Diario 5945 14.07.2020 | 00:16
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El ITH celebra su primer Innovation Summit virtual

El turismo español hace valer sus fortalezas ante la crisis

El sector ha perdido 5.000 M € por semana en estos meses de confinamiento 11 junio, 2020
  • El sector hotelero ya tiene de por sí unos estándares de higiene muy altos, a los que se ha sumado la experiencia como hoteles medicalizados
  • La crisis ha servido para fomentar la inversión en aspectos técnicos que serán muy valorados por el cliente de futuro y claves para competir
  • Expedia aprecia comportamientos positivos en emisores que pueden viajar a España en coche, como Francia, el norte de Italia y Portugal

El turismo español en estos meses de confinamiento ha perdido 5.000 millones de euros por semana, según ha reconocido el presidente del ITH (Instituto Tecnológico Hotelero), Joan Molas, quien ha estimado en 55.000 millones las pérdidas a 30 de junio, como ya avanzó HOSTELTUR noticias de turismo en Molas dibuja tres escenarios que van de los 25 a los 90.000 millones de euros de pérdidas. A pesar de ello, y ante la nueva etapa que abre la desescalada, el sector turístico, y en concreto el hotelero, hacen valer sus fortalezas, como ha quedado constancia en el ITH Innovation Summit virtual celebrado este miércoles.

La industria hotelera cuenta con grandes ventajas para afrontar este nuevo periodo de incertidumbre, según ha destacado Juan Serra, director general de Ayre Hoteles-Only You, ya que “es un sector ya de por sí con unos estándares de higiene muy altos, a los que ahora hemos añadido las medidas más exhaustivas reunidas por el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) como base, en las que las cadenas hemos profundizado con nuestros propios protocolos”.

A ello se ha sumado la experiencia de los hoteles medicalizados para acoger pacientes leves y también los acondicionados para albergar a sanitarios y otros profesionales esenciales, que cadenas como Palladium Hotel Group, Room Mate Hotels e Ilunion Hotels, entre otras, han puesto a disposición de las autoridades.

En palabras de Víctor Fernández, CEO de Room Mate Group, “los 13 hoteles que hemos cedido en España, otros países de Europa y Estados Unidos nos han enseñado mucho, ya que en estos dos meses nos han servido como banco de pruebas para testar los protocolos sanitarios y la formación de los equipos”.

De izq. a dcha. y de arriba a abajo, Joan Molas, presidente del ITH; Juan Serra, director general de Ayre Hoteles-Only You; Víctor Fernández, CEO de Room Mate Group; Fernando Ramiro, responsable de Expedia para el mercado español; y Fernando Corral, CEO de Fruela Hoteles y vicepresidente de Otea.

La crisis también ha servido, como ha explicado Fernando Corral, CEO de Fruela Hoteles y vicepresidente de Otea, Hostelería y Turismo de Asturias, para “fomentar la inversión en aspectos técnicos que van a ser muy valorados por el cliente del futuro y claves para competir, como los protocolos de seguridad; además de estrechar la colaboración con la industria tecnológica para implementar la innovación en nuestra operativa”.

Ventajas competitivas de España

España también debe potenciar sus ventajas competitivas como destino, según ha subrayado Fernando Ramiro, director de Gestión del mercado España del Grupo Expedia, ya que “sigue estando entre los países más buscados en nuestra plataforma, incluso en los peores momentos de la crisis”.

Está claro que el mercado doméstico será el primero en reactivarse, “con incrementos en las búsquedas de un 40% semana tras semana”, pero también se aprecian comportamientos positivos en “emisores que pueden viajar a España en coche ante las restricciones que se mantienen en el transporte aéreo, como Francia, el norte de Italia y Portugal”.

Las búsquedas, añade Ramiro, “también aumentan en el mercado británico, que sigue siendo muy fiel, pero al alemán le está costando más moverse y el estadounidense está actuando como siempre a pesar de las circunstancias internas”.

“Va a ser un verano atípico, por no decir tremendamente extraño”, según ha afirmado Fernando Ramiro, responsable del Grupo Expedia para el mercado español

El año va a ser duro, como ha reconocido Serra, “porque el daño ya está hecho, pero tenemos que intentar que las pérdidas sean las menores posibles para poder salir cuanto antes del bache”. Para ello cuentan con una demanda ávida de “salir y socializar, respetando siempre todas las medidas. Si sanitariamente no tenemos otro susto, un rebrote grave que sería devastador, sino pequeños brotes, en turismo pasará lo mismo que cuando abrieron las terrazas”. A ello se suma el ahorro que para muchos españoles ha supuesto el confinamiento, según ha señalado Víctor Fernández.

Cambios en el ecosistema del turismo nacional

Todos los destinos españoles depositan sus esperanzas en el turismo nacional, aunque se perciben cambios de tendencia en su comportamiento, como ha indicado Ramiro, en favor de “nuevos destinos, con lo que supone para la diversificación de plazas y la democratización del territorio nacional”.

En este sentido, en destinos como Asturias donde, según ha admitido Corral, “somos excesivamente dependientes del mercado nacional, que representa un 85% de las llegadas, estamos expectantes a ver cómo se comporta este verano, por un posible desvío de esos turistas a destinos más tradicionales de sol y playa ante el descenso de la demanda internacional”.

Hay esperanza para el MICE y business travel

Lo que está claro es que el verano está perdido para el MICE (reuniones, incentivos, congresos y eventos, por sus siglas en inglés) y el turismo de negocios, como apuntan los expertos. Sin embargo Víctor Fernández se ha mostrado “optimista de cara al otoño porque de septiembre a diciembre hay muchos eventos importantes previstos, tanto públicos como privados, y otros muchos que se iban a celebrar en primavera y se han pospuesto a esa época del año”.

Fernández considera que “muchos de ellos se van a celebrar, aunque sea con aforos más moderados que permitan mantener las distancias, lo que va a reactivar el turismo urbano y de negocios. La tecnología, que tanto nos ha ayudado en estos meses de confinamiento, va a sufrir el efecto péndulo a corto plazo porque la gente no va a querer volver a reunirse en videoconferencia durante un tiempo, por lo que creo que el otoño va a ser mejor en urbano de lo que se piensa, con mucha reserva de última hora”.

Mantener precios

Ante esa demanda de última hora el CEO de Room Mate Group ha pedido a los hoteleros “aguantar precios, mantener la confianza, no tirarlos porque si no vamos a tardar años en poder recuperarlos”. Y más teniendo en cuenta, como ha recordado Molas, que el sector “tendrá que hacer frente a costes más elevados; tendrá que facturar para pagar los préstamos ICO dentro de un año, aunque reiteramos nuestra petición de alargar a dos años el periodo sin amortizarlos”.

Juan Serra, por su parte, ha incidido en que “vender mucho más barato no va a generar mucha más demanda”; mientras que Víctor Fernández aboga por “no volverse locos pero ser razonables con la flexibilidad de márgenes, bajar precios para adaptarnos a la nueva situación de la clientela, pero no para atraer demanda porque son otros criterios los que influyen en su elección de destino, más relacionados con las garantías de seguridad”.

Para Fernando Corral, “la guerra de precios es un gran error de un sector inmaduro, en el que no creo que caigamos porque las cosas valen lo que valen”

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.