Diario 5967 07.08.2020 | 18:32
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Uso obligatorio de mascarilla en Baleares

Playas, paseos marítimos y piscinas, sin mascarilla y manteniendo distancia

Sin mascarilla en la mesa del restaurante, pero sí en la barra y el taxi 14 julio, 2020

Desde este lunes es obligado el uso de mascarilla en Baleares, sobre todo cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros con otras personas que no sean convivientes. El decreto publicado por el Govern balear establece algunas excepciones y cambios a la normativa vigente hasta ahora para la "nueva normalidad".

¿Dónde no hace falta ponerse mascarilla?

En los espacios naturales al aire libre fuera de núcleos de población

En las playas

En los paseos marítimos

En las piscinas

En todos estos casos siempre que la afluencia de personas permita mantener la distancia de seguridad 1,5 metros y no haya aglomeraciones de personas. Si se trata de espacios muy concurridos, el uso de la mascarilla sí será obligatorio.

"Los paseos al lado de la costa, son lugares ventilados y, si se puede mantener la distancia, no es necesario el uso de mascarilla por parte de nadie", ha explicado la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez

En los centros de trabajo tampoco será obligatorio el uso de mascarilla si se puede garantizar la distancia interpersonal de 1,5 metros entre los trabajadores.

Igualmente, son excepciones: la práctica del deporte, tocar instrumentos de viento y situaciones de consumo de alimentos y bebidas. Aunque la consellera ha hecho una distinción respecto a las barras de bar, donde sí deberá utilizarse al ser el espacio personal más limitado y dificultar la distancia de seguridad.

También los menores de 16 años quedan exentos del uso obligatorio de mascarilla cuando estén participando en actividades habituales con su grupo de convivencia estable de ocio infantil y juvenil, como sería el caso de escuelas de verano o campamentos.

Estar sentado a una mesa de restaurante consumiendo comidas o bebidas exime de llevar mascarilla en Baleares. Foto: Diario de Mallorca.

¿Por qué ahora es obligatoria la mascarilla?

Patricia Gómez ha justificado la imposición de la mascarilla en Baleares en el contexto de "recuperación de la vida social, turística y económica" y teniendo en cuenta "el incremento de casos a nivel nacional e internacional" y ha dicho que se adopta "como una medida más de prevención y seguridad" y aunque "los datos de Baleares son más que buenos" en relación con la pandemia.

Ha asegurado que la mascarilla "ha demostrado ser muy efectiva como instrumento que frena la propagación del virus" y ha citado un estudio un estudio según el cual, en países donde se ha adoptado el uso de mascarilla obligatorio, las tasas de mortalidad son cien veces inferiores a lo que se esperaba, como en Tailandia, Vietnam, Japón y Eslovaquia.

Según la consellera, en Lombardía (en Italia) y en destinos turísticos competidores como Turquía, también es obligatorio el uso de la mascarilla, y en el caso de Turquía también en las playas.

Proteger el turista y al residente

Gómez ha insistido en que la situación epidemiológica en Baleares es muy buena, lo que ha permitido reactivar la industria turística, pero implica la llegada de visitantes "a veces de territorios con una incidencia superior" de la enfermedad a la existente en las islas.

"Pensamos que el uso de la mascarilla contribuye a una situación de equilibrio que puede proteger tanto a los que nos visitan como a los residentes, a la vez permite que se dé una actividad turística, imprescindible para la reactivación económica en nuestra comunidad autónoma", ha justificado Gómez

Otras modificaciones de la normativa

La resolución del Govern modifica además el aforo en reuniones familiares y sociales particulares, porque se ha detectado que se están produciendo contagios en ellas, restringiéndolo a 30 personas en entornos cerrados y 70 al aire libre. La limitación no afecta a los convivientes.

La asesora en el confinamiento Margalida Frontera ha explicado la razón de esta restricción: "Pensamos que si hay un contagio, ayudará a que pueda ser contenido de forma más fácil"

En cuanto a las bodas, que pueden reunir 250 personas al aire libre y 150 en entornos cerrados, la resolución aclara que solo afecta a celebraciones de tipo oficial.

Otros cambios son, que se elimina el límite de 25 personas en actividades de formación no reglada (en academias) pero implementando uso de mascarilla y con aforo máximo del 75%.

Se aclara que se debe mantener la distancia de seguridad en espectáculos culturales y deportivos, entradas y salidas, y el uso obligatorio de mascarilla, salvo durante el consumo de alimentos.

Además, el Govern amplía el número de participante en ensayos y actuaciones de corales y bandas de música, hasta 30 personas, respetando la distancia y el uso de mascarilla salvo para intérpretes de viento.

Se elimina la restricción de uso de 1 hora en locales de ocio infantil, pero con restricción del 50% de aforo y observación de la higiene de manos y respiratoria en este tipo de locales.

Aumenta al 100% el aforo de taxis y el uso de mascarillas es obligatorio en vehículo público y privado salvo, si todos los ocupantes del vehículo privado son convivientes.

Los locales de juego y apuestas deberán cerrar a las 2 de la madrugada, como los de ocio nocturno.

Patricia Gómez, consellera de Salud y Consumo de Baleares.

Parte del sector, preocupado

La patronal CAEB ha reprochado al Govern que sea más restrictivo incluso que los países de los que vienen la mayoría de turistas que llegan a las islas.

En una entrevista de Efe a la consellera Patricia Gómez, ésta justifica la decisión del Ejecutivo autonómico diciendo que se trata de hacer frente a la relajación existente: "creo sinceramente que los turistas agradecen acudir a un entorno donde saben que, además de tener unos buenos datos epidemiológicos, se están tomando todo tipo de medidas para su seguridad. Hay estudios que demuestran que en los países donde se establece la obligatoriedad de la mascarilla, la mortalidad es cien veces menor. Queremos ser un destino seguro para todo el que nos visita y también para nuestros ciudadanos, que han hecho esfuerzos muy importantes. Hemos visto mucha relajación. En el estudio del uso de mascarillas del Ministerio, Baleares no sale bien parada y un porcentaje elevado de la población no la usa. Nos vemos obligados a tomar esas medidas. Pensamos que, con las excepciones que se han hecho, es un beneficio para todos y seguro que también lo van a valorar así las personas que nos visitan".

A la pregunta de si el Govern ha evaluado el daño que el uso obligatorio de mascarilla puede hacerle al turismo, teniendo en cuenta que la mayoría de los turistas que llegan a Baleares procede de lugares donde no es obligatoria la mascarilla, como Alemania y Reino Unido, la consellera responde que "me preocupa la salud y también mucho la situación económica, el turismo y la recuperación de las actividades. Este gobierno está tomando medidas para poder ofrecer seguridad y apertura y no son decisiones políticas, son absolutamente técnicas y basadas en la evidencia. En el Reino Unido se está planteando la posibilidad de la obligatoriedad en todo el país. Muchos de los turistas que nos visitan están en espacios al aire libre y espacios naturales, donde no es obligado el uso de mascarilla siempre que se pueda mantener la distancia, en playas y en paseos al lado del mar donde tampoco, en terrazas o cafeterías en el momento de consumir... Estamos equilibrando bien las decisiones".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.