Diario 5429 15.11.2018 | 15:58
Hosteltur: Noticias de turismo

Lopesan abrirá en 2004 un nuevo hotel que será réplica de la catedral Agüimes

10 marzo, 2003
El grupo hotelero Lopesan inaugurará en el verano de 2004 en el sur de Gran Canaria un nuevo establecimiento con categoría de cuatro estrellas, cuya arquitectura constituirá una réplica fiel de la catedral del municipio de Agüimes, anunció a Efe el director comercial de la cadena, Delfín Vila.
El grupo hotelero Lopesan inaugurará en el verano de 2004 en el sur de Gran Canaria un nuevo establecimiento con categoría de cuatro estrellas, cuya arquitectura constituirá una réplica fiel de la catedral del municipio de Agüimes, anunció a Efe el director comercial de la cadena, Delfín Vila. El establecimiento, que se ubicará en Meloneras, al sur de Gran Canaria, bajo la denominación de "Villa del Conde", tendrá 560 habitaciones y 1.120 camas, la mitad de las que posee el otro establecimiento de la cadena en esa zona, el Gran Hotel Costa Meloneras. Vila explicó que la idea es instalar en esa zona turística en expansión de Gran Canaria "una réplica de un pueblo de la isla", Agüimes, cuya catedral ha servido de inspiración para su diseño arquitectónico, que tendrá forma de anfiteatro abierto al mar. El recibidor de este hotel asemejará a un templo y el establecimiento contará, como el Costa Meloneras, con un centro SPA de talasoterapia, además de varios restaurantes, anunció Vila a Efe en la jornada inaugural de la Bolsa Internacional de Turismo de Berlín (ITB). En esta feria, considerada como la más importante del mundo, Lopesan e IFA Hoteles promocionan sus productos con un expositor de 50 metros cuadrados presidido por el Faro de Maspalomas, la insignia del grupo. En este espacio se ubica también una alegoría al centro Gran SPA Corallium que posee uno de sus más importantes establecimientos, el Gran Hotel Costa Meloneras, ubicado en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana. En esta edición de la ITB, en la que participa desde hace tres años, el grupo Lopesan-IFA Hoteles pretende atraer nuevos segmentos de clientes, los que optan por un turismo de salud. Además, la cadena pretende mantener su presencia en el mercado canario, en el que poseen 8.000 camas, y en el internacional, en el que IFA Hoteles opera con la titularidad de 24 establecimientos, el último de ellos adquirido hace dos semanas en primera línea de costa en Bulgaria, informó a Efe su director comercial, Francisco Santana. Respecto a los planes de expansión en Canarias, Vila anunció que Lopesan "saltará" a otros mercados distintos al de Gran Canaria, en el que tiene su base, con la compra de un hotel de cuatro estrellas en primera línea de playa en Jandía, Fuerteventura. "Será el primer salto de Lopesan a otra isla", apostilló. Sobre el clima de incertidumbre mundial que preside esta edición de la ITB, Santana afirmó que el proceso de recesión seria que vive la economía alemana "está afectando al principal proveedor de clientes del grupo y hace que las ventas se resientan, por lo que hay que tomar medidas y vender con ofertas -nunca superiores al quince por ciento-". No obstante, prosiguió, el hecho de estar presentes en casi el cien por cien de los países europeos permite que cuando un mercado baja se pueda suplir con otro que suba o se mantenga estable, como es el caso del inglés, debido al diferencial de la libra, el francés, o el holandés, que se caracteriza por su "regularidad". No obstante, el español fue en 2002 el mejor mercado para este grupo, ya que pudo absorber las plazas no ocupadas por el internacional. Sobre los efectos en la actividad turística que está causando el clima prebélico mundial, Vila confirmó "un parón especialmente en el último mes, debido a la avalancha de soldados que ha mandado (el presidente de EEUU, George) Bush, a Irak que es lo que ha creado confusión". En su opinión, estas situaciones obligan "a buscar nuevos operadores turísticos, mercados diferenciados y valores añadidos a los productos que ofertas". Sin embargo, en términos de ocupación, este grupo "puede decir que en general no hay crisis para sus productos hoteleros, como demuestra el hecho de que la facturación fuera en 2002 ligeramente superior al año anterior, que también fue de bastante preocupación", dijo Vila. Sobre la posibilidad de reducir precios para absorber la menor demanda propia de las épocas de crisis, el grupo se decanta por aplicar reducciones no superiores al quince por ciento porque más allá de ese porcentaje la calidad se vería afectada y es un aspecto con el que se ha querido distinguir y al que no renunciará, añadió. "Lo que no hay que hacer es precipitarse a tirar los precios ya porque si realmente hay una acción bélica, la mejor alternativa es mantener la calma porque el turista buscará un destino cercano y de calidad, por la que hay que seguir apostando", aseveró. Por ello, el director comercial de Lopesan confió en que Canarias será una alternativa a la que se dirigirán las reservas para viajar a países de la cuenca del Mediterráneo en caso de que estalle el conflicto de Irak. "Canarias se puede beneficiar del conflicto en ese sentido", dijo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.