viajes, XL Viatges

"La realidad es que donde antes iban 10 personas en una furgoneta ahora van a tener que ir 5 ó 6. Y esto probablemente significará que habrá que retocar precios de algunos destinos"

Por tanto, aunque ustedes son agencias de viajes especializadas en media y larga distancia ¿de algún modo sí ha sido posible redirigir sus clientes a destinos cercanos?

Sí. A los clientes les hemos explicado que a lo mejor este año no podrán ir de trekking de aventura al Pakistán como era su ilusión, pero les estamos proponiendo por ejemplo ir al Pirineo a subir esas montañas que han ido postergando con el tiempo, en aras de proyectos más ambiciosos. Y hemos dicho a esos clientes: “Huye de las zonas más masificadas, vete a buscar esos valles más desconocidos y menos explorados donde te vas a encontrar menos gente, pero aprovecha para disfrutar de unas vacaciones en toda regla, que la aventura y el disfrutar lo puedes tener en Pakistán y a 400 km de tu casa”. O sea que la demanda no es el problema.

En suma, la demanda está ahí pero el problema es principalmente salir al extranjero…

Sí. Mucha gente nos está preguntando, y esto es recurrente entre todas las agencias de nuestro colectivo, “dónde puedo ir”. Por supuesto, hay una crisis económica que ya está en ciernes, pero también tenemos muchos clientes que no están sufriendo esta recesión, porque tienen posiciones y puestos que les permiten mantener su nivel adquisitivo. Es gente que mantiene el interés por viajar.

Y ello a pesar de las restricciones e incomodidades que impondrá la nueva normalidad, como tener que ir con mascarilla en el avión, el distanciamiento social…

Está claro que esto ha venido de momento para quedarse. Creo que todos somos conscientes y por eso las agencias de viajes estamos trabajando en la línea de adaptar todo nuestro producto a una realidad. Y la realidad es que donde antes iban 10 personas en una furgoneta ahora van a tener que ir 5 ó 6. Y esto probablemente significará que habrá que retocar precios de algunos destinos, porque el tipo de servicio que será necesario dar tendrá unas características diferentes respecto a lo que tenía antes. Por ejemplo, a dos personas que viajan en un mismo grupo, pero no se conozcan de nada, ya no le podrás ofrecer una habitación para compartir. Esto probablemente repercutirá en un incremento de precios que el cliente tiene que contemplar. Creo que el turismo a partir de esta pandemia requiere una reflexión, porque va a haber cambios profundos en muchos modelos .

¿Qué reclaman como colectivo de agencias de viajes a las administraciones?

En primer lugar, les pedimos el mantenimiento de los ERTE más allá del final del período de emergencia, sobre todo pensando que nosotros vamos a tardar todavía muchos meses en poder recuperar nuestro nivel de trabajo. Y sobre todo porque dependemos de gobiernos, compañías aéreas y legislaciones extracomunitarias en muchos casos.

En segundo lugar, reclamamos que se presione a la Unión Europea para que haya realmente una línea clara en cuanto a los viajes. Ojo, no pedimos que se abran fronteras a lo loco, sino que podamos tener certezas, corredores aéreos y una vuelta escalonada a la normalidad, entendiendo que esta situación es muy complicada y que la tensión a la que se están sometiendo las administraciones es extrema. Pero en suma lo que pedimos es mayor claridad.

Luego habrá detalles, como por ejemplo si será necesario someterse a test de coronavirus previos o posteriores al viaje. Toda esa información, toda la seguridad que podamos transmitir a los clientes, es lo que fomentará el regreso de los viajes.

Photo by Te lensFix from Pexels

"Mi opinión personal es que el pasaporte sanitario significaría una estigmatización de mucha gente y sería un documento que caducaría en un plazo cortísimo de tiempo"

¿Qué opina usted sobre los pasaportes sanitarios?

De momento, las agencias de viajes no tenemos ningún tipo de notificación oficial sobre cómo funcionarían. Lo único que sabemos es que algunos países exigirán test previos para viajar allí, hechos cuatro días antes del viaje en el país de origen. Mi opinión personal es que el pasaporte sanitario significaría una estigmatización de mucha gente, me parece un tema complejo. Creo que la seguridad ira más a los tests rápidos, en que las compañías aéreas antes de embarcar garanticen que no entra nadie contagiado. Me parece que va a ir más por aquí, por los tests rápidos antes de subir a un avión, que en tener un pasaporte sanitario, un documento que además caducará en un plazo cortísimo de tiempo.

A los destinos, hoteles, receptivos y proveedores en general ¿qué les piden como agencias de viajes especializadas?

Creo que todo el sector turístico está reaccionando a nivel global, adaptándose a la nueva situación y asumiendo unos protocolos más o menos exigentes. Pero nosotros marcaremos las exigencias en relación con las normas que tengamos en España en cuestiones de distancias, limpieza, uso de alojamientos certificados… Deberemos tener la seguridad de que se cumplen esos protocolos sanitarios, no solo que tengan un cartel en la puerta diciendo “COVID free”.

En todo caso hay que adaptarse y probablemente determinadas cosas que funcionaban en el turismo no van a volver a repetirse. No es el caso de nuestras agencias, pero creo que grupos de 50 personas no se van a volver a ver. En los autocares donde eran 50 ahora podrán ir 20. Cambiarán absolutamente las normas de muchas cosas y en todo eso también estamos trabajando como colectivo y trasladándolo a nuestros proveedores, que son muy conscientes que hay que trabajar en esa línea.

Avatar redactor Xavier Canalis Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.