Diario 5966 07.08.2020 | 03:42
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Gabriel Escarrer asegura que este año el éxito de las empresa se medirá por su resiliencia

La reducción de costes de Meliá atenúa la caída del 63% de los ingresos

30 julio, 2020
  • Las pérdidas de Meliá ascendieron a 358,6 millones de euros, fuertemente impactados por el cierre de hoteles el último trimestre
  • En el último trimestre, con el 12% de las habitaciones abiertas, los ingresos fueron apenas 26,2 millones de euros
  • A cierre de junio la liquidez de la compañía asciende a 553 millones de euros

La pandemia de coronavirus y la paralización del sector turístico ha provocado que Meliá Hotels International -y el resto de la industria-atraviese el peor semestre de su historia, con una caída del 63,3% en los ingresos. Sin embargo, gracias al Plan de Contingencia implementado, la compañía ha conseguido salvaguardar la liquidez y la viabilidad del negocio a corto plazo. El CEO del grupo, Gabriel Escarrer, ha destacado que este año el éxito de las compañías turísticas se medirá por su resiliencia.

En los primeros seis meses del año las pérdidas del Grupo ascendieron a 358,6 millones de euros, “fuertemente impactadas por los deterioros de valor por 148 millones que la compañía ha llevado a cabo en el último trimestre, sin impacto alguno en la caja ni, por consiguiente, en la liquidez”, han detallado. Sin deterioros, el Resultado Neto se sitúa en -203 millones de euros.

Como consecuencia del cierre progresivo de casi todos los hoteles, a lo largo del mes de marzo, se produjo una caída de los ingresos consolidados de enero a junio del 63,3% (319 Millones de euros), respecto al primer semestre de 2019. En el segundo trimestre se sintió el mayor impacto, ya que con 26,2 millones de euros de ingresos, un 94% menos que en el mismo periodo del año anterior. En el segundo trimestre solo el 12% de las habitaciones de la cadena estuvieron abiertas, pero gracias a la diversificación geográfica nunca tuvieron el 100% de hoteles cerrados.

De acuerdo a lo explicado, esta circunstancia “desvirtúa la comparativa” con el año anterior, señalando un “gap” del -96% en el RevPAR (Ingreso Medio por Habitación Disponible) si se considera todo el portfolio de habitaciones frente al mismo trimestre del año anterior, “gap” que se situaría en -63% en el cómputo de enero a junio.

Como ya anticipábamos en nuestros resultados del pasado mes de mayo, y en línea con el conjunto de la industria turística, el segundo trimestre de 2020 ha sido el peor jamás registrado por nuestra compañía, debido a la paralización del negocio provocada por la pandemia COVID-19”, ha dicho Gabriel Escarrer, agregando que “ante este desafío histórico, nos hemos concentrado en mantener las ‘constantes vitales’ del Grupo a través de nuestro plan de contingencia, y en impulsar al máximo la actividad en esta temporada atípica, mientras nos preparamos para resurgir más fuertes en el entorno post-COVID”.

El Grupo ha destacado que pese a haber estado muy cerca del escenario de “cero ingresos” la flexibilidad en la gestión de costes y el cierre de los hoteles durante el segundo trimestre permitió a la compañía atenuar la caída de ingresos con una reducción de los gastos del 43,3% en el semestre (y un 67 % de abril a junio)

En palabras de Gabriel Escarrer, durante los meses de la crisis “hemos sabido conciliar una intensa vigilancia financiera con las inversiones necesarias para garantizar la seguridad de clientes y empleados, y para seguir avanzando en excelencia operativa y eficiencia”.

Al cierre del mes de junio, la situación de liquidez (tesorería + líneas de crédito no dispuestas) ascienden a 553 millones de euros. El consumo de caja mensual durante los peores meses de la crisis ha sido inferior a 50 millones de euros, han detallado en un comunicado, ya que "se ha limitado la salida de caja a lo estrictamente esencial".

Durante el primer semestre, Melia.com y MeliáPro.com generaron el 48% de las ventas del Grupo, lo cual le permite a la compañía mantener las expectativas de aperturas en España pese a la caída del mercado británico. Desde la reactivación de las ventas en junio, ambos canales generan el 60% de las ventas.

Compromiso con hoteles y empleados

Si bien la situación continúa siendo “extremadamente difícil e incierta”, Meliá Hotels International se planteó abrir tantos hoteles como sea posible a partir de una mínima viabilidad económica, con el objetivo de dinamizar los destinos y “rescatar” a empleados con contratos en suspenso.

Como ha ido informando HOSTELTUR, hasta el momento la cadena ha reabierto 154 hoteles en todo el mundo, 62 de ellos en España y norte de África (Marruecos), y 56 en EMEA, (Alemania, Austria, Italia, Francia, Reino Unido, Portugal, Bulgaria Luxemburgo, Croacia, Montenegro, Emiratos Árabes Unidos y Tanzania. En Asia Pacífico, el Grupo mantiene abiertos y a 20 hoteles, en China, Vietnam, Indonesia, Tailandia, Malasia y Myanmar, y en América, donde la evolución del COVID-19 aún no ha alcanzado su pico, se han abierto ya 13 hoteles, en Estados Unidos, México Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Venezuela . En Cuba son dos los hoteles reabiertos.

Con estas reaperturas el objetivo de la cadena es maximizar el potencial del mercado doméstico en cada país y región, apostando por los hoteles vacacionales, que se recuperan antes que las ciudades, y por el segmento de cliente individual, dado el estancamiento del negocio MICE y la incógnita de los viajes de negocios.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.